Menú
Qué cenar antes de ir al gimnasio
Qué cenar antes de ir al gimnasio
SUAVE Y PROTEÍCO

Qué cenar antes de ir al gimnasio

Muchas personas se centran en comer proteínas y suprimir los carbohidratos para quemar más calorías, pero esto es un error que podría causar lesiones durante el entrenamiento.

Verónica Serrano Sevilla

Está demostrado que comer antes de hacer deporte nos hace ser menos eficientes a la hora de quemar calorías. Según varios estudios, llenar nuestro estómago antes de practicar ejercicio haría que quememos un 22% menos de materia grasa. Además, no es demasiado recomendable ponerte a hacer deporte con la tripa llena dado que sentirás pesadez y rendirás menos, así como puedes sufrir ese terrible dolor en la zona abdominal que conocemos como flato, producido por una congestión venosa.

Sin embargo, hay muchas ocasiones que la rutina nos atrapa y se nos hace demasiado tarde para ir al gimnasio: bien sea por el trabajo, las reuniones con amigos, las tareas domésticas o incluso por pereza. Así pues, hoy vamos a explicar qué clase de comida debes tomar antes de practicar ejercicio si en algún momento se te pega mucho la hora de la cena con tu entrenamiento diario.

Una ensalada de atún es una buena opciónUna ensalada de atún es una buena opción

Qué tipo de nutrientes dar al cuerpo antes de ir al gimnasio

Como vas a practicar deporte con el estómago lleno, lo más recomendable es que optes por platos ligeros, lo cual puede ser toda una ventaja si vas mal de tiempo. También debes tener en cuenta que tu comida debe ser rica en proteínas y carbohidratos puesto que vas a ejercitar tu cuerpo. Las proteínas van directamente a aportar energía a tus músculos mientras que los carbohidratos te aportarán calorías que vas a quemar durante tu entrenamiento. Esta es una diferencia fundamental con respecto a cenar después de hacer deporte: en este caso no deberías ingerir carbohidratos dado que mientras duermes por la noche no los eliminarás de tu cuerpo.

Alimentos recomendados

Como hemos comentado, hay que centrarse en alimentos proteícos y con carbohidratos, pero es importante apreciar que no hay que excederse con estos últimos, dado que un consumo elevado es transformado en grasa por nuestro cuerpo. Así pues, como alimentos suaves y perfectos para cenar antes de ir al gimnasio, podemos encontrar:

  • Ensaladas: de cualquier tipo vienen siempre bien para hidratar el organismo y aportar vitaminas. Además, son ligeras y puedes hacerlas de múltiples tipos: con lechuga, endivias, hojas de rúcula, espinacas... Acompáñalas de otros vegetales como tomate, apio, zanahoria. Incluso puedes usar maíz y aliñarlas con aceite de oliva y vinagre. Una buena idea para incorporar a tus ensaladas son los palitos de cangrejo o algo de carne que aporte calorías. Como consejo, recuerda que la carne elegida siempre ha de ser de pollo o pavo, que es la que menos grasas contiene y la más ligera.
  • Pescado: la carne del pescado tiene muchas proteínas y viene de maravilla por los aminoácidos, omega 3 y antioxidantes que contiene. El pescado azul es más graso que el blanco, pero no importa en este caso porque el cuerpo lo quemará mientras realizas ejercicio. Cualquier tipo de pescado es perfecto para cenar: salmón, merluza, sardinas, gallo, lenguado... Eso sí, deberás cocinarlo a la plancha, al horno o añadirlo como aderezo a otros platos. Por ejemplo, el atún en ensaladas es siempre una buena opción para complementar.
  • Sustituye el arroz por la quinoaSustituye el arroz por la quinoa

  • Huevo: este es un alimento muy rico en proteínas si se consume cocido pues un huevo mediano puede contener tan solo 70 kilocalorías. Frito estará siempre prohibido y conviene comerlo incorporado en las ensaladas.
  • El arroz podría ser una buena opción para comer, pero no para cenar antes de ejercitarte puesto que es muy pesado de digerir. No obstante, puedes sustituirlo por un plato de quinoa que es rica en carbohidratos y ayudará a fortalecer la masa magra de tu cuerpo.
  • Fruta: una pieza de fruta también es recomendable, siendo más indicadas aquellas que aportan una mayor cantidad de glucosa al cuerpo, que se transforma en carbohidratos. El plátano es la más recomendada por su alto contenido en potasio que ayuda a la resistencia pero también puedes probar con la manzana, la pera, la naranja, el melocotón la ciruela o los frutos rojos como las fresas, cerezas y frambuesas.

Batidos naturales

No debemos olvidar que la comida no sólida es una gran opción para alimentarse antes de ir al gimnasio. Un buen batido no solo aportará hidratación a tu cuerpo, sino también vitaminas y minerales, además de ser más ligero y fácil de digerir por nuestro organismo. Puedes probar a hacerlos de leche de cualquier tipo, des la normal hasta las de soja, arroz, etc., y mezclarlos con frutas como las mencionadas anteriormente, yogures y cereales que aporten fibra a tu cuerpo. Una solución eficaz y deliciosa puede ser un batido de plátano con leche de soja y avena.

Un batido de plátano con leche de soja y avena aporta las proteínas y carbohidratos suficientesUn batido de plátano con leche de soja y avena aporta las proteínas y carbohidratos suficientes

Consejos

  • Realiza comidas ligeras y suaves, evitando las especias que pesen en tu estómago o con excesos de aceites que sean pesados durante el deporte.

  • Cena pequeñas cantidades y espera al menos 30 minutos para practicar deporte, dejando así que la comida baje. No es recomendable que te ejercites nada más comer dado que dificulta la digestión.
  • Hay mucha gente que se centra en comer proteínas y decide suprimir los carbohidratos para quemar aún más calorías mientras hace deporte y esto es un error muy grave. El cuerpo necesita de carbohidratos puesto que son la 'gasolina' que le mueve y una deficiencia de estos nutrientes podría provocar agotamiento.
  • Un consumo excesivo de proteínas puede provocar problemas de salud como daños renales, hepáticos o debilitación ósea que deriven en una mayor facilidad para sufrir lesiones.
  • Si vas a convertir la cena antes del deporte como un a rutina en tu día a día, lo mejor será que acudas a un nutricionista que junto a tu plan de ejercicio establezca la mejor dieta a seguir para obtener la energía necesaria en tu entrenamiento.

Artículos recomendados