Menú
Dieta anti cartucheras: alimentos prohibidos
Dieta anti cartucheras: alimentos prohibidos
CÓMO EVITARLAS

Dieta anti cartucheras: alimentos prohibidos

Si quieres evitar o eliminar las cartucheras, olvídate de estos alimentos, ¡solo te perjudican!

Beatriz Rico Rodríguez

La llegada del verano parecía lejana, pero lo cierto es que el buen tiempo y la época de broncearse al sol están a la vuelta de la esquina. Con esto en mente, son muchas las personas que quieren comenzar la operación bikini cuidando su alimentación, con el objetivo de poder lucir un buen estado físico cuando llegue la hora de ponerse el bañador en la playa. A pesar de que la motivación para comer sano y equilibrado no debe ser únicamente por el físico que uno quiera conseguir, sí existen alimentos que dentro de una dieta sana, no tienen cabida de forma habitual.

Una de las mayores preocupaciones que tienen muchas mujeres, bien desde siempre o desde que quieren empezar a tener unos buenos hábitos alimenticios, es la de las temidas cartucheras o lo que viene siendo lo mismo, la grasa que se acumula en las caderas. Antes de nada, es importante saber que, efectivamente, las cartucheras pueden reducirse considerablemente, pero la pérdida de estas no se dará de forma aislada sino que su eliminación vendrá acompañada de otras partes del cuerpo donde haya exceso de grasa.

Las cartucheras suelen ser molestas para la mayoría de las mujeresLas cartucheras suelen ser molestas para la mayoría de las mujeres

No es posible eliminar grasa localizada, como en este caso es la que forma las llamadas "cartucheras", pues no tendría sentido un cuerpo obeso en el tronco y delgado en la zona inferior. La solución es perder el exceso de grasa de todo el cuerpo y solo así se conseguirán eliminar o prevenir la aparición de las temidas cartucheras. Teniendo esto claro, existe una lista de alimentos que, por su alto nivel de azúcares o grasas saturadas, es mejor que se eviten dentro de una alimentación diaria y habitual. A continuación, Bekia te los muestra y entre ellos se encuentran alimentos muy habituales en la dieta de muchas personas y también diferentes tipos de bebidas:

Salsas compradas

En muchas ocasiones, las salsas han sido vistas como algo inofensivo para nuestra dieta y que solo añade un poco de sabor a ensaladas o demás platos. Sin embargo, lo cierto es que las salsas que se compran en cualquier supermercado o que acompañan a cualquier comida en un restaurante, y que no sean caseras, están llenas de ingredientes nocivos.

Las salsas compradas están plagadas de ingredientes nocivos que pasan desapercibidosLas salsas compradas están plagadas de ingredientes nocivos que pasan desapercibidos

Los principales ingredientes nocivos de este tipo de salsas elaboradas son los ingredientes grasos que contienen, tales como aceites de dudosa procedencia, nata o mantequillas, así como las cantidades de estos que traen. También, el alto contenido en azúcares y sal que muchos muestran en su etiqueta es otro de los motivos por los que es mejor preparar una salsa de casera donde nosotros mismos midamos cantidades y escojamos los ingredientes.

Refrescos

Los refrescos son otro de los alimentos restringidos dentro de una dieta que pretenda ser sana y equilibrada. Un refresco de vez en cuando no mata a nadie, pero cuando su consumo se convierte en algo habitual e incluso diario, la cosa cambia. Uno de los principales motivos por los que los refrescos no son compatibles con el deseo de eliminar el exceso de grasa es porque aportan calorías en exceso, la mayoría de ellas procedentes del azúcar que contienen.

Los refrescos contienen mucho azúcar y aportan muchísimas caloríasLos refrescos contienen mucho azúcar y aportan muchísimas calorías

Además de esto último, un refresco no aporta apenas vitaminas o minerales para el organismo. Su alto contenido en azúcar provoca, si se consume habitualmente, que el cuerpo desarrolle resistencia a la insulina, colesterol,enfermedades cardiovasculares, alteraciones metabólicas o incluso cálculos renales.

Bollería industrial

La bollería industrial es uno de los elementos a los que más cuesta renunciar, sabiendo que son los más dañinos dentro de una sociedad en la que los ultraprocesados viven en el día a día de la alimentación de muchas familias. La bollería industrial, por norma general, posee una gran cantidad de calorías, y no solo porque se coma mucho, sino porque en una pequeña porción de bollería se pueden llegar a encontrar hasta 600 kcal, aproximadamente.

A la hora de consumir bollería, siempre es preferible la casera, aunque lleve algo de tiempoA la hora de consumir bollería, siempre es preferible la casera, aunque lleve algo de tiempo

Los bollos, panes o cualquier otro alimento que se encuentre dentro de esta categoría posee grasas trans que resultan incluso más nocivas para el organismo que las propias grasas saturadas. Además de la cantidad de azúcar que contienen, todas las calorías que aporta este tipo de bollería no se acaban transformando en nutrientes para el cuerpo, y esto mismo pasa con bebidas como los refrescos y el alcohol. Ante el antojo de dulce, mejor optar por una opción casera con ingredientes naturales.

Los alimentos light

Los alimentos light, conocidos por muchos como una sana alternativa a los alimentos ultraprocesados, no son más que el resultado de una brillante acción de marketing que se llevó a cabo cuando se empezó a saber lo perjudicial que eran estos alimentos. La mayoría de los alimentos que se venden como light, zero, sin azúcares, etc., pueden ser igual o peor que los ultraprocesados.

Por norma general, los alimentos light sí contienen una menor cantidad de calorías, pero esto se origina por la sustitución de alguno de los componentes. Por ejemplo, los azúcares de un artículo pueden reducirse, pero el daño potencial sigue intacto porque los sustitutos que se usan, como muchos edulcorantes que se utilizan hoy en día, siguen resultando perjudiciales para el organismo.

Los denominados alimentos 'light' son muy engañosos, y no siempre ayudan a mejorar nuestra dietaLos denominados alimentos 'light' son muy engañosos, y no siempre ayudan a mejorar nuestra dieta

Por otro lado, el engaño de este tipo de alimentos también viene dado porque muchas personas pueden llegar a pensar que comer una mayor cantidad de un producto en su versión light es algo permisible, pues es más sano. Y este es un pensamiento muy recurrente y también muy erróneo. Abusar de los alimentos light puede llegar a provocar carencias nutricionales ya que no hay que olvidar que, si bien los azúcares y las grasas en exceso son perjudiciales, estos no lo son si se consumen adecuadamente y en cantidades muy pequeñas.

Alcohol

El alcohol es otro de los grandes olvidados y que muchas veces se pasa por alto en cuanto a qué alimentos no debemos incluir en nuestra alimentación si no queremos almacenar exceso de grasa. Al tratarse de una bebida, existe una creencia errónea de que lo líquido no aporta calorías y el alcohol, al igual que los refrescos, sí que las aportan. Es importante recordar, en este caso, que el agua es la única de las bebidas líquidas que no aporta calorías al organismo.

El alcohol siempre es perjudicial, y en la dieta lo único que aporta son calorías vacíasEl alcohol siempre es perjudicial, y en la dieta lo único que aporta son calorías vacías

Por el otro lado, el alcohol sí se trata de un líquido incluído dentro de las bebidas que posee calorías vacías y esto se trata de una característica que tienen todos aquellos alimentos que aportan una gran cantidad de energía, pero apenas nutrientes. Al igual que el alcohol, estas calorías vacías son las que también se presentan en los alimentos arriba señalados, como la bollería industrial.

Artículos recomendados