Menú
Fitness como estilo de vida: claves que debes saber
Fitness como estilo de vida: claves que debes saber
CONSEJOS SALUDABLES

Fitness como estilo de vida: claves que debes saber

Cuando decidimos cambiar nuestro estilo de vida por uno más saludable nuestro cuerpo y mente nos lo agradece en un corto periodo de tiempo.

Sheila González Oliva

En muchas ocasiones llega un punto de inflexión en nuestras vidas en cuanto a llevar una vida fitness y de lo más saludable. En algunos casos es por salud y en otros por motivación propia. De cualquiera de las dos situaciones, llevar una vida fit es un gran acierto porque nos sentiremos mejor y tanto nuestro organismo como nuestro cuerpo nos lo va a agradecer. Una vez que se toma la decisón de llevar un estilo de vida fitness muchas cosas han de cambia empezando por la alimentación, y siguiendo por una rutina de ejercicios adaptados a nuestro nivel.

En el gimnasio debemos seguir los consejos de los especialistasEn el gimnasio debemos seguir los consejos de los especialistas

Del mismo modo, es recomendable asistir a un nutricionista para que nos guíe y nos de las pautas necesarias para poder hacer las cosas lo mejor posible. Hay que ser conscientes de que habrá un periodo de adaptación en el que nuestro cuerpo se amolde a la situación. Deberán pasar unos 21 días más o menos para que nuestro cuerpo esté adaptado por completo. No obstante, el seguir a rajatabla todo lo propuesto día tras día hará que nos motivemos para conseguir nuestros objetivos.

Digamos que cuando vayamos viendo resultados, intentaremos por todos los medios llegar al objetivo final. Si es cierto que ya en la primera semana, notaremos un cambio considerable. No a nivel de musculatura y tonificación, pero si a nivel interno. Nuestro organismo nos lo agradecerá, nos sentiremos más ligeros, y probablemente al eliminar ciertos alimentos pesados y con grasas tanto saturadas como vacías conciliaremos mejor el sueño y nos beneficiaremos de un buen descanso.

CONSEJOS PARA UNA VIDA FITNESS

Lo primero de todo es concienciarnos porque a partir de ahora eliminaremos ciertos alimentos que probablemente nos cueste trabajo dejar. No es dejarlos de golpe pero si reducir su ingesta. Estamos hablando de los dulces y bollería industrial. Todo en exceso es malo por lo que hay que reducir considerablemente consumir este tipo de alimentos. No obstante, podemos comernos un bollo de vez en cuando y darle una alegría a nuestro cuerpo. No todo va a ser un sacrificio, pero si hay que tener cuidado.

Por otro lado, hay que trazar un plan de acción en cuanto a nuestra alimentación se requiere. Lo más importante es no evitar el desayuno, hay que coger energía para aguantar todo el día. Comeremos algo a media mañana, alguna pieza de fruta puede ser el alimento ideal para saciar nuestro hambre. No hay que olvidar que cada persona tiene un tipo de organismo diferente por lo que aistir a un nutricionista puede ser una buena idea para que adapte la mejor dieta que será para nosotros.

Hay que dar una patada a los malos hábitosHay que dar una patada a los malos hábitos

Comeremos algo a la plancha o verduras cocidas, así como pescado o alimentos bajos en grasa. Comer en el trabajo no es una excusa porque se puede seguir el mismo estilo de vida fitness aunque sea más sacrificado. Realizaremos una merienda y luego una cena. Recordad que las cenas deben ser una o dos horas antes para no acostarnos con el estómago lleno. De esta manera facilitaremos la digestión y optaremos por un buen descanso.

Una de las motivaciones principales es el peso. Bien, aquí tomaremos las medidas pertinentes. Anotaremos en un papel el peso el día del inicio de nuestra vida fitness y cada semana cuando finalice, a la misma hora nos volveremos a pesar. Así veremos si tenemos que darle más caña o seguir el ritmo que llevamos.

DEPORTE PARA UNA VIDA FIT

Esta es otra de las partes más costosas de nuestro plan de vida fitness. Hacer ejercicio y movernos del sofá no es tarea fácil después de un largo día en el trabajo. Para ello empezaremos progresivamente. No podemos hacer dos horas de ejercicio el primer día, porque el segundo no vamos a querer ni movernos. Por eso, la progresión es lo más importante. Tanto si vamos al gimnasio como sino debemos sacar una hora al día para despejar la mente y trabajar nuestro cuerpo.

Si preferimos hacer ejercicio en la calle podemos comenzar con 20 minutos de cardio con una carrera continua y posteriormente realizar ejercicios como abdominales, planchas y sentadillas. No hay que olvidar se hacer tanto un pre calentamiento como un post calentamieto si queremos evitar cualquier tipo de lesión. Estos ejercicios los realizaremos durante media hora, y una vez finalizados terminaremos con 10 minutos de carrera. Con practicarlo 3 veces a la semana será suficiente para que nuestro cuerpo note una gran mejoría.

El cardio es lo más importante para lograr nuestro objetivoEl cardio es lo más importante para lograr nuestro objetivo

Para los que prefieren el gimansio pueden comenzar en la cinta o eliptica dutante quince minutos y después pasar a hacer máquinas: hombros, brazos y piernas. En el gimnasio hay una multitud de máquinas por lo que es recomendable que preguntemos a un monitor como hacer bien los ejercicios. Cuando terminemos nuestra tabla de ejercicios terminaremos con otro poco de cardio durante 10-15 minutos. Es una rutina monótona por lo que apuntarnos a clase de spinning puede ser una alternativa perfecta y de lo más divertida.

DETALLES PARA CAMBIAR EN NUESTRA RUTINA

Para finalizar no debemos pasar por alto ciertas rutinas que si las cambiamos nuestro cuerpo lo notará y veremos resultados visibles en menos tiempo. En esta ocasión nos apuntaremos en nuestra cabeza que debemos andar, tanto para coger el metro como para ir al supermercado. Otro de los tips para llevar una vida fit notoriamente satisfactoria es la elección de algunos alimentos. Los alimentos frescos contienen nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

Correr es la mejor excusa para conocer gente y así convertirlo en un hábito de lo más saludableCorrer es la mejor excusa para conocer gente y así convertirlo en un hábito de lo más saludable

No siempre hay que salir de copas, se puede quedar con los amigos para hacer deporte o pasear en bicicleta por el campo. De vez en cuando es muy positivo que cambiemos esos hábitos por otros más sanos. Si tienes mascotas como es el caso de los perros que mejor que pasar un día de senderismo en el campo, tu fiel amigo te lo agradecerá y tu cuerpo también. Tan solo hay que mentalizarse de cambiar ciertos detalles para notar un gran cambio en nuestro cuerpo y organismo, depende de nuestra fuerza de voluntad y nuestra perseverancia para conseguir el objetivo final que nos hemos marcado.

Artículos recomendados