Menú
¿En qué consiste una dieta disociada?
¿En qué consiste una dieta disociada?
¿FUNCIONA?

¿En qué consiste una dieta disociada?

Este tipo de dieta puede ser la solución perfecta a esos kilos de más, pero a lo mejor no es la mejor elección.

Daniel Caballero Ruiz

La dieta disociada fue desarrollada por William Howard, y aunque tiene muchas variantes, esta dieta básicamente se basa en disociar o no mezclar alimentos con la típica premisa de que nuestros cuerpos no están preparados para digerir y metabolizar adecuadamente hidratos y proteínas al mismo tiempo, por lo que su ingesta en conjunto llevaría a esa persona a engordar.

Reglas a seguir

Todas las dietas disociadas dividen a los alimentos en tres grandes grupos, los Glúcidos, los Proteicos y los Neutros. Además, en una dieta disociada no habrá que mezclar los alimentos ricos en proteínas como la carne, pescado o leche con hidratos de carbono como pan, pasta o cereales, aunque existe una excepción, que es el huevo. Tampoco se podrán mezclar grasas como los frutos secos o mantequilla con las proteínas. Y aunque duela, habrá que quitar el azúcar de la dieta, cambiándola por edulcorante o directamente eliminándola de la dieta.

Durante la dieta disociada no se podrán mezclar los diferentes tipos de hidratos de carbono entre sí. Y por lo general, tampoco será bueno combinar las frutas. En cambio, todos los tipos de legumbres y hortalizas se podrán combinar al gusto de cada uno con todo, excepto con la fruta. Y no hay que olvidarse de que todos los tipos de refresco, con excepción de los light, y bebidas alcohólicas deberán quedar fuera de la dieta. Por otro lado, la dieta disociada siempre propone que en cada plato de comida se acompañe tanto a hidratos como proteínas de algún alimento neutro, aquellos en los que no predominan ni hidratos ni proteínas como por ejemplo los aceites vegetales, mantequilla y verduras varias.

La dieta disociada no permite mezclar diferentes tipos de carbohidratosLa dieta disociada no permite mezclar diferentes tipos de carbohidratos
 

Y dentro de las dietas disociadas se encuentran algunas alternativas como la dieta de Beverly Hills, la dieta de la sopa de col, en la que se incluye siempre esta sopa a base de vegetales y cada día por una semana se puede llegar a ingerir cualquier alimento sin mezclarlos entre sí; la dieta o régimen de Antoine o la dieta de los 9 días.

La teoría

Tras varios estudios, se ha llegado a la conclusión de que esta dieta se basa en la digestión de los alimentos y especialmente en las macromoléculas, en su mayoría proteínas y carbohidratos. Y para comprender mejor el mecanismo de esta dieta habrá que explicar cómo funciona la digestión de los alimentos que se comerán a diario.

La digestión de los hidratos de carbono se da en un ambiente alcalino o ambiente en el que el nivel de pH del cuerpo es mayor a 7. Lo que lleva a que el proceso de asimilación de estos nutrientes comencé en la boca gracias a una enzima de tipo amilasa, la cual descompone el almidón que contiene los hidratos, conocida como tialina y que se encuentra en la saliva. La digestión continua en el intestino delgado, pero esta vez la enzima encargada de todo será la amilasa pancreática, la cual es liberada por el páncreas y actúa como un entorno alcalino.

Esta dieta se basa en disociar, o no mezclar, alimentosEsta dieta se basa en disociar, o no mezclar, alimentos
 

Por el contrario, para la digestión de la proteína se necesita de un entorno ácido, es decir, un entorno con un nivel de pH inferior a 7. Por ello, las proteínas son digeridas en el estómago donde está el ácido clorhídrico, ácido que permite la activación de proteasas, unas enzimas que digieren la proteína.

Ahora bien, todo este mecanismo de la dieta se basa en la teoría de que, si ingerimos al mismo tiempo proteínas y carbohidratos, se creará un entorno en el que habrá poco ácido para la digestión de la proteína y un entorno poco alcalino para la correcta digestión de los hidratos de carbono, dando como resultado un retraso en la digestión de la comida. Además, este retraso provocará varios trastornos relacionados a los problemas digestivos como el sentirse hinchado, el sentimiento de pesadez y diferentes desordenes intestinales como la acidez, flatulencia, estreñimientos o halitosis.

¿Se pierde peso?

Muchas de las dietas disociadas que se encontrarán navegando por Internet, tendrán un menú en el cual se reduce las calorías de la dieta, haciendo que se favorezca a la pérdida de peso. Aunque lo más recomendable es acudir a un especialista. Un nutricionista nos aconsejará en cómo realizar correctamente la dieta disociada y corregirá los errores que se vayan cometiendo durante el proceso.

Es recomendable acudir a un especialista, no comenzar la dieta solaEs recomendable acudir a un especialista, no comenzar la dieta sola
 

Aunque es cierto que las dietas disociadas favorecen al adelgazamiento debido a que promueve otra forma de ingerir los alimentos proteicos sin hidratos con el fin de estimular la cetosis y su consecuente quema de grasas. El problema viene a que, según diversos estudios, la combinación de alimentos no influye en la pérdida de peso, llevando a la conclusión de que las dietas disociadas no funcionan por ser disociadas sino por otros factores.

Un factor determinante es que al comer a diario platos menos variados, se lleva a que una dieta menos apetecible favorezca a la reducción de la ingesta, provocando que se pierda peso ya que el cuerpo se sacia antes. Por lo que el hecho de no mezclar hidratos y proteínas no hará que se pierda peso, sino que todo es una cuestión mental y a la reducción calórica.

Los efectos secundarios

Como en todas las dietas que existen se llegan a prohibir alimentos o la combinación de estos provoca que exista un riesgo, el cual es el efecto que se podría dar después de terminar con la dieta. Uno de los efectos secundarios más comunes es que al haber estado tanto tiempo consumiendo una cantidad reducida de alimentos, puede dar como resultado un descontrol al momento de comer, ya que no habrá una restricción.

Como todas las dietas, el efecto rebote puede darse con facilidadComo todas las dietas, el efecto rebote puede darse con facilidad
 

Aunque uno de los problemas que surgen en relación a una dieta disociada es que se incrementa el riesgo de sufrir carencias nutricionales, dado que se trata de dietas poco flexibles con un carácter estricto que puede ocasionar estrés en el organismo. Y a eso hay que sumarle que las dietas disociadas no muestran ventajas a la hora de perder peso respecto a otras dietas en las que hidratos y proteínas se van combinando.

Artículos recomendados