Menú
Cómo reducir las cartucheras
Cómo reducir las cartucheras
ALIMENTACIÓN Y EJERCICIO

Cómo reducir las cartucheras

La grasa localizada en la zona de las caderas y los muslos son uno de los quebraderos de cabeza que más preocupan a las mujeres. La alimentación y la dieta te ayudará a reducirlas.

Ángela del Caz

Se le llama cartucheras a la grasa que a las mujeres se les acumula de la cintura hacia abajo, en las caderas y los glúteos. Una grasa que estéticamente puede llegar a convertirse en un verdadero quebradero de cabeza porque es la que más rápido se acumula la grasa y donde más complicada es de quitar.

A poquito que se engorden un par de kilos rápidamente se nota en esa zona del cuerpo, ahora bien, que cuando se trata de ver los resultados de la pérdida de peso... tienes que hacer verdaderos esfuerzos para quitarte de encima un par de kilos de las cartucheras; te adelgaza cualquier parte del cuerpo pero no consigues reducir de ahí.

Y es que los médicos siempre recalcan que el cuerpo de una mujer está 'diseñado' para quedarse embarazada en algún momento de su vida, por lo que cuando tiene energía extra -o más bien grasa que no se ha consumido a lo largo del día puesto que se ha consumido más de la necesaria a través de la alimentación- la deja ahí a modo de depósito. De ahí también que, cuando llega la menopausia, las mujeres notan cómo la grasa se acumula con mayor facilidad en otras zonas del cuerpo como los brazos o el abdomen. Y también precisamente esa es la razón por la que las mujeres tienen cartucheras pero los hombres no, acumulándose siempre la grasa en la zona de la barriga formando la famosa barriga cervecera.

Todo se puede trabajar aunque quizá no eliminarTodo se puede trabajar aunque quizá no eliminar

Ahora bien, todo esto es teoría. Conocer las razones por las que se acumula esa grasa está muy bien, pero lo que está mejor es aprender o descubrir cómo reducir esa acumulación de grasa y cómo decir adiós a las cartucheras o al menos que conseguir reducirlas al límite. Puesto que, lo que también hay que tener muy claro es que, una vez que aparecen las cartucheras, es sumamente complicado -prácticamente imposible- conseguir que desaparezcan por completo.

Como también es importantísimo tener muy claro que las cartucheras, casi en el cien por cien de las ocasiones van asociadas a la celulitis; razón por la cual también el problema de la celulitis se relaciona principalmente a las mujeres, que somos las que más lo sufrimos.

La fibra y los alimentos diuréticos, una de las claves

Empezaremos por la alimentación. Una alimentación equilibrada es básica para evitar muchos problemas y hay que dejar a un lado las dieta milagro. Pero, es más, ni con una dieta milagro las cartucheras desaparecen de la noche a la mañana.

La acumulación de grasa localizada está casi siempre asociada con la retención de líquidos. De ahí que una buena y completa dieta esté repleta de alimentos diuréticos. Al escuchar diurético rápidamente se nos vienen a la cabeza las infusiones, algo que no le convence mucho a todo el mundo. Pero no te apresures, hay cantidad de alimentos -algunos de los cuales seguro que ya forman parte de tu dieta habitual- que contienen nutrientes que te ayudan a perder líquidos o, lo que es lo mismo, a no retener más de lo necesario.

La alimentación es claveLa alimentación es clave

Entre ellos encontramos los espárragos, todos los cítricos (naranja, mandarina, limón,...), las uvas (mucho mejor sin son negras), las manzanas (uno de las mejores frutas para eliminar toxinas), las peras, la sandía, la papaya, la alcachofa, el tomate u otros que seguro nunca hubieses imaginado como el perejil. Consumiendo en tu día a día estos alimentos conseguirás ir eliminando toxinas y que la grasa poco a poco vaya también desapareciendo.

Además de los alimentos diuréticos, para reducir la grasa también es muy importante tomar alimentos ricos en fibra. Y si a nivel diurético siempre se piensa en las infusiones como la mejor opción para evitar la retención de líquidos, cuando se piensa en fibra automáticamente se alude al muesli, la avena y, por supuesto, los productos integrales. Una vez más, estamos bastante equivocados.

En tu alimentación del día a día seguro que incluyes multitud de alimentos que contienen un índice más o menos elevado de fibra y que quizá no sabías. ¡Hasta el chocolate en polvo tiene un índice alto de contenido en fibra -eso sí, nos nos pasemos, siempre en su justa medida-!

También algunos frutos secos como las almendras o frutas secas como los higos y las uvas pasas son una buena opción para consumir fibra. En el apartado de las frutas, si eres de fruta exótica apuesta por el coco, pero si eres más tradicional, confórmate con las ciruelas y los melocotones. En cuanto a las verduras, deberías elevar el consumo de acelgas, zanahorias crudas, remolacha, champiñones, brócoli, calabazas o judías verdes.

Hay que tomar alimentos que eviten la retención de líquidosHay que tomar alimentos que eviten la retención de líquidos

El ejercicio es importantísimo

Además de incorporar en la medida de lo posible todos estos alimentos a tu día a día, para reducir grasa también es muy importante hacer algo de ejercicio. Cada persona es un mundo y no a todo el mundo le tienen que gustar las mismas tablas de ejercicio o incluso unos deportes que para unos son una maravilla, para otros son lo más aburrido del mundo.

Por eso hay que ir probando hasta dar con la clave, hasta dar con una rutina de ejercicio que te anime a seguir y a superarte día a día. Además, antes de nada, también tienes que tener muy presente que los resultados no van a verse de la noche a la mañana. Será con el paso de los días cuando tú empezarás a encontrarte mejor a nivel físico y cuando se irán notando los resultados; además el hecho de empezar a reducir la grasa acumulada de las cartucheras también conseguirá que te sientas mucho menos pesada a nivel físico. Asimismo, también tienes que tener en cuenta que las primeras semanas todo evoluciona mucho más rápido pero luego la evolución empieza a ralentizarse.

4 ejercicios contra las cartucheras

Ejercicios hay decenas pero te vamos a contar cuatro posibilidades que además puedes hacer en cualquier momento en casa. Lo ideal es que hagas los cuatro ejercicios seguidos -con 15 repeticiones de cada uno de ellos- y repitas la serie 3 veces con cada pierna:

Algunos ejercicios efectivos son muy sencillosAlgunos ejercicios efectivos son muy sencillos

- Elevación lateral de la pierna: Tumbada de lado y con el antebrazos apoyado en el suelo (aunque también te puedes tumbar entera si te resulta más cómodo), levanta la pierna hacia arriba, controlando tanto la velocidad de subida como de bajada, no la dejes nunca caer.

- Círculos con la pierna: En esa misma posición, sube hasta la altura de la cadera la pierna y haz círculos con la pierna en el aire. En este caso deberás hacer 15 repeticiones haciendo el círculo hacia un lado y otras 15 repeticiones hacia otro lado.

- Balanceo con la pierna: En esta ocasión se trata de subir nuevamente la pierna hasta la altura de la cadera y llevarla lentamente hacia adelante y hacia detrás, controlando ambos movimientos para que uno sea más brusco que otro.

- Tocar la rodilla con el codo: Para terminar, coloca la mano por detrás de tu cabeza, sin hacer fuerza, que solo sirva de apoyo. Entonces eleva la cadera y todo el torso al mismo tiempo que también levantas la rodilla, de tal manera que deberías llegar a tocar el codo con la rodilla.

Y si eres más de clases en grupo, el zumba, el boxeo, la bicicleta estática, la batuka o GAP (glúteos, abdomen y piernas) son perfectas para que muevas el esqueleto y sudes a ritmo de la música.

Artículos recomendados