Menú
Bizcocho de Navidad fit
Bizcocho de Navidad fit
NO DIGAS NO A LOS DULCES

Bizcocho de Navidad fit

Este dulce hecho con harina de avena, clara de huevo y canela molida es perfecto para servir durante una reunión familiar en las fiestas.

Lucía Mejuto del Villar

Durante la Navidad se suceden las comidas y reuniones en las que el menú está lleno de platos deliciosos que hacen la boca agua. Los polvorones, el turrón o los mantecados están a la orden del día y son los encargados de poner el punto dulce a la comida durante las fiestas. Sin embargo, nada impide cuidarse durante las Navidades, ya que se pueden encontrar una gran variedad de recetas fitness para esta época y que nada tienen que envidiar a los platos de toda la vida. Te proponemos que sorprendas a tu familia con un delicioso bizcocho saludable y bajo en calorías hecho a partir de harina de avena, claras de huevo y una pera que le dará el toque de sabor perfecto.

Un bizcocho lleno de beneficios

Una de las principales diferencias de este bizcocho fitness frente a la receta tradicional es que no contiene aceite ni mantequilla. Normalmente, estos ingredientes se suelen incorporar al bizcocho para ayudar a la miga a tener una textura más suave y esponjosa; sin embargo, esos 2 ingredientes en concreto son los que más calorías suelen aportar a un bizcocho. En su lugar se utilizan claras de huevo que deben montarse a punto de nieve, proceso que se basa en añadir aire a las claras y que luego dará como resultado que interior del bizcocho esté muy suave.

La mantequilla y el aceite serán sustituidos por las claras de huevoLa mantequilla y el aceite serán sustituidos por las claras de huevo

Además, el usar claras de huevo en la receta ayudará a que el bizcocho no tenga grasa ni colesterol, algo que sí se puede encontrar en los dulces tradicionales al tener, precisamente, aceite y mantequilla en su composición. Y, por si esto no fuera suficiente, las claras de huevo también son una gran fuente de vitamina B y de proteínas, así como de ácido fólico y de minerales como hierro, cobre, calcio, fósforo o magnesio. Otro de los ingredientes que también se ha sustituido en esta receta es el azúcar, reemplazado por edulcorante líquido y el toque de dulzor que da la pera. Aún así, para evitar que el bizcocho quede con poco sabor, también se utiliza un poco de canela y jengibre en polvo:

  • Por un lado, la canela destaca por su capacidad para regular el nivel de colesterol y de azúcar en sangre, además de que ayuda a mejorar la digestión reduciendo los gases y la hinchazón abdominal. También es un potente antioxidante y las vitaminas y minerales que contiene previenen los resfriados que tan a la orden del día están en invierno.
  • Por su parte, el jengibre es especialmente conocido por sus propiedades para reducir dolores articulares, para mejorar el flujo sanguíneo en la prevención de desarrollo de enfermedades cardiovasculares o por funcionar como un antidepresivo natural.
Utilizaremos harina de avena que contiene más fibraUtilizaremos harina de avena que contiene más fibra

Otro de los cambios más significativos que se pueden ver en esta receta de bizcocho de Navidad fit es el cambio de la harina de trigo por la harina de avena. Este simple cambio hace que este bizcocho sea apto para celíacos, ya que la harina de avena no contiene gluten. Pero este no es el único beneficio que el consumo de avena tiene en el organismo, sino que esta contiene más cantidad de fibra que la harina de trigo, algo que se relaciona con la mejora de las afecciones digestivas como es el estreñimiento, además de reducir la probabilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con el sistema cardiaco. A esto último también ayuda que una de las propiedades de la avena es que ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre disminuyendo el riesgo de que se adhiera a las paredes de las arterias. Por último, ayuda a mantener equilibrado el nivel de azúcar en sangre y reduce la presión arterial.

Ingredientes para 8 personas

  • 200 gr. de clara de huevo
  • 130 gr. de harina de avena
  • 5 gr. de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • 1 pera
  • Jengibre en polvo
  • Canela molida
  • Edulcorante líquido
  • Proteína sabor vainilla
  • Agua
Nueva receta para un bizcocho de NavidadNueva receta para un bizcocho de Navidad

Cómo preparar el bizcocho de Navidad fit

  1. Pon en un recipiente las claras de huevo y, con la ayuda de unas varillas eléctricas, móntalas a punto de nieve. Reserva para más adelante.
  2. En otro bol a parte, mezcla los 130 gramos de harina de avena con los 5 gramos de levadura en polvo, ½ cucharada pequeña de jengibre molido y 1 cucharada de canela. Mezcla hasta integrar todos los ingredientes secos de la receta.
  3. Pela la pera, quítale el corazón y trocéala. Luego machácala con un tenedor y, si fuera necesario, utiliza un robot de cocina para conseguir un puré sin apenas grumos. Incorpórala al recipiente con los ingredientes secos.
  4. A la mezcla añade también el huevo y bate todo con una batidora eléctrica hasta que tengas una pasta más o menos homogénea.
  5. Incorpora las claras montadas a punto de nieve al resto de la masa. Para integrarlas utiliza una lengua de cocina y haz movimientos envolventes para evitar que las claras se bajen. Luego agrega edulcorante líquido al gusto y vuelve a mezclar.
  6. Pon a calentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo y, mientras tanto, vierte la masa en un molde con forma de árbol de Navidad, de estrella o de cualquier otro motivo navideño. La mezcla del bizcocho tendrá que llegar, más o menos, hasta la mitad para evitar que se salga cuando crezca en el horno por efecto de la levadura. Si ves que hay demasiada masa para el tamaño de tu molde, puedes dividirla en dos y hacer dos bizcochos fit de Navidad.
  7. Asegúrate de que la mezcla se ha repartido perfectamente por toda la superficie del molde y da unos golpecitos en la base para que el aire salga antes de meterlo en el horno durante 30 minutos. Una vez pasado ese tiempo, comprueba que la masa está perfectamente hecha pinchando la superficie del bizcocho con la punta de un cuchillo o de un tenedor.
  8. Cuando saques el dulce deja que se enfríe sobre una rejilla mientras preparas el sirope con la que vas a decorarlo. En un pequeño cuenco pon un scoop o cucharada de proteína de sabor vainilla y mézclala con muy poca agua. Remueve hasta que tenga una textura un poco líquida pero todavía espesa y luego mételo en una manga pastelera y decora con él la parte superior del bizcocho. Puedes hacer diferentes formas de Navidad e, incluso, utilizar un poco de edulcorante alimentario de diferentes colores para mezclarlos y dar un toque festivo a tu bizcocho de Navidad fit.

Artículos recomendados