Menú
Dieta cetogénica: qué es y en qué consiste
Dieta cetogénica: qué es y en qué consiste
DIETAS

Dieta cetogénica: qué es y en qué consiste

Una novedad entre las dietas, que reduce la sensación de hambre sin comer en exceso

Eba

En los últimos años se han puesto de moda muchos tipos de dietas que, según las necesidades y expectativas de cada persona, han sido eficaces en determinadas circunstancias. La sociedad actual ha alcanzado un punto en el que una dieta no solo le sirve para perder ese peso de más que se ha conseguido tras una época de excesos, sino que también la utiliza como forma para explorar otros tipos de alimentación, experimentar sensaciones e incluso adecuarla a su estilo de vida.

Actualmente, existen cientos de dietas diferentes. La principal característica de todas ellas es que comparten algo en común, y ese punto compartido es un grupo combinado de alimentos o de nutrientes que sustentan toda la dieta. Por ejemplo, en la dieta cetogénica, la alimentación se centra en una alta ingesta de grasas saludables y un bajo consumo de hidratos. Si es la primera vez que escuchas hablar de esta dieta, a continuación, Bekia te explica todos los detalles que necesitas saber para comprender qué es y en qué consiste.

La dieta cetogénica busca aumentar la ingesta de grasas y restringir la de hidratos de carbonoLa dieta cetogénica busca aumentar la ingesta de grasas y restringir la de hidratos de carbono

¿Qué es la dieta cetogénica y en qué consiste?

La dieta cetogénica, también conocida como dieta Keto, es un tipo de alimentación que busca, en una persona, aumentar la ingesta de grasas y restringir la de hidratos de carbono mientras los niveles de consumo de proteínas se mantienen. Los expertos en nutrición señalan que esta dieta es ideal para reducir la sensación de hambre pues reduce considerablemente el apetito y el característico hambre emocional.

La idea de realizar este tipo de dieta es eliminar, casi al completo, cualquier tipo de hidrato de carbono pues son muchos los que aseguran que estos son nutrientes prescindibles y que el organismo no los necesita tanto como se puede llegar a pensar. El hecho de reducir los hidratos hace que se pierda peso fácilmente. No obstante, esta dieta posee reglas sobre las que se sustenta para que sea efectiva así que, en caso de que una persona quiera hacerla, siempre será muy importante que no se hagan interpretaciones o variaciones sin la supervisión de un especialista.

¿Cómo ayuda al cuerpo la dieta cetogénica?

Si tienes ciertos conocimientos sobre cómo el cuerpo humano obtiene la energía necesaria para funcionar, sabrás que los hidratos de carbono son uno de los principales nutrientes, por no decir el que más, que el organismo quema para conseguir dicho combustible. Si una dieta elimina o reduce considerablemente los hidratos de carbono, el cuerpo automáticamente pasará a quemar otro tipo de nutrientes para poder obtener energía. En el caso de la dieta cetogénica, esto ocurre precisamente con las grasas y gracias al aumento de su ingesta.

El cuerpo automáticamente pasará a quemar otro tipo de nutrientes para poder obtener energíaEl cuerpo automáticamente pasará a quemar otro tipo de nutrientes para poder obtener energía
 

Tras un par de días con esta dieta, el cuerpo comienza a oxidar las grasas y a producir los llamados cuerpos cetónicos. A este proceso es al que se le llama cetosis. Durante este estado, el organismo utiliza estos cuerpos, que son obtenidos a partir de la combustión de la grasa almacenada, como energía para poder funcionar. Una vez conocido este proceso, es fácil intuir que la cetosis se puede alcanzar a partir del ayuno, pues el cuerpo tira de las reservas de grasa para seguir funcionando, a partir de una dieta rica en grasas como es la dieta cetogénica o a partir de la ingesta de cuerpos cetónicos.

Alimentos recomendados y prohibidos

Para que la dieta cetogénica sea efectiva, es importante realizar el aumento de consumo de grasas y reducir la de hidratos de carbono. Una vez que este sea un aspecto que se tenga en claro, existen una serie de alimentos que están muy recomendados para introducirlos dentro de esta dieta, así como otros cuyo consumo está más restringido.

Las grasas consumidas siempre han de ser grasas saludables, nunca saturadas, y buenas opciones son aquellas tales como los aguacates, los cacahuetes o el aceite de oliva. Ten presente que el consumo de este tipo de nutrientes ha de ocupar prácticamente toda tu ingesta calórica diaria. Además, las grasas saludables te ayudarán a sentirte saciada y a controlar mejor el hambre en momentos de antojo.

Las grasas consumidas siempre han de ser grasas saludablesLas grasas consumidas siempre han de ser grasas saludables

También se admite el consumo de verduras como la alcachofa, el brócoli o el calabacín aunque has de prestar especial cuidado a la hora de comprobar que estos alimentos no presenten un alto porcentaje de hidratos de carbono. Por ejemplo, plantas herbáceas como la patata o el boniato, a pesar de situarse en esa categoría, ofrecen un alimento que es muy rico en hidratos así que toma nota de todos esos alimentos y que no se te escape ni uno. Por otro lado, también puedes consumir alimentos con proteína, pero se aplica lo mismo que al anterior punto, mira que no contengan hidratos. Una buena alternativa son las sardinas, el salmón y los huevos.

En cuanto a los alimentos prohibidos o aquellos que simplemente deberías reducir de tu ingesta calórica diaria con, por ejemplo, la leche entera, legumbres, frutos secos, semillas y todos aquellos alimentos que presenten almidón dentro de su composición como, por ejemplo, guisantes, patatas, zanahorias o boniatos.

¿La dieta cetogénica tiene contraindicaciones?

Como cualquier otro tipo de dieta, la cetogénica es un tipo de alimentación que, si no se controla de forma adecuada y/o supervisada por un especialista, es posible que tenga efectos secundarios. Entre las contraindicaciones más conocidas, pueden presentarse mareos, náuseas, estreñimiento o dolores de cabeza, así que siempre es recomendable, si se quiere llevar a cabo tanto esta como otra dieta, acudir a un experto que pueda asesorar con conocimiento.

Es posible que, tras terminarla o abandonarla, el cuerpo sufra el temido efecto reboteEs posible que, tras terminarla o abandonarla, el cuerpo sufra el temido efecto rebote

Por otro lado, la dieta cetogénica no se recomienda a aquellas personas que sufran de colesterol o triglicéridos altos. Es posible que el organismo de ciertas personas no sea capaz de absorber toda la grasa consumida y que, por tanto, surjan complicaciones digestivas y otro tipo de trastornos intestinales más graves.

También, y esto se aplica a cualquier dieta, es posible que, tras terminarla o decididir abandonarla, el cuerpo de la persona sufra el temido efecto rebote. Una dieta variada no tiene por qué alterar el apetito ni hacer que se coma en mucha más cantidad que antes si se realiza con control y bajo supervisión médica pero siempre existe la posibilidad de que esto pueda ocurrir.

Artículos recomendados