Menú
7 razones para comer tomate a diario
7 razones para comer tomate a diario
BUENO Y SANO

7 razones para comer tomate a diario

El tomate es un alimento rico en vitaminas y minerales que tiene efectos beneficiosos para la salud, por ello es bueno tomarlo a diario.

Victoria G. San Martín

El tomate es un producto presente en infinidad de recetas de formas muy diferentes, desde la cocina mediterránea hasta la sudamericana esta fruta encanta en el mundo entero por su sabor y versatilidad. Pero además de tener unas características ideales para dar aroma, sabor y textura a las comidas, el tomate contiene propiedades profundamente beneficiosas para la salud. Por ello se recomienda su consumo diario, para mejorar la salud de nuestro organismo gracias a sus nutrientes y vitaminas.

Los hay ovalados, redondeados, más rojos, más verdes, con la piel gruesa o con la piel fina, existen muchas variedades de tomate y todas ellas son igual de saludables. Tanto el pera, como el cherry, kumato o raf podrán elegirse por sus características que los diferencian pero cualquiera de ellos será una buena elección para nuestro organismo. Lo importante es optar por un producto de calidad, como los tomates orgánicos de huerta. La producción de hoy en día permite comprar esta fruta en cualquier época del año gracias a los invernaderos y los transgénicos, pero cuanto más natural y mejor sea la tierra, más propiedades mantendrá el tomate.

Razones para comer tomate a diario

A la hora de consumir tomate diariamente, existe la creencia de que puede generar acidez en el estómago o ser un causante de la migraña debido a su contenido en alcaloides, esto es falso y la realidad es que en su justa medida es el alimento perfecto para consumir los siete días de la semana. A continuación descubrirás siete motivos por los que esto es cierto:

 Los tomates tienen mutitud de propiedades beneficiosa Los tomates tienen mutitud de propiedades beneficiosa
  1. Un alimento nutritivo y antioxidante

    El tomate tiene un alto contenido en vitaminas A, del grupo B, C, K y E, consideradas antioxidantes y favorables para la actividad inmunológica. Concretamente, tomando 200 gramos de tomate se cubrirá el 80% de las necesidades diarias de vitamina C, el 27% de las de vitamina A y el 13% de la vitamina E. También es rico en minerales como el potasio, magnesio, manganeso, fósforo y cobre, por lo que 200 gramos permiten cubrir el 6% de las necesidades diarias en la mujer adulta y el 8% en el hombre. Siendo además un gran aporte de proteínas vegetales.

  2. Bueno para la piel

    El tomate puede hacer que tengas una piel más sana, elástica, joven y tonificada, en parte gracias al betacaroteno que contiene que en el cuerpo se transforman en vitamina A y participa en la regeneración de tejidos. Por ello es el alimento perfecto para ingerirlo a diario, especialmente en verano cuando la piel se ve expuesta a los rayos solares, así como emplearlo en forma de mascarilla de cara o como calmante de las quemaduras en la piel, especialmente las causadas por el sol.

  3. Un alimento anticancerígeno

    Al tomate se le atribuye un importante efecto anticancerígeno en relación con varios órganos, especialmente los riñones, la próstata, los pulmones, el intestino y el estómago. Esto es gracias al licopeno, una sustancia química que existe en forma natural y que es la responsable del color rojo del tomate, así como de otras frutas como la sandía, el pomelo o el albaricoque. Se trata de un antioxidante más potente que la vitamina E, cuyo efecto se multiplica al estar acompañado de otros carotenos como el fitoeno, la luteína y el betacaroteno. Este último como ya vimos es beneficioso para la piel, pero también para los ojos o para el crecimiento y la regeneración de los huesos o para la formación de tejido embrionario.

    Existen además una gran variedad de tomates para ir cambiandoExisten además una gran variedad de tomates para ir cambiando

    Además de ayudar en la formación de tejidos, el tomate se considera un alimento anticancerígeno porque contrarresta el efecto del humo del cigarro. Esta fruta contiene ácido cumárico y ácido clorogénico, unos elementos muy efectivos a la hora de luchar contra las nitrosaminas que se producen en el cuerpo, es decir, los principales agentes carcinógenos que se encuentran en el humo del tabaco.

  4. Bueno para el corazón

    Las propiedades de esta fruta hacen que sea un alimento perfecto para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que contiene mucha fibra, así como potasio, vitamina C y colina (un tipo de vitamina B), todos estos elementos reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Pero además, un estudio de la Universidad de Cambridge ha demostrado que el licopeno que contiene el tomate mejora notablemente la flexibilidad de los vasos sanguíneos y por tanto reduce la gravedad de estas enfermedades. Según confirmó el estudio, las personas que tienen niveles más altos de licopeno en el organismo, tienen un 60% menos de riesgo de sufrir un infarto.

  5. Un alimento diurético

    El tomate tiene un alto contenido en agua, potasio y bajos niveles de sodio, lo que favorece la micción, evita la retención de líquidos y a ayuda a la eliminación de toxinas. Por ello, se recomienda especialmente para reducir las molestias durante el periodo menstrual. Por otro lado, el potasio ayuda a la correcta contracción muscular, a mantener hidratado el cuerpo, y a evitar la presencia de dolores o calambres por deficiencia de este nutriente.

  6.  El tomate se puede añadir a una gran cantidad de recetas y salsas El tomate se puede añadir a una gran cantidad de recetas y salsas

  7. Bueno para la vista

    A la hora de cuidar la vista, la alimentación también resulta fundamental y productos como el tomate o la zanahoria pueden prevenir problemas de visión. Esto se debe al alto contenido en vitamina A, C y E que ingieres al tomar esta fruta a diario, se trata de antioxidantes muy potentes que cuidan de la salud de los tejidos y ejercen un poder protector celular que consigue evitar el envejecimiento prematuro que ocasionan los radicales libres dañinos, formados en cadena en el organismo. Los famosos betacarotenos del tomate lo que mejoran concretamente es la visión nocturna.

  8. Regula el tránsito intestinal

    Este vegetal tiene un gran aporte de fibra, lo que estimula el movimiento peristáltico de los músculos digestivos y también la liberación de los jugos gástricos, mejorando el tránsito intestinal en su conjunto. Por ello es fundamental para tener una buena salud digestiva, así como para mantener la línea ya que además de la fibra, tiene un alto contenido en agua y pocas calorías, alrededor de 18 por cada 100 gramos.

Por estos siete motivos el tomate debe ser un producto estrella en la dieta de cualquier persona, lo mejor es comerlo en crudo ya que así conserva todas sus propiedades. No obstante, cocinarlo en forma de zumo, salsa, sopa o incluso mermelada, resulta saludable y permitirá variedad en tus platos.

Artículos recomendados