Menú
Cómo eliminar grasa abdominal
Cómo eliminar grasa abdominal
VIDA SANA

Cómo eliminar grasa abdominal

Existen algunos alimentos y ejercicios que contribuyen a la pérdida de grasas en el adomen y a conseguir un vientre plano. Descubre algunos sencillos trucos.

Julio A. López

Pese a que la mejor forma de eliminar la proporción de grasa en el cuerpo es la realización frecuente pero moderada de ejercicio físico, también existen algunas técnicas para incrementar esa pérdida de grasa en el cuerpo y ajustar nuestro índice de masa corporal a unos estándares adecuados. Además, algunos alimentos también ayudan a reducir grasas en el abdomen por su capacidad de absorción de estas.

En nuestro cuerpo, a lo largo de la vida, se generan dos tipos de grasas: la conocida como 'grasa marrón', que está en el interior del cuerpo desde el nacimiento y suele acumularse en el cuello, pecho y espalda. Entre sus funciones, destaca la de la protección contra el frío en el invierno, y este tipo suele irse perdiendo a lo largo del crecimiento.

La grasa marrón ayuda a combatir el frío, y las grasas blancas son reservas en nuestro organismoLa grasa marrón ayuda a combatir el frío, y las grasas blancas son reservas en nuestro organismo

Por otra parte, existen las 'grasas blancas', que son las más comunes a causa de mala alimentación y tras la ingesta diaria de comida. No todas las que se agrupan en esta categoría son perjudiciales, pero sí muchas de ellas. Sirven como combustible en nuestro cuerpo y sirve también de almacén mientras no se ingieren otros alimentos.

Entre los distintos métodos que ayudan a la pérdida de grasa, los más efectivos y con menores efectos secundarios en nuestro organismo son una dieta correcta, y además rica en verduras, frutas y legumbres, y la realización regular de ejercicio. Algo que contrarrestará con métodos más agresivos como los balones gástricos o liposucciones.

Cuidados alimenticios para perder grasa

Controlar y regular la alimentación es el pilar fundamental para mantener a raya los niveles de grasa en nuestro cuerpo, lo que no quiere decir comer menos, sino repartir las distribuciones de las comidas al día; es decir, comer alrededor de 5 veces diarias. Algunos consejos que ayudan a mantener estos buenos hábitos son, entre otros:

1Antes de desayunar, beber un vaso de agua con 3 gotas de limón. Este sencillo truco ayuda a depurar el organismo y predispone a un posterior vaciado intestinal. También crea en el abdomen una mayor sensación de bienestar y protege los depósitos de minerales.

2Hay unas grasas que debes permitir en tu cuerpo porque son saludables, y otras que debes desechar justo por lo contrario. Opta por el aceite de oliva virgen, el pescado azul y los frutos secos, y descarta las bollerías industriales, la margarina y los productos precocinados.

Los cítricos y los frutos rojos ayudan a absorber más rápidamente las grasas del cuerpoLos cítricos y los frutos rojos ayudan a absorber más rápidamente las grasas del cuerpo

3Bebe entre 1,5 y 2 litros de agua diarios. No es necesario que esa cantidad sea íntegra de agua mineral, sino que puedes optar también por otros productos como el té o caldos, pero siempre priorizando el consumo de agua fresca. Esto ayudará a transportar y eliminar residuos de nuestro metabolismo.

4Come con calma. Trata de centrarte en tu comida mientras estás comiendo, y evita hacerlo de pie o mientras estás a otras tareas, ya que tu cerebro no mandará la sensación de saciedad sobre tu cuerpo y tu apetito no se habrá disipado.

5Hay una serie de alimentos que debes consumir por los efectos para reducir el abdomen. Entre ellos, destacan los cítricos, ya que procesan la grasa más rápidamente, el café verde, que reduce la absorción de azúcar en el tracto intestinal, la avena, los frutos rojos y los frutos secos. Además, el salmón, por sus altas fuentes de Omega 3, activa el metabolismo y evita que toda la grasa se acumule en el abdomen.

Ejercicios para perder grasa en el abdomen

El tipo de ejercicio recomendado para perder grasa es el aeróbico, y consiste en todas aquellas actividades en las que no se exige un alto esfuerzo físico pero, a cambio, hay una mayor permanencia, por lo que la clave de estos ejercicios es la resistencia. Son ejercicios aeróbicos, por ejemplo, hacer running, footing, spinning o cualquiera en el que consista en sudar y mantener un ritmo a un tiempo determinado. No obstante, este tipo de ejercicios ayudan a quemar grasas pero no a fortalecer los músculos.

Los ejercicios aeróbicos ayudan a quemar grasa por hacer uso de las reservas guardadas en el cuerpo con mayor rapidez y, al emplear mucho oxígeno y respirar con mayor frecuencia, también supone mejoras en el sistema cardiovascular y aumenta la capacidad de nuestros pulmones. La intensidad que se pide para este tipo de ejercicios es media, no superior a un 60% de la capacidad máxima, y debe ser regulada en función del aguante de cada persona, por lo que no conviene ni sobreesfuerzos ni déficits de los mismos.

Los ejercicios aeróbicos sirven para desgastar y emplear las reservas de grasas en el cuerpoLos ejercicios aeróbicos sirven para desgastar y emplear las reservas de grasas en el cuerpo

También puedes realizar ejercicios de abdomen específicos para acabar con la grasa de esta zona del cuerpo. Estos ejercicios, además de quemar grasas, ayudan a tonificar el abdomen e incrementan la capacidad calórica del cuerpo al día. Los ejercicios de abdomen más comunes son los abdominales. Este tipo de ejercicios son recomendables realizarlos después de una actividad aeróbica para predisponer al cuerpo y evitar lesiones.

En primer lugar, colócate sobre una superficie plana y dura, flexiona las rodillas y coloca tus manos sobre tu cabeza o en el pecho y trata de apoyar los pies en el suelo. En esta posición, trata de levantarte subiendo haciendo fuerza con el abdomen hasta una cierta distancia y posteriormente vuelve a bajar. Repite estos movimientos en series de entre 15 y 20 veces. Es aconsejable realizar pequeñas subidas pero rápidas a largas y cortas. Puedes realizar alrededor de 3-4 series diarias, con intervalos de 90 segundos entre cada una de ellas. Ten cuidado con no forzar la zona del cuello.

Ejercicios como las planchas, los abdominales o las tijeras fortalecen el abdomenEjercicios como las planchas, los abdominales o las tijeras fortalecen el abdomen

Otras variantes de ejercicios que estimulan la zona del abdomen son las planchas abdominales, que se realizan boca abajo y apoyando los antebrazos en el suelo mientras el cuerpo permanece en línea con la cintura y los hombros. En ese ejercicio existe la variante laterial en la que se apoya un único antebrazo y se levanta el otro brazo y, en el caso de que sea posible, se separan ambas piernas para aumentar la tensión.

Otros ejercicios para crear tensión en el abdomen son las conocidas como tijeras. Para este caso, deberás estar tumbado en una esterilla boca arriba, levantar ambas piernas del suelo e irlas moviendo de arriba a abajo. Puedes ir variando y hacer los recorridos largos pero lentos o cortos y rápidos, aunque en este último caso la tensión crece.

Artículos recomendados