Menú
¿Qué es la bursitis en la rodilla?
¿Qué es la bursitis en la rodilla?
INFLAMACIÓN DOLOROSA

¿Qué es la bursitis en la rodilla?

Este tipo de inflamación es habitual en deportistas al realizar mal los ejercicios o por contraer una serie de bacterias. Es imprescindible acudir a un médico especialista para su tratamiento.

Cristina Pardo Torres

La bursitis de la rodilla es una inflamación de la bolsa serosa (Bursa) que se encuentra en dicha articulación, justo entre el hueso y el tendón. Esta bolsa contiene líquido sinovial que tiene una función lubricante, evita la posible fricción entre los huesos, absorbe los posibles impactos a la hora de realizar ejercicio, soporta el peso del cuerpo y facilita los movimientos de los ligamentos y tendones. Cuando la bolsa se inflama la cantidad de líquido aumenta, provocando los tan característicos abultamientos.

La inflamación de la Bursa de la rodilla es una de las más conocidas, junto a la del hombro, cadera y codo. Sobre todo en personas deportistas y muy activas, aunque no es algo exclusivo en ellas, también pueden sufrirla personas sedentarias y que apenas realizan ejercicio físico.

Es muy usual en personas deportistasEs muy usual en personas deportistas

¿Qué tipos de bursitis de rodilla hay?

Existen tres tipos de bursitis: hemorrágica (presenta un hematoma en la zona externa de la rodilla), séptica (caracterizada por la infección de la Bursa) e inflamatoria (en la cual se puede observar una inflamación de la zona).

En la rodilla hay cinco tipos de bolsas serosas, cada una localizada en una zona diferente de ella, que hacen posible la movilidad tanto del fémur como de la tibia. Dependiendo de cuál sea la que se haya inflamado, tendrás un subtipo de bursitis u otro:

- La bursitis prerrotuliana: la inflamación se sitúa delante de la cara anterior de la rótula.

- La bursitis de la pata de ganso: la cual se localiza en la parte superficie interna de la rodilla.

- La bursitis infrarrotuliana superficial: es la inflamación de la bolsa serosa que se encuentra por delante del tendón rotuliano.

La bursitis puede producirse en el tendón rotulianoLa bursitis puede producirse en el tendón rotuliano

- La bursitis infrarrotuliana profunda: la inflamación se localizada entre el tendón rotuliano y la grasa corporal infrapatelar.

- La bursitis del semimembranoso: la inflamación se encuentra en el lado medio de la rodilla, a un nivel superior que la de la pata de ganso.

A mayores existen otros nombres con lo que nombrar los subtipos de bursitis

- Bursitis prepatelar: La inflamación se encuentra en la cara anterior de la rodilla. Este tipo se caracteriza por un dolor leve, que se hace más intenso al apoyar o doblar la rodilla.

- Bursitis anserina: Localizada en la cara interna de la rodilla. Caracterizada por la sensación de dolor al realizar esfuerzos sobre todo al subir o bajar escaleras.

- Bursitis iliotibilial: También conocida como rodilla de corredor. Se caracteriza por presentar dolor en la cara externa de la rodilla.

El dolor puede concentrarse en la cara externa de la rodillaEl dolor puede concentrarse en la cara externa de la rodilla

¿Cuál es la causa de la bursitis de la rodilla?

La causa más común da la inflamación de las bolsas serosas de la rodilla es la fricción ocasionada por el sobre-esfuerzo durante un largo periodo de tiempo y la sobrecarga al permanecer un tiempo prolongado en ciertas posturas. También puede ser producida por algunas sustancias químicas o por una infección séptica. Algunos factores que pueden interferir y hacer que la posibilidad de tener bursitis en la rodilla aumente, son:

- Sufrir una lesión en la zona de la rodilla.

- Que se infecte, ya sea por bacterias o por virus, la zona de la Bursa.

- Presentar una reacción alérgica en dicha zona.

- Padecer una condromalacia rotuliana.

- Realizar mal los movimientos durante el ejercicio físico.

La bursitis puede desarrollarse por la mala realización de los ejerciciosLa bursitis puede desarrollarse por la mala realización de los ejercicios

- Padecer enfermedades reumáticas, como pueden ser la artritis reumatoide y la gota.

- Padecer enfermedades que afectan al metabolismo, como puede ser la diabetes.

- Que la articulación femoropatelar se descoloque a menudo.

¿Cuáles son los síntomas de la bursitis en la rodilla?

Los síntomas que puede presentar una persona cuando tiene bursitis en la rodilla dependen de muchos aspectos, tales como, el tipo de bursitis, qué Bursa es la afectada y dónde se localiza, la edad, el tiempo que se lleve padeciendo, etc. Algunos de los síntomas más comunes y que más se repiten en todos los casos son:

- Un dolor muy intenso en la rodilla: lo que provoca cojera, rigidez y limitación o impotencia funcional de esta.

- Inflamación del liquido sinovial, lo que provoca la aparición de bultos visibles en la parte exterior de la rodilla. En los peores casos pueden ser muy voluminosos.

Provoca la aparición de bultos en la parte exterior de la rodillaProvoca la aparición de bultos en la parte exterior de la rodilla

- En el caso de la bursitis hemorrágica, aparece un hematoma en la parte exterior de la rodilla.

- En ocasiones también puede causar fiebre como consecuencia de una infección, es a lo que conocemos como bursitis séptica.

¿Cómo se lleva a cabo del diagnóstico de la bursitis en la rodilla?

Una vez hayamos acudido al médico especialista o traumatólogo, éste nos observará detenidamente la rodilla y nos palpará la zona en busca de signos de dolor, pudiendo con esto dictaminar dónde está localizada la inflamación y el tipo de bursitis que padecemos.

Si tras realizar estos pasos el médico aún no tiene claro si existe bursitis en la rodilla, nos realizará una radiografía, descartando así que la dolencia venga dada por alguna fractura a nivel óseo.

Posteriormente nos realizará una ecografía musculoesquelética, la cual puede mostrar los tejidos blandos de la rodilla y hacer visible la localización y el tipo de bursitis que sufrimos. Si el médico lo cree conveniente también puede realizar pruebas en el laboratorio, analizando el liquido de la bolsa serosa afectada.

El líquido puede ser analizado en el laboratorio si el médico lo considera necesarioEl líquido puede ser analizado en el laboratorio si el médico lo considera necesario

¿Cuál es el tratamiento?

Al igual que los síntomas, el tratamiento de la bursitis de rodilla varía dependiendo de dónde esté localizada la afección, el tipo de bursitis, el paciente que la sufre, su edad, etc. No obstante hay aspectos en común en todos los casos, por ejemplo:

- Nada más detectar la bursitis se aplica frío en la zona afectada, provocando una vasoconstricción y evitando que la inflamación aumente.

- El médico especialista recetará el consumo de medicamentos antinflamatorios no esteroideos, para controlar la inflamación y el dolor.

- Se debe guardar reposo, evitando movilizar la zona afectada, en este caso la rodilla.

El médico será el que dictamine si se llevará a cabo otro tipo de tratamiento a mayores, o si necesita y es recomendable algún cuidado especial.

El médico valorará si es necesario un cuidado especialEl médico valorará si es necesario un cuidado especial

¿Qué tipos de tratamientos existen?

Existen varios tipos de tratamientos para reducir y eliminar la bursitis de la rodilla, dependiendo del tipo que se sufra, de las características físicas de la persona, de la localización de la afección, del tipo, etc. Algunos de los más utilizados son:

- El consumo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, recetados por un médico especialista o traumatólogo.

- La bursitis séptica se tratará con antibióticos, con los cuales se eliminará la infección de la Bursa.

- La terapia con láser y la terapia física o manual.

- La Infiltración local de cortisona después de llevar a cabo una aspiración del líquido de la bolsa serosa.

- La extirpación quirúrgica de la bolsa serosa, si el reposo no es suficiente para que se cure la bursitis. Este tratamiento consiste en la realización de una incisión en la piel bajo anestesia local, con el fin de eliminar la bolsa serosa afectada.

Artículos recomendados