Menú
¿Se puede hacer dieta durante la lactancia?
¿Se puede hacer dieta durante la lactancia?
VIDA SALUDABLE

¿Se puede hacer dieta durante la lactancia?

Hay que tener en cuenta que al estar embarazada se tiene que mirar todo con más cuidado pero se puede llevar una vida totalmente normal, y ante cualquier duda acudir el médico.

Sheila González Oliva

Es una pregunta muy frecuente dado que durante el embarazo siempre se cogen más kilos, depende de la mujer y su constitución se pueden coger más o menos, pero es algo más que evidente que el peso aumentará de manera considerable. Por regla general, la dieta no influye mucha a la hora de dar la leche al bebé, pero siempre es mejor consultar a un profesional o médico de cabecera que esté haciendo un seguimiento del embarazo.

Recuperar el buen estado físico es algo que preocupa bastante tras dar a luzRecuperar el buen estado físico es algo que preocupa bastante tras dar a luz

Por otro lado, hay que prestar especial atención a las dietas protéicas, ya que no son para todas las personas y pueden dañar la salud si no se hace correctamente. Esto ocurre porque no es una dieta equilibrada. La famosa dieta Dukan, propone que se ingiera un exceso de proteína, lo cual puede ocasionar deficiencias nutricionales con el tiempo y diferentes problemas de salud.

Dieta durante la lactancia

Desde siempre se ha dicho que la madre, al encontrarse en periodo de lactancia, no puede hacer dieta ya que debe alimentar al bebé, y por consiguiente debe comer mucho para tener la energía suficiente para poder aportar todos los nutrientes necesarios, para evitar así cualquier tipo de complicación.

Asimismo, también hay mitos que dicen que la madre debe tomar cierta cantidad de alimentos para que su leche alimente de la mejor manera al bebé y que es obligatorio tomar lácteos, verduras, cereales,... entre otros. Es algo evidente que hay que comer de todo, se esté embarazada o no, pero no es un mero hecho obligatorio consumir 'x' cantidades de comida, ya que no interfiere en la lactancia ni daña al bebé.

Estudios científicos han comprobado en numerosas ocasiones que la falta de alimento o algún nutriente en la alimentación de la madre no es causa de hipogalactia (escasez de leche). Puede interferir en la lactancia materna cuando hay una desnutrición grave de por medio, por lo tanto en ese caso si que afectaría al bebé. Además, por si fuera poco, la producción de leche materna no depende casi del tipo de alimentación que lleve la madre, a no ser que la madre sufra de intolerancia a la proteína de leche de vaca donde se ha visto que si la madre deja de tomar lácteos, el bebé digiere mejor la leche.

Motivos por los que si se puede hacer dieta

Esto ocurre así por varias razones. Una de ellas es porque las proteínas de la leche se fabrican en el mismo pecho y no depende de lo que coma la madre. La lactosa, también se produce en el pecho, y tampoco depende, por consiguiente, de lo que la madre coma. La cantidad de grasa en la leche solo depende en una pequeña parte.

Podrás hacer dieta sin ningún problemaPodrás hacer dieta sin ningún problema

Por otro lado, en cuanto a vitaminas y minerales, algunas sí que varían según la dieta de la madre como, por ejemplo, el ácido panoténico, el yodo... Y otras, en cambio, no, como por ejemplo el hierro, el sodio o la vitamina C. El único suplemento que se recomienda para tomar a las mujeres embarazadas y madres que dan el pecho, es un suplementeo de yodo porque en estos dos periodos vitales aumentan las necesidades. Es por eso, que las madres que dan el pecho debería tomar entre 100 y 200 microgramos diarios de yodo.

Tampoco hay que olvidar que las glándula mamarias funcionan sin obligar a la madre a llevar una dieta especial ni mucho menos. Sí que es cierto que no hay que llevar una dieta estricta (a no ser que sea por prescripción médica o un caso especial), ya que engordar se va a hacer de todos modos. Se pueden hacer dietas para adelgazar y seguir produciendo leche en cantidad, de calidad y suficiente, sin duda alguna.

Dieta sana y alimentos prohibidos

Tanto si se está embaraza como si no , lo idóneo es comer de todo, legumbres, verduras, hortalizas, frutas, frutos secos, proteínas, lácteos, carnes (debido al riesgo potencial de contraer toxoplasmosis, una infección causada por un parásito que se encuentra en la carne), pero siempre hay que tener en cuenta que embarazada nada de carne ni pescado crudo, está terminantemente prohibido. Al igual que tampoco puede comer huevo crudo o ligeramente cocido porque pueden estar contaminados con salmonela.

El paté de hígado también se encuentra entre los alimentos prohibidos para embarazadas. Alimentos de este tipo y derivados son demasiado ricos en retinol, es decir, vitamina A para para una embarazada. Un exceso devitamina A puede dañar al bebé. Otro de los alimentos son el pescado azul grande. Por ejemplo, el atún rojo, el pez espada, emperador, el cazón, el lucio y la cabballa real son tipos de pescado graso que pueden contener una dosis peligrosa de mercurio, un metal pesado tóxico para las neuronas. Además, puede contener dioxinas cancerígenas y bifenilos policlorados, que son disruptores endocrinos.

El café será uno de esos alimentos que no podrás tomarEl café será uno de esos alimentos que no podrás tomar

Sintiéndolo mucho, la cafeína tampoco, se absorbe rápidamente y llega hasta la placenta y el feto que no dispone de las enzimas necesarias para metabolizarla. Un exceso de cafeína aumenta el riesgo de que el bebé nazca con poco peso, lo que aumenta a su vez las probabilidades de sufrir problemas de salud en el futuro, entre ellos diabetes y enfermedad cardiaca. Es más, es de lo más peligroso ya que se puede sufrir un aborto espontáneo.

Por supuesto, ni tabaco ni alcohol durante el embarazo. Y si se puede eliminar radicalmente mejorará la salud de la madre de manera inmediata y positiva. Ingerir alcohol aumenta el risgo de aborto y muerte fetal. Una pequeña dosis ya puede afectar negativamente el desarrollo cerebral y la salud del bebé. Para finalizar la lista de alimentos prohibidos no deben faltar como es obvio, demasiados alimentos procesados o bollería industrial.

Es decir, un capricho de vez en cuando no pasa nada ya que como se ha mencionado anteriormente se debe llevar una vida normal. Además, se puede hasta practicar deporte siempre bajo supervisión ya que es bueno para la madre y para el bebé. Y por si fuera poco, para la primera será de lo más beneficioso porque tendrá una recuperación mucho más rápida que si no lo práctica, aunque también varía en función de la constitución.

Artículos recomendados