Menú
Dieta para el hipotiroidismo: la alimentación más adecuada
Dieta para el hipotiroidismo: la alimentación más adecuada
VIDA SANA

Dieta para el hipotiroidismo: la alimentación más adecuada

El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta a un gran número de la población. Aprende qué alimentos son los más recomendados para controlarlo.

Eba

La alimentación es uno de los factores que más influye en el estado de salud de una persona. Cuando una persona tiene un trastorno o una enfermedad física, además del posible tratamiento que pueda recibir, es muy probable que también reciba una dieta o una serie de indicaciones referente a su nutrición y forma de alimentarse. Las dietas no solo sirven con fines estéticos y tampoco han de verse como algo momentáneo, y sobre todo cuando han de convertirse en un estilo de vida por motivos de salud.

Existen cientos de problemas de salud que mejoran notoriamente con simplemente realizar algunos cambios en la alimentación. La dieta, además de influir positivamente en el desarrollo de mejora de un trastorno, también ayudan a cumplir las funciones que determinadas áreas del cuerpo tendrían que cumplir por sí solas. Por ejemplo, en el caso del hipotiroidismo, uno de los trastornos de la glándula tiroides más comunes, la dieta es fundamental para que el estado de salud no empeore. A continuación, Bekia toma el caso del hipotiroidismo para explicar cuál es la dieta más indicada para aquellas personas que sufren de este problema, así como los mejores alimentos y también aquellos a evitar.

Antes de entrar a explicar cómo debería ser una dieta especial para el hipotiroidismo, es necesario explicar en qué consiste este problema de salud. El hipotiroidismo es un trastorno que una persona sufre cuando la glándula tiroides, una glándula del sistema endocrino, no produce las hormonas tiroideas necesarias para cumplir con ciertas funciones corporales. Estas hormonas son la T3 y la T4 y su producción por parte de la glándula tiroides hace posible la regulación del metabolismo, es decir, a utilizar la energía que uno recibe a través de la alimentación, a mantener la temperatura corporal y a hacer que los músculos y órganos funcionen correctamente.

 El hipotiroidismo consiste en la escasa producción de hormonas tiroideas El hipotiroidismo consiste en la escasa producción de hormonas tiroideas

El hipotiroidismo supone que una persona no produzca la cantidad de hormonas tiroideas suficientes con la consecuencia de que la actividad orgánica de su cuerpo disminuya, se ralentiza y no funcione cómo debería. Para ayudar a que el cuerpo no note esta falta de hormonas, además del tratamiento correcto, es importante seguir una dieta de alimentación correcta y marcada por un experto médico endocrino o nutricionista.

¿Cómo ha de ser una dieta para el hipotiroidismo?

Primero de todo, uno de los principales elementos en los que ha de focalizarse una dieta para una persona que padezca hipotiroidismo es el yodo. Una persona adulta debe y necesita tener una ingesta diaria de 200 microgramos de yodo y es esta la cantidad que resulta fundamental para que la actividad tiroidea se desarrolle con normalidad. De todas formas, y aunque este elemento se ve que es necesario para que la glándula de la tiroides haga su función, es importante no pasarse con su ingesta pues un exceso de este elemento puede crear el efecto contrario e incluso provocar hipotiroidismo a quien no lo padezca.

Otro de los elementos, además del yodo, que ayudaría a estimular la actividad de la función tiroidea es el zinc. Un bajo nivel de este elemento puede hacer que la producción de las hormonas tiroideas sea insuficiente y, por tanto, que la actividad metabólica del organismo se ralentice con todas sus posibles consecuencias. El selenio, al igual que el yodo y el zinc, es otro de los elementos que han de estar presentes en una dieta para el hipotiroidismo. Este componente supone la fuerza motora de las hormonas tiroideas para realizar su función, ayuda a regular las reservas del propio yodo en el organismo y, por si fuera poco, protege a la glándula tiroides en situaciones de mucha actividad.

Uno de los principales elementos en los que ha de focalizarse una dieta hipotiroidea es el yodoUno de los principales elementos en los que ha de focalizarse una dieta hipotiroidea es el yodo

Alimentos recomendados

En una dieta especialmente ideada para una persona que sufre de hipotiroidismo, lo primero que hay que hacer es consultar con el médico especialista cualquier tipo de duda sobre los alimentos a consumir. De todas formas, y a modo general, lo que más se recomienda es aumentar el consumo de alimentos hipertiroidales, es decir, aquellos alimentos ricos en yodo, selenio o zinc. Este tipo de nutrientes harán posible la producción de las hormonas tiroideas.

Uno de los alimentos que han de estar presentes en una dieta así son los vegetales, como el ajo, los tomates, las verduras como las espinacas, y legumbres como las habas, las lentejas o los guisantes. También se recomienda mucho el consumo de cereales como el maíz o la avena, y frutos secos, como las avellanas, los pistachos o los anacardos. La ingesta de fruta también ha de ser importante, así como diferentes hierbas o espacias. Por otro lado, el consumo de algas marinas y mariscos aportarán una buena cantidad de yodo al organismo así que también se recomienda, pero siempre controlando la cantidad ingerida. Otros alimentos como los huevos, el plátano, las almendras o el pepino son excelentes para incluir en una dieta especial para el hipotiroidismo.

Alimentos a evitar

En una dieta para el hipotiroidismo, aunque no hay alimentos prohibidos como tal, sí hay algunos cuyo consumo se recomienda que se limite bastante. Un ejemplo son los cereales altos en gluten pues, consumidos junto a un tratamiento especial para el hipotiroidismo, pueden complicar la absorción del medicamento. Por ello, es mejor evitar aquellos productos a base de trigo, la cebada, el centeno o la espelta.

En estas dietas, aunque no hay alimentos prohibidos, sí los hay poco recomendablesEn estas dietas, aunque no hay alimentos prohibidos, sí los hay poco recomendables

El brócoli es otro alimento cuyo consumo es mejor evitar. A pesar de que, como verdura, el brócoli contiene múltiples vitaminas y nutrientes, lo cierto es que también contiene una sustancia llamada goitógrenos que provocan que el organismo sea incapaz de asimilar correctamente la absorción del yodo. Como este elemento es tan necesario para la función tiroidea, lo recomendable es evitar el consumo de esta verdura.

Otro de los alimentos a evitar es la soja y todos sus derivados. Este alimento contiene una especie de fitoestrógeno conocido como isoflavonas que alteran la función tiroidea. Esta alteración provocada por la soja hace que las consecuencias puedan ser fatales sobre todo en una persona que sufre de falta de yodo en el organismo así que por ello se recomienda su consumo de forma muy limitada.

Artículos recomendados