Menú
¿Qué es la cúrcuma?
¿Qué es la cúrcuma?
EL 'ORO INDIO'

¿Qué es la cúrcuma?

En la comida india la cúrcuma es el 'oro indio', ayudándote a cuidarte por dentro y por fuera.

J. Martín

La cúrcuma es una planta que se usa como especia desde hace siglos, pero lo cierto es que no ha sido hasta tiempos recientes cuando se ha hecho popular. De color amarillento, su sabor daba un gusto muy rico a muchos platos y ahora se ha convertido en una imprescindible en el especiero.

Quizá la palabra cúrcuma no te diga nada y menos si no eres aficionado a la comida india -de hecho le llaman 'oro indio'-, pero si te digo la palabra azafrán ya la cosa cambia. De hecho, etimológicamente hablando, la palabra cúrcuma viene del árabe antiguo 'kurkum', que traducido a nuestro idioma significa azafrán. Ahora ya la cosa ha cambiado y mucho, ¿a qué sí?

Las infusiones de cúrcuma son perfectas para digestiones pesadasLas infusiones de cúrcuma son perfectas para digestiones pesadas

Pues ahora la cúrcuma, que es de 'la familia' del azafrán, se ha convertido en un imprescindible para aquellas que quieren llevar una vida healthy, una vida saludable para tener un organismo y un cuerpo saludable por dentro y por fuera. Y las propiedades de esta planta milagrosa no podían pasar desapercibidas; de esta planta o de otras muchas, porque lo cierto es que en la mayor parte de las ocasiones usamos especias por su sabor, pero no indagamos un poco más allá para saber de dónde vienen, qué hay detrás de ellas o qué cosas nos aportan, tanto para bien como para mal.

Siempre en su justa medida

Partiendo de la base de que la cúrcuma, por su fuerte sabor y por ese toque picante, es preciso comerla en cantidades moderadas, es preciso señalar que no es una especia especialmente recomendada -es más, tienes que tratar de evitarla- para embarazadas ni lactantes, y se podría decir que prácticamente prohibida para personas con problemas graves en la vesícula biliar, reflujos o personas con problemas de coagulación porque ralentiza la misma.

Si no estás ni en un grupo ni en otro, una vez que hayas conocido todas sus propiedades y todos sus beneficios para tu salud tanto a nivel cuerpo físico como organismo interno, quizá comprarás un bote de cúrcuma y comenzarás a usarla en tus recetas diarias; eso sí, siempre con la cantidad precisa, no hay que olvidar nunca esto.

Hacemos tanto hincapié en ese aspecto de consumir lo justo y necesario -nunca eches más de una cucharada de postre- puesto que, como todo, un consumo excesivo puede traer contraindicaciones fatales. A modo de ejemplo, la cúrcuma nos ayuda a regular el ciclo menstrual y a aliviar los dolores premenstruales, pero si se consume en exceso puede afectar al proceso de ovulación.

La cúrcuma es un potente antiinflamatorioLa cúrcuma es un potente antiinflamatorio

Como también en su cantidad precisa puede convertirse en un gran antiinflamatorio, además de ayudar a tratar problemas respiratorios como la bronquitis. Es más, incluso se venden pastillas de cúrcuma a modo de antiinflamatorio natural, pero también puedes aplicar sustituir esa pastilla por una cucharadita de cúrcuma en tus comidas, teniendo en cuenta que siempre se eche cuando ya no vaya a haber más cocción puesto que, al cocer, se eliminan los curcuminoides, que es precisamente lo que le da ese poder antiinflamatorio. Una grandísima propiedad que también puede ayudar a paliar los dolores de la artritis o la artrosis.

Se acabaron las digestiones pesadas

A nivel digestivo, antes comentábamos que es mejor prescindir del consumo de cúrcuma cuando se tienen problemas graves en la vesícula biliar o sufren reflujos. Dejando a un lado esto, hay que tener muy presente que los componentes de la cúrcuma favorecen las digestiones, especialmente aquellas en las que hay muchos componentes grasos, evitando esas digestiones pesadas y la acidez estomacal.

Todo ello favorece que se puedan mejorar o incluso evitar ciertos problemas como insuficiencia biliar, hígado graso o incluso colesterol alto, pero también puede llegar a ayudar a la expulsión de piedras en la vesícula. Asimismo, la cúrcuma es un buen aliado contra la flatulencia y la acumulación de gases tan molesta en la barriga.

Todo ello hace que, lógicamente, la cúrcuma se haya convertido en un gran aliado de nuestro sistema inmunitario, protegiendo a nuestro organismo de ciertas enfermedades al tiempo que refuerza nuestras defensas y ayuda al buen funcionamiento del motor del organismo, el corazón.

Hay que consumir la cantidad precisa de cúrcumaHay que consumir la cantidad precisa de cúrcuma

Para terminar, no se puede pasar por alto las propiedades antioxidandes de la cúrcuma. Esta planta medicinal es una potente antioxidante, ayudando tanto a eliminar las toxinas de los alimentos que se consumen a lo largo del día como otras mucho más graves como las de los medicamentos o, llevándolo a otro plano, del alcohol.

Cómo consumir cúrcuma

Ahora que se conocen todos estos beneficios de la cúrcuma y, también, sus escasas contraindicaciones, la pregunta seguramente será cómo consumir exactamente esta especia, con qué platos va mejor, cómo saber cuál es la cantidad precisa,...

Pues las posibilidades de esta especia son infinitas siempre que, reiteramos, no se eche en grandes cantidades. Puede mezclarse con un poco de pimienta negra y el sabor resultante quedará perfecto en ensaladas, salsas o purés. Además también combina a la perfección tanto con carnes como pescados que se hagan a la plancha o al horno. O si no te animas a aportar ese sabor a tus platos del día a día, puedes consumir la cúrcuma en infusiones, siendo las más populares las de cúrcuma con jengibre; eso sí, a modo consejo, para evitar que el picor sea notable, no dejes la bolsita o la bolita con la planta dentro del agua calienta más de 2 o 3 minutos.

Artículos recomendados