Menú
Ejercicios para estirar el cuello
Ejercicios para estirar el cuello
CONSEJOS SALUDABLES

Ejercicios para estirar el cuello

El cuello es una de las zonas más delicadas del cuerpo, por lo que antes de un entrenamiento es necesario estirarlo adecuadamente.

Lara Fernández Díaz

El cuello es una de las zonas que más preocupan del cuerpo y por ello es imprescindible tener cuidado a la hora de practicar ejercicio, hacer movimientos bruscos o tomar malas posturas. La aparición de tirones es algo común entre muchas personas por lo que, aunque en ocasiones es imposible que aparezcan, se deben de conocer aquellos estiramientos de cuello que reducirán la posible aparición de dolores, evitarán la artrosis, los tirones u otros problemas.

Es una zona muy sensible del cuerpoEs una zona muy sensible del cuerpo

Aun así, a diferencia de lo que gran cantidad de personas piensan, la musculatura del cuello no es delicada. Es decir, es muy potente y a nivel articular cuenta con una vértebras muy gordas que la protegen. Sin embargo, esto no significa que se deba de dejar de estirar el cuello, sobre todo cuando se practique deporte. Para hacerlo correctamente no es suficiente con estirar los laterales mediante giros de cabeza sin reparar en la parte trasera y delantera. El cuello abarca todo, por delante y por detrás, y como ya se ha dicho se sobrecarga con el ejercicio por lo que hay que estirarlo en su totalidad. Aquí vienen algunos de los ejercicios más populares para llevarlo a cabo:

  1. Estiramiento de la parte lateral del cuello: Para realizar este ejercicio la clave es mirar hacia delante y mantener la cabeza alta. Tras esto, habrá que acercar lentamente la oreja hacia el hombro con las manos detrás. Después, mantener los hombros descendidos y las manos detrás de la espalda. Es importante no elevar los hombros cuando se incline la cabeza hacia un lado y hacia otro. Con este ejercicio se está estirando el elevador de la escápula y el trapecio. Además del esternocleidomastoideo, escalenos anterior, medio y posterior.
  2. Estiramiento del cuello con rotación: En primer lugar, hay que ponerse de pie manteniendo los hombros quietos, la cabeza levantada y la espalda recta. Tras esto y lentamente se rotará la barbilla hacia el hombro. Es importante también mantener la cabeza bien alta y a su vez, no descender la barbilla hacia los hombros.
  3. Es uno de los estiramientos más clásicosEs uno de los estiramientos más clásicos

  4. Estiramiento del cuello con flexión hacia delante: Para realizarlo, lo primero es ponerse en pie y dejar que la barbilla descienda hacia la zona del pecho. Además, hay que relajar los hombros y mantener las manos a los lados. Lo importante es no forzar la cabeza al descenderla para no hacerse daño y entender que algunas personas tienen la parte superior de la espalda y el cuello más flexible que otras. Por lo tanto, habrá que relajar la zona y dejar que el peso de la cabeza caiga por sí solo.
  5. Estiramiento del cuello con extensión: Se debe de poner de pie y elevar la cabeza, mirando hacia arriba como si se estuviera intentando apuntar al techo con la barbilla. Tras esto, es importante relajar los hombros y mantener las manos a lo dos lados. Además, la boca debe de estar cerra y los dientes juntos en el momento del estiramiento. Con el ejercicio se está estirando el platisma (situado en la región ánterolateral del cuello, debajo de la piel) y el esternocleidomastoideo. Además del omohioideo (músculo aplanado, largo y delgado que se extiende a los lados del cuello), el esternohioideo (el más superficial de los músculos de la región infrahioidea) y el esternotiroideo (músculo ancho en forma de cinta como el esternocleidohioideo por debajo del cual está situado y se extiende desde el esternón hasta el cartílago tiroides).
  6. Estiramiento del cuello con flexión sentado: Este estiramiento se realiza sentándose en una silla, cruzando los brazos y dejándolos colgar entre las piernas. Además, se debe de dejar caer la cabeza hacia delante y tras esto, inclinarse hacia atrás. Algunas personas tienen la parte superior de la espalda y el cuello más flexible que otras por lo que, tal y como se ha dicho anteriormente, no hay que forzar la cabeza al descenderla sino relajarla y dejar que el peso de la cabeza haga el esfuerzo por sí solo. Con este ejercicio se estira el semiespinoso de la cabeza y el cuello, el espinoso de la cabeza y el cuello, el longísimo de la cabeza y del cuello y el esplenio de la cabeza y el cuello. Además, del elevador de la escápula, el trapecio y el romboide.
Estos estiramientos son muy importantes para evitar lesiones peligrosasEstos estiramientos son muy importantes para evitar lesiones peligrosas

En definitiva, estos ejercicios ayudarán a mantener más activa la zona y evitar tirones o dolores, sobre todo los que surgen el día después de acudir al gimnasio. Además, la zona del cuello está muy unida también a la de la espalda por lo que se recomienda hacer ejercicios para estirar esta. No obstante, siempre viene bien no sólo conocer estos ejercicios de estiramiento sino muchos otros que implican todas las zonas del cuerpo ya que ninguna es más importante que la otra y por ello, cualquier que sea se merece atención. Estos ejercicios permitirán a la persona sentirse más liberada y con mayor capacidad de movimiento, o lo que es lo mismo, flexibilidad.

Artículos recomendados