Menú
Vientre plano: alimentos que te ayudan a perder grasa abdominal
Vientre plano: alimentos que te ayudan a perder grasa abdominal
UNA DIETA COMPLETA

Vientre plano: alimentos que te ayudan a perder grasa abdominal

Además de una buena tabla de ejercicios, la alimentación es fundamental para eliminar el exceso de grasa en la zona del vientre y luchar por el idílico vientre plano.

J. Martín

La grasa abdominal es una de las cosas que más incomodan a las mujeres. Si no tienes un cuerpo de escándalo y un vientre plano, seguramente nunca te planteas ponerte ropa más ajustada o cuando te pones en traje de baño te sientes incómoda y tratas de 'meter barriga' todo el rato. Una 'técnica' que seguro también aplicas cuando te haces fotos. Pues se acabó el avergonzarse, se acabó el temer el momento de 'quitarse la ropa' y se acabó el volver a decir '¡dichosa barriga!'.

El vientre plano es una realidad. Todas las mujeres, evidentemente cada una dentro de sus posibilidades, pueden acabar con esa grasa abdominal que tanta rabia da ver al mirarse al espejo o notar al abrocharse los pantalones. Ahora bien, lo que tienes que hacer es desterrar ciertos mitos y aceptar la realidad.

Cada una tiene que conocer su cuerpo pero, dentro de las posibilidades y la fisonomía, todo se puede mejor, moldear y perfeccionar. Y para hacer eso hay que empezar por tomar conciencia de que un vientre plano requiere muchísimo esfuerzo en todos los sentidos, tanto por la estricta tabla de ejercicios que requiere como por un estricto plan de alimentación, evitando ciertos alimentos y aumentando las dosis de otros que favorecen la pérdida de la grasa.

Dejando a un lado la tabla de ejercicios que habría que adaptarse a cada caso, ahora vamos a centrarnos en la alimentación, que es, quizá, aún más importante que el ejercicio para conseguir un vientre plano o al menos para acabar con el exceso de grasa y con la flacidez.

Tienes que beber dos litros de agua al día para hidratarteTienes que beber dos litros de agua al día para hidratarte

Cuestiones básicas

Empezaremos por las cuestiones básicas. Unos hábitos que todas deberíamos cumplir sin necesidad de hacerlo única y exclusivamente para verse mejor o hacerlo una vez que comienzan los problemas.

El primero de ellos es beber dos litros de agua al día, pero repartidos a lo largo del día, no coger y beberte de golpe los dos litros de agua en un momento concreto. Hay que irse hidratando conforme pasan las horas del día y, a esa cantidad de agua, sumarle también zumos naturales, olvidándose de los refrescos con burbujas y de las bebidas alcohólicas.

La segunda regla básica es hacer las cinco comidas básicas al día, todos los días. Se dice que el desayuno es la comida más importante del día, pero también lo son el almuerzo, la comida, la merienda y la cena. Hay que comer cinco veces al día, tu organismo te lo agradecerá y evitarás la ansiedad por la comida, comiendo además más despacio, algo también básico.

Y la tercera pauta básica es la sal. Hay que reducir al mínimo este condimento cuando nos ponemos a cocinar. Sobrepeso, insuficiencia respiratoria y renal, tensión alta,... condimentar los platos con demasiada sal es muy perjudicial para la salud. Lo más efectivo si no puedes comer las cosas 'sosas' es que cambies la sal por otras especias como la pimienta negra o hierbas frescas.

Los frutos rojos te ayudarán en tu propósitoLos frutos rojos te ayudarán en tu propósito

Las mejores frutas y verduras

Hay que comer una media de 3 a 5 piezas de fruta al día. Y entre las frutas, las mejores para perder peso o las que te ayudan a ello y evitan que lo cojas son las manzanas -tanto enteras como en zumo-, los plátanos -aunque teniendo mucho cuidado en no abusar puesto que te puede provocar estreñimiento-, las cerezas -perfectas además para controlar tanto el colesterol como el ácido úrico, contribuyendo a su disminución- y los aguacates -el ácido oleico que posee reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y es un gran saciante-. Y si estas frutas no terminan de ir contigo, puedes también comer cualquier tipo de fruto rojo, así como sandía.

En cuanto a las verduras, los tomates son perfectos para favorecer la disolución de la grasa acumulada, siendo base de nuestra alimentación. Perfecto para añadir a cualquier tipo de receta ya sea cortado en rodajas o trozos como en zumo o crema, los tomates son unos perfectos alimentos para depurar el organismo. Como también te ayudan los pimientos, las acelgas, las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor, la lombardas, las espinacas,... verduras todas ellas con bastante cantidad de potasio, que ayudar a la eliminación de líquidos. Y no olvides tampoco el apio, que contiene mucha fibra.

Los pescados azules son los mejores para tu propósitoLos pescados azules son los mejores para tu propósito

Carnes y pescados

Pasando a la carne y el pescado... El mejor pescado para cumplir nuestro objetivo son los pescados azules, ricos en omega 3, lo que nos aporta energía para poder enfrentarnos a una jornada de deporte y quemar una buena dosis de calorías, eliminando la grasa que nos sobra del cuerpo; algo que también ocurre con los mariscos. Por su parte, las mejores carnes que se pueden comer en este casos son la de ave, bajas en grasa y con aportes minerales de hierro, potasio, fósforo o vitamina B12.

Junto a todos estos alimentos, puedes incluir en tu alimentación la avena. Este cereal, además de ser muy saciente y aportarte energía, ayuda a regular los niveles de azúcar, contiene fibra y contribuye a cambiar las grasas de tu cuerpo por músculo cuando haces deporte. Perfecta por tarde para nuestro objetivo de conseguir un vientre plano.

Las almendras serán tu mejor aperitivoLas almendras serán tu mejor aperitivo

Y de aperitivo...

Y si eres de las que no puedes evitar como entre horas, también hay alimentos que evitarán que engordes y que te ayudarán a saciarte al tiempo que favorece la pérdida de esa dichosa grasa abdominal. El mejor picoteo es el que está formado por nueces y almendras; ahora bien, en su justa medida, sin excesos y siempre consumidas de forma natural, sin tostar, y mucho menos con cualquier tipo de aditivo. Este tipo de frutos secos te ayudan a saciar tu apetito, contienen fibra, son buenos para la salud cardiovascular y, además, te dan la energía que necesitas para seguir trabajando, haciendo ejercicio,...

Con todas estas claves, ahora solo te queda elaborar tu menú semanal incluyendo todos estos alimentos en tus diferentes recetas. Con ello -que seguramente tampoco suponga mucho cambio en tu alimentación- y con un poco de fuerza de voluntad, en unas semanas comenzarás a notar los resultados y poco a poco te verás mucho mejor. Ahora bien, siempre hay que ser realista y saber que un vientre totalmente plano es muy complicado si los genes de cada persona no ayudan.

Artículos recomendados