Menú
Polvorones fit de almendras y avena
Polvorones fit de almendras y avena
VERSIÓN FITNESS

Polvorones fit de almendras y avena

Estos dulces no pueden faltar durante las fiestas navideñas y es muy difícil resistirse a ellos. Sin embargo, con esta versión fitness podrás disfrutar de ellos sin remordimientos.

Lucía Mejuto del Villar

Llegan las Navidades y con ellas las grandes comilonas. Las fiestas están para disfrutar, pero cuando se hace sin control se pueden caer en los temidos excesos que pueden hacer que el trabajo y la alimentación sana de los últimos meses caigan en el olvido. Los dulces son los grandes protagonistas de la Navidad y el turrón, el mazapán o los polvorones no pueden faltar en ninguna mesa y se comen casi sin querer. Sin embargo, el disfrutar de esta época no está reñido con tratar de cuidarse y no caer en las tentaciones y en los excesos.

Actualmente son muchas las recetas alternativas que se pueden encontrar con versiones fitness de comidas y dulces tradicionales, como es el caso de estos polvorones hechos con copos de avenas y almendras naturales. Hacerlos lleva unos minutos y su sabor no tiene nada que envidiar a los dulces tradicionales. Además, son perfectos para todas aquellas personas que se han propuesto pasar unas Navidades sin excesos y cuidándose, ya que aportan la mitad de las calorías que los polvorones clásicos y más beneficios para el organismo.

Unos polvorones llenos de beneficios

Los ingredientes principales de estos polvorones, la avena y las almendras al natural, son dos productos que destacan por su calidad nutritiva y los aportes positivos para el organismo. Entre los beneficios de estos polvorones se encuentran:

Un dulce tradicional con una receta tradicional sin que pierda su sabor originalUn dulce tradicional con una receta tradicional sin que pierda su sabor original
  • Ayudan a controlar el apetito, ya que tanto la avena como las almendras se caracterizan por tener una capacidad saciante muy alta. De esta forma, tener la sensación de estómago lleno durante más tiempo evitará que piques entre horas y que durante las celebraciones comer demasiado. No comer en exceso en Navidad es complicado con tantas cosas deliciosas a la vista, pero con estos polvorones no sentirás la necesidad de comer hasta no poder más.
  • Control de los niveles de azúcar en sangre, ya que entre los componentes de la avena se encuentra un tipo de fibra soluble que no solo mejora la digestión, sino que también reduce la absorción del azúcar por parte del intestino. Las almendras también son perfectas en este apartado y, en general, todos los frutos secos por su elevado contenido en grasas saludables, en proteínas y en fibra al mismo tiempo que a penas contienen carbohidratos. Además, las almendras destacan por ser ricas en magnesio, un mineral que está directamente relacionado con el control del azúcar en la sangre.
  • Ayudan a prevenir enfermedades, ya que ambos ingredientes refuerzan el sistema inmunitario. Durante el invierno esto es importante, ya que es la temporada de las gripes y los resfriados. La avena tiene propiedades expectorantes y mucolíticas que previenen el desarrollo de tos y de bronquitis, mientras que el zinc y las vitaminas que contienen las almendras son antioxidantes y reducen el cansancio.
  • Aportan grandes dosis de energía gracias a su contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, lo que convierte a estos dulces en los mejores aliados para realizar todas las tareas y labores diarias.
  • Controlan el nivel de colesterol en sangre gracias a la fibra que contienen que ayuda a reducir el nivel de triglicéridos y a disminuir el colesterol LDL, también conocido como 'colesterol malo'. También son perfectas para el cuidado del sistema cardiaco gracia a su contenido en grasas buenas que aportan ambos ingredientes, como es el caso del ácido graso Omega 3 o de los lincoleicos.
  • También ayudan a mejorar el sistema nervioso en estas épocas de nerviosismo, a regenerar los tejidos y son una gran fuente de proteínas.

Ingredientes para los polvorones fit

  • 150 gr. de copos de avena
  • 150 gr. de edulcorante granulado
  • 100 gr. de ghee
  • 100 gr. de almendras al natural
  • 70 gr. de crema de almendras tostadas
  • Canela en polvo
  • Edulcorante granulado
Es importante mezclar los ingredientes secos hasta que se hayan integrado por completo a la masaEs importante mezclar los ingredientes secos hasta que se hayan integrado por completo a la masa

Elaboración

Lo primero que tendrás que hacer para comenzar a preparar estos deliciosos polvorones de almendras y avena será picar en un robot de cocina tanto los 150 gramos de avena como los 100 gramos de almendras ya peladas. Luego junta ambos ingredientes en un recipiente amplio junto a los 150 gramos del edulcorante granulado que utilices normalmente. A continuación, mezcla los ingredientes secos hasta que se hayan integrado por completo y luego agrega los 100 gramos de crema de almendras tostadas -que puedes comprar ya hecha o hacerla en casa- y los 100 gramos de ghee. El ghee es similar a la mantequilla clarificada, aunque las principales diferencias entre uno y otro es que el ghee tiene un sabor más tostado y que su forma de preparación asegura que está completamente libre de agua y proteínas de la leche. Precisamente por ello, las personas con intolerancia a la lactosa o a la caseína no suelen tener problemas a la hora de consumirlo.

Normalmente, el ghee no se vende en supermercados, pero sí suele encontrarse en establecimiento de alimentación ecológica y en herboristerías. Junto al ghee agrega canela al gusto a la mezcla de ingredientes secos, teniendo en cuenta que es una especia con un sabor muy característico y que si no te agrada demasiado lo mejor es que eches poco. El siguiente paso será trabajar la masa con las manos para que todos los ingredientes se vayan ligando poco a poco y tengas una pasta homogénea. Haz una bola con la masa y luego colócala encima de un trozo grande de papel film. Utiliza las manos para darle forma alargada y luego envuelve la pasta de los polvorones en el papel transparente y métela en la nevera durante un par de horas para que se endurezca.

Pasado ese tiempo, cuando compruebes que la masa está totalmente dura, sácala y córtala en rodajas de aproximadamente 1 centímetro. Luego ve colocándolas en una bandeja de horno previamente cubierta con un trozo de papel vegetal o papel de hornear. Cuando ya tengas los polvorones cortados, pon a calentar el horno a 185ºC y luego mételos para que se cocinen durante 15 minutos. Después, saca la bandeja del horno y deja que los polvorones de enfríen por completo antes de disfrutar de ellos. Si quieres, también puedes decorarlos por encima con un poco de azúcar glas o leche en polvo. También puedes optar por envolverlos en pequeños trozos de papel para que se conserven durante más tiempo y así imitar a los polvorones tradicionales. Aunque lo cierto es que esta versión fit de almendras y avena no tienen nada que envidiar a los demás. ¿Podrás resistirte a comer más de uno?

Artículos recomendados