Menú
Receta de torrijas saludables
Receta de torrijas saludables
¡QUÉ RICO!

Receta de torrijas saludables

La Semana Santa es una semana de fiestas pero también de excesos por lo que con esta receta de torrijas saludables el éxito está asegurado.

J. Martín

Cuando llega una época del año con fiestas señaladas, seas de donde seas, la costumbre es siempre celebrarlo con un dulce y a veces con dos. Uno de los dulces más típicos de la Semana Santa son las sabrosas torrijas. Da lo mismo si eres o no religioso pero comer torrijas en esta época es casi una obligación. Este dulce está preparado con ingredientes bastante comunes pero lo que importa es que descubramos versiones más saludables y más ligeras. Pero aunque los ingredientes sean más saludables y menos calóricos, la recomendación es comerlo de vez en cuando, no tomarlo a diario porque acabará teniendo el mismo efecto que la receta de torrijas tradicional.

Las torrijas son un dulce típico de la Semana SantaLas torrijas son un dulce típico de la Semana Santa

Hacer una receta más natural y saludable de un dulce siempre nos ayudará a sentirnos mejor y más ligeros, sin renunciar al placer de saborearlo. Además adaptar los típicos dulces o innovarlos para que todos los puedan consumir, por ejemplo, gente a dieta, diabética, intolerante a la lactosa, celiacos, etc. siempre es de agradecer. De esta forma, presentamos dos recetas de torrijas diferentes a las tradicionales, más saludables pero igual de ricas, para degustar esta Semana Santa por todos.

Torrijas saludables, paso a paso

La primera receta tiene una dificultad media y el tiempo que emplearemos será 30 minutos de elaboración y 20 de cocción. Es más ligera y saludable.

Ingredientes

  • 4 Rebanadas de pan integral del día anterior
  • 2 Claras de huevo
  • 100 ml. Leche desnatada
  • 20 g. de ralladura de limón
  • Ralladura de naranja a gusto
  • 50 g. Salvado de avena
  • Canela molida al gusto
  • 20 g. Cacao puro en polvo sin azúcar
  • 20 gr. Edulcorante en polvo apto para horno

Elaboración

Lo primero colocamos en un cazo los 100 ml. de la leche desnatada junto a la ralladura de limón y de la naranja, los 20 gr. de edulcorante en polvo y llevamos a punto de ebullición para que la leche coja el aroma y el sabor de todos los ingredientes. Retiramos la leche del fuego. Cortamos las rebanadas del pan aproximadamente de unos 2 cm. de grosor. A continuación, sumergimos las rebanadas de pan en los 100 ml. de leche desnatada durante unos 5 minutos para que el pan absorba la máxima cantidad de leche posible. Cuando las rebanadas estén bien empapadas las pasamos por las claras de huevo batidas y seguidamente por el salvado de avena que habremos puesto en un plato para facilitar la tarea de rebozar el pan.

Las rebanadas de pan deben estar bien empapadas para que queden más jugosasLas rebanadas de pan deben estar bien empapadas para que queden más jugosas

Pintamos con aceite o antiadherente una placa para horno. Colocamos las torrijas en la placa y espolvoreamos sobre ellas canela y cacao puro en polvo, si nos gusta. Si lo deseamos podemos sustituir el cacao por edulcorante en polvo o poner los tres ingredientes juntos, lo que nos guste más. Horneamos a 200 - 220°C aproximadamente de temperatura durante 20 minutos dándoles la vuelta a mitad de cocción o hasta que las torrijas se encuentren doradas por ambos lados. Quedarán con una textura crujientes y firmes.

Estas torrijas son mucho más ricas en proteínas y fibra que las torrijas tradicionales. Además, no poseen harinas refinadas ni azúcares añadidos, por lo que brindan saciedad y buenos nutrientes al organismo y tienen menos calorías ya que son horneadas y no fritas. Estas torrijas nos ayudaran a disfrutar de un dulce tan rico pero más saludable que las torrijas tradicionales.

Otra opción de torrijas saludables

La segunda opción para tomar torrijas saludables es una versión más natural y apta para personas con intolerancias. No contiene azúcar, ni trigo, ni leche, ni frituras. Las cantidades son para preparar 14 torrijas y el tiempo que se tardará es de unos 50 minutos.

Ingredientes

  • 300 gr de pan de masa madre ecológico (kamut) en rebanadas
  • 1 Huevo entero y 2 claras (ecológicos)
  • 1 Rama de canela
  • Ralladura de 1 naranja y 1 limón
  • 1 litro de bebida de avena, soja o almendra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de sirope de agave ecológico

Elaboración

Ponemos al fuego en una cazuela el litro de bebida de avena y hervimos durante 20 minutos con la rama de canela, la ralladura de naranja, de limón y las dos cucharadas de sirope de ágave. Cuando haya pasado el tiempo de cocción lo retiramos del fuego. A continuación, colocamos las rebanadas del pan en una fuente con la bebida vegetal, durante 15 minutos, cubrimos bien para que se empapen perfectamente.

Aromatizar la leche con canela y cáscara de cítricos potencia el sabor de las torrijasAromatizar la leche con canela y cáscara de cítricos potencia el sabor de las torrijas

Batimos el huevo entero y las dos claras en un plato. Ponemos en una sartén con un poco de aceite de oliva para cocinar las torrijas. La sartén tiene que ser antiadherente o de cerámica para que las rebanadas no se peguen al fondo y nos queden bien hechas. Ponemos la sartén a fuego alto y cuando esté caliente bajamos el fuego a medio-bajo y cocinamos las torrijas lentamente.

Sacamos las rebanadas del pan de la leche y escurrimos un poco, las pasamos por el huevo por los dos lados para que queden bien rebozadas y las cocinamos en la sartén. Las hacemos de uno a dos minutos por cada lado o hasta que el huevo esté dorado y hecho. Hacemos esta operación con todas las rebanadas.

Una vez hechas dejamos enfriar y ya están listas para comer si lo deseamos pero para que queden más ricas todavía una vez cocinadas las podemos poner otra vez en la bebida vegetal si nos ha sobrado algo para que absorban el resto y queden bien empapadas. Si no ha sobrado bebida vegetal de avena o de lo que hayamos elegido podemos hacer un poco más para sumergirlas de nuevo. Podemos dejarlas un buen rato, unos veinte minutos, para que estén bien jugosas y blanditas. Cuando este tiempo haya pasado las sacamos de la fuente y escurrimos un poco, y ya podemos comerlas y saborearlas.

Esta receta sustituye los ingredientes tradicionales por otros más naturales y saludables para el organismo. Sustituir el pan de trigo refinado por otro más natural es una idea estupenda. Podemos usar pan integral pero el pan de kamut de masa madre ecológico, que podemos encontrar en herbolarios, es ideal ya que es fácil de digerir, con mucha más cantidad de fibra e hidratos de carbono de lenta absorción. Hay muchas variedades de pan en el mercado que podemos usar para sustituir el de trigo refinado y que nos van a beneficiar mucho más. Al igual que sustituir la leche tradicional por la bebida vegetal que puede ser de avena, soja, almendra, avellana, etc. es una alternativa ideal ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Cada uno puede elegir la que más le guste.

Es importante elegir un tipo de pan que favorezca la digestiónEs importante elegir un tipo de pan que favorezca la digestión

Esta opción hace que estas torrijas sean aptas para el público que tiene intolerancia a la lactosa u otros problemas derivados de la leche. Para que el sirope de agave sea de calidad tiene que ser ecológico también ya que contiene menos índice glucémico que el azúcar y endulza bastante. Podemos sustituirlo por una miel ecológica ya que también es una manera muy natural y saludable de sustituir el azúcar refinado.

Esta receta es muy recomendable para personas que padecen diabetes, intolerancia a la lactosa o al trigo, vegetarianos, gente con colesterol alto, incluso para deportistas, para dietas de adelgazamiento o antiinflamatorias.

No tenemos que renunciar a un dulce que nos guste ya que sustituyendo los ingredientes tradicionales por otros más naturales y saludables podemos disfrutar de unas torrijas de semana santa igual de ricas y sabrosas.

Artículos recomendados