Menú
¿Qué son los ejercicios de tren inferior?
¿Qué son los ejercicios de tren inferior?
TIPOS DE ENTRENAMIENTO

¿Qué son los ejercicios de tren inferior?

Para fortalecer las piernas necesitamos hacer diariamente ejercicios adecuados que fortalezcan estos músculos, les den mayor elasticidad y resistencia.

Alicia Rebollo Sánchez

Quizás no somos conscientes, pero entrenar el tren inferior es muy importante ya que esto nos ayuda a conseguir un perfecto equilibro corporal. A pesar de los beneficios que tiene entrenar el tren inferior, algunas personas siguen sin incluir las piernas en su rutina de ejercicio.

El motivo por el que nos cuesta tanto entrenar las piernas es porque se trata de uno de los grupos musculares más grandes del cuerpo, lo que significa que al entrenarlo, nuestro cuerpo requiere de un mayor bombeo de sangre, lo que hace que el desgaste y la sensación de cansancio se mayor. Pero es que es precisamente por esto por lo que debemos entrenar el tren inferior.

Este entrenamiento requiere un mayor bombeo de sangre y un mayor desgaste físicoEste entrenamiento requiere un mayor bombeo de sangre y un mayor desgaste físico

Para muchas personas, con caminar, correr o subir escaleras, ya es más que suficiente para haber entrenado esta parte del cuerpo, sin embargo, esto no es cierto. Para fortalecer las piernas necesitamos hacer diariamente ejercicios adecuados que fortalezcan estos músculos, les den mayor elasticidad y resistencia.

Beneficios de trabajar el tren inferior

Mejora el equilibro corporal

Las personas que solo trabajan el tren superior terminan por desarrollar mucho los músculos de esta parte del cuerpo, frente a los otros que quedan menos ejercitados y por ende menos fuertes y con menos flexibilidad. Esto a simple vista no se ve estético, ya que habrá una descompensación corporal entre ambas zonas.

Más potencia para el resto de los ejercicios

Esta descompensación muscular puede tener consecuencias en el rendimiento debido a que, unas piernas fuertes nos garantizan más potencia general a la hora de realizar el resto de los ejercicios. Al igual que los abdominales, las piernas son una parte fundamental de la fuerza del cuerpo, por lo que debemos tenerlas en forma si queremos notar un mejor rendimiento y potencia en los ejercicios de tren superior.

Unas piernas fuertes garantizan más potencia general a la hora de realizar el resto de los ejerciciosUnas piernas fuertes garantizan más potencia general a la hora de realizar el resto de los ejercicios

Mayor consumo calórico

Las piernas son músculos muy grandes y por tanto su concentración de fibra es mayor ,lo que hace que al trabajarlo nos sintamos más cansados. Como requiere de tanta energía, por ende, también consigue que sea una actividad perfecta para quemar más calorías que ejercitando otras zonas del cuerpo. Además, nos ayudará a activar el metabolismo lo cual también influye en la perdida de peso.

Activa la circulación sanguínea de la zona

Al trabajar esta zona activaremos la circulación sanguínea de esta parte del cuerpo lo que es una buena forma de prevenir la aparición de problemas como la artrosis prematura. A esto hay que sumarle que al activar la circulación en esta zona podremos eliminar la grasa localizada y prevenir problemas cardiovasculares.

Articulaciones más fuertes

Además de todo lo anterior, unas piernas fuertes nos ayudaran a fortalecer las articulaciones. Esto se deba a que si el músculo de las piernas está fuerte, las articulaciones se verán reforzadas y más resistente. De igual forma evitaremos que aparezcan dolores en la zona o que nos lesionemos más fácilmente.

Si el músculo de las piernas está fuerte, las articulaciones se verán reforzadas y más resistentesSi el músculo de las piernas está fuerte, las articulaciones se verán reforzadas y más resistentes

Ejercicios básicos para entrenar el tren inferior

  • Las sentadillas: Este quizás sea el ejercicio más conocido para entrenar el tren inferior. Es un ejercicio que incide en prácticamente todos los músculos que componen esta parte del cuerpo. Las sentadillas se pueden realizar con peso libre o en multipower. Ambas formas ejercitan y tonifican las piernas, sin embargo, el multipower nos ayudará a adquirir más resistencia y fuerza. La única precaución que debemos tener en mente antes de realizar este ejercicio es la colocación de la espalda, la cual debe estar recta en todo momento para evitar lesiones o dolores de espalda.
  • Peso muerto: Con este ejercicio se trabaja en profundidad los isquiotibiales y el glúteo. Para realizarlo debemos colocarnos de pie con las piernas ligeramente separadas, y alineadas con las caderas. La espalda debe permanecer recta ya que será la cadera la que nos ayude a realizar el ejercicio. Agarramos el peso con ambas manos y el ejercicio consistirá en inclinarnos había abajo únicamente doblando las caderas y echando el trasero hacia atrás sin arquear la espalda. Elevaremos el peso mediante la acción de los isquiotibiales y los glúteos.
  • Hip Thrust: Este ejercicio trabaja específicamente los glúteos, sin embargo, debemos tener en cuenta que hay que realizarlo correctamente si no queremos hacernos daños en los lumbares. Para realizarlo solo tenemos que apoyar la espalda en un banco, doblar las rodillas y poner peso sobre las caderas. Una vez aquí solo deberemos elevar el peso levantando los glúteos.
  • Zancadas: Este es un ejercicio sencillo pero muy intenso que trabaja los glúteos y los cuádriceps. Se puede realizar con peso o sin él, si le quieres dar un poco más de potencia puedes agarrar unas mancuernas en cada mano mientras realizamos este ejercicio. La colocación de las piernas en este ejercicio es clave, ya que deberemos adelantar un pie y el otro echarlo atrás apoyo únicamente por la punta del pie al suelo. En esta postura solo tendremos que elevarnos mediante la acción de la pierna adelantada (la trasera solo nos debe servir de apoyo).

Artículos recomendados