Menú
Las nueces, un alimento calórico pero muy nutritivo
Las nueces, un alimento calórico pero muy nutritivo
BUENÍSIMAS PROPIEDADES

Las nueces, un alimento calórico pero muy nutritivo

Más allá de pensar en las calorías, las nueces tienen muchísimas propiedades muy beneficiosas para la salud. Incluso pueden ayudar a perder peso.

Julio Alberto López Ramón

Las nueces son frutos secos que, por lo general, se caracterizan por tener un alto número de calorías, pueden asustar al creer que su ingesta puede engordar. Lo cierto es que, pese a una cifra media de más de 600 calorías por cada 100 gramos, es uno de los alimentos más apropiadas para consumir, y uno de los más ideales a la hora de combatir problemas como el sobrepeso.

La nuez contiene multitud de grasas, entre las que destacan las poliinsaturadas (con alrededor de un 47%). También contienen alrededor de un 15% de proteínas, 13% de carbohidratos y un 6,7% de fibra, por lo que se convierte en uno de los alimentos más completos y aptos para comer entre horas, como postre o acompañarlo en algún plato como en el caso de las ensaladas.

Además, al contener aminoácidos como los omega 3 y omega 6, regulan el buen funcionamiento de nuestro organismo. También tienen altos grados de hierro, calcio, sodio y vitamina C, además de ser una fuente esencial de melatonina, lo que regula nuestro descanso y bienestar. Además, tienen un índice de azúcares muy bajo, aunque se recomienda un consumo muy prudente de nueces por su alto contenido calórico, y sobre todo por las mañanas y antes de realizar ejercicio físico ya que son una fuente de energía muy apta.

Las nueces, pese a su alto contenido calórico, tienen un índice de azúcares muy bajo.Las nueces, pese a su alto contenido calórico, tienen un índice de azúcares muy bajo.

Ya que es difícil calcular cuántas nueces componen 100 gramos de las mismas, por lo general, una nuez se compone de 24 calorías, por lo que es recomendable una ingestia media de 3 a 6 nueces como máximo al día y en épocas en las que haya un gasto energético posterior, por lo que se deberían evitar en las noches y a la hora de cenar.

Las nueces, además, por su bajo impacto de azúcares al cuerpo y la facilidad de nuestro organismo para quemar la energía que proporciona, puede servir como sustitutivo de alimentos como el pan, por lo que en algunos planes dietéticos se recomienda el consumo de frutos secos en vez de bocadillos por las peculiaridades de los frutos secos a la hora de realizar una actividad física posterior. Además, incluso algunos estudios han demostrado que el consumo de nueces y otros frutos secos reduce la mortalidad en un 20%. Por tanto, las nueces, al igual que otros frutos secos, no engordan, incluso favorecen a la pérdida de peso, en el caso de que sean consumidas con moderación.

Beneficios de consumir nueces

El consumo de nueces puede ser beneficioso para nuestro cuerpo, siempre y cuando se consuman con cuidado, y pueden aportar beneficios como la ayuda para combatir el cáncer. Se han demostrado estudios en los cuales el consumo de frutos secos reducía el riesgo de cáncer de próstata entre un 30 y 40 por ciento y también prevenía el de mama y, en quienes a pesar de consumir frutos secos lo padecían, sus temores eran de menor tamaño.

Las nueces, al ser frutos secos, tienen una gran cantidad de antioxidantes y pueden prevenir distintos tipos de cáncerLas nueces, al ser frutos secos, tienen una gran cantidad de antioxidantes y pueden prevenir distintos tipos de cáncer

Las nueces también son buenas para prevenir accidentes cardiovasculares, por lo que son beneficios para quienes padecen problemas del corazón o ya han sufrido episodios cardíacos. No obstante, si padeces de herpes, es mejor no optar por consumir nueces, ya que su ingesta puede provocar coágulos sanguíneos con facilidad en quienes tienen herpes. Al igual que la mayoría de frutos secos, otro de los rasgos beneficiosos para la salud de las nueces es su cantidad de antioxidantes, muchos de ellos no encontrados en otros productos, además de frenar el deterioro del organismo por la edad, o al menos ralentizarlo.

En el caso de los hombres, también puede ayudar a la fertilidad, aumentando el número de espermatozoides y su calidad y morfología. Además, en quienes padecen diabetes tipo 2, se demostró que su ingesta redujo significativamente los niveles de insulina durante los primeros meses en comparación con quienes no las ingerían.

¿Por qué puedo perder peso con las nueces

Las nueces, pese a sus calorías, ayudan a combatir el peso, entre otros motivos, porque incrementa la sensación de saciedad y evita picar entre horas. Por ello, son el tentempié más adecuado en horas como la merienda, en la que hay un margen de tiempo entre la comida y la cena que puede generar apetito.

El consumo de nueces y su incorporación en nuestra dieta ayudan también a cuidar de la salud de nuestro cerebro.El consumo de nueces y su incorporación en nuestra dieta ayudan también a cuidar de la salud de nuestro cerebro.

Nueces y salud mental

Además, las nueces contienen una serie de protectores de las neuronas, entre los que se incluyen el ácido fólico, vitamina E, melatonina y ácidos como omega 3 y omega 6, además de ser buenas contra el estrés y para la mejora de la función cognitiva y motriz tras el envejecimiento. Además, su cantidad de antioxidantes ayudan a prevenir enfermedades neurodegenerativas y, al ser consumidas con frecuencia, ayudan al tratamiento del alzheimer, concretamente a retardar sus síntomas y minimizarlos.

Por tanto, son muy útiles para el correcto desarrollo del sistema nervioso, utilizados en los procesos neuronales. Además, su alto contenido en polifenoles ayuda a la memoria, por lo que también, además del alzheimer, también ayuda a prevenir en la vejez enfermedades como la demencia senil.

Las nueces pueden ser antidepresivas

Según un estudio de la Universidad de Barcelona, las personas que incorporan en su dieta alimentos como almendras y nueces obtienen mayores niveles de serotonina, una hormona que, además de combatir la obesidad y la hipertensión, mejora la salud cardíaca y reduce la sensación de malestar y depresión. Algo que comparte con los medicamentos antidepresivos, que tienen la principal función de segregar hormonas como la serotonina, que aumentan el buen humor y reducen la sensación de depresión.

El exceso de consumo de nueces puede conllevar reacciones alérgicas y diarreaEl exceso de consumo de nueces puede conllevar reacciones alérgicas y diarrea

Consecuencias de la sobreingesta de nueces

Si bien el consumo prudente y adecuado de nueces es muy beneficioso para la salud, e incluso necesario en la dieta, su exceso puede acarrear síntomas nocivos, más allá de la excesiva cantidad de calorías, que, al no ser gastadas, se almacenan en el cuerpo y nos hacen engordar.

Las nueces pueden hacernos propensos a sufrir casos de diarrea, además de algunas reacciones alérgicas que, pese a que no nos convierten totalmente en alérgicos a los frutos secos, activan mecanismos en el cuerpo que pueden causar incluso náuseas. En el caso de personas asmáticas y que, por tanto, el campo y los árboles pueden provocar episodios concretos, también es recomendable consumirlas con mucha prudencia.

Artículos recomendados