Menú
7 consejos para hacer deporte en verano sin riesgos
7 consejos para hacer deporte en verano sin riesgos
¡NO HAY EXCUSAS!

7 consejos para hacer deporte en verano sin riesgos

Las altas temperaturas pueden repercutir de forma negativa sobre los más deportistas y por ello es importante ser precavido.

Lara Fernández Díaz

Es importante tener en cuenta los riesgos de hacer deporte en verano, donde las temperaturas son mucho más elevadas y pueden llegar a afectar a quienes practican ejercicio más de lo que creen. Cuando se hace ejercicio, la temperatura del cuerpo aumenta, se suda, hay un aumento del riego sanguíneo, etc. En definitiva, una serie de hechos que pueden provocar que junto con unas altas temperaturas propias de la época del verano, la persona sufra un desmayo, deshidratación, pérdida de conciencia, bajada de tensión, mareo e incluso, en los peores casos, entre en una situación de coma o muerte.

Por lo tanto, será imprescindible tener en cuenta una serie de consejos si se va a realizar cualquier tipo de deporte en una época calurosa ya que de esta forma, se evitarán sustos o daños innecesarios. La salud es lo más importante y aunque a priori, parezca que el sol o calor no está afectanto, la situación puede cambiar en cosa de minutos o segundos por lo que es importante ser precavido e intentar cumplir todo aquello que se necesita para evitar pasar por golpes de calor o daños corporales durante la práctica de deporte, que tiene como objetivo beneficiar no sólo al cuerpo o física sino también a la salud o al propio organismo. Por lo tanto, antes de hacer deporte o ejercicio en verano habrá que seguir los siguientes consejos:

Si practicas deporte fuera de casa, ve siempre acompañado de agua o una bebida isotónicaSi practicas deporte fuera de casa, ve siempre acompañado de agua o una bebida isotónica

  1. Hidratación: Lo más importante a la hora de hacer ejercicio es estar hidratado y más, si es durante el verano. Con la práctica se suda y el organismo no sólo quema grasa sino también pierde líquidos. De hecho, es lo primero que se pierde. Por lo tanto, es muy importante ya sea con agua o con bebidas isotónicas, mantener el cuerpo bien hidratado para no sufrir daños o deshidratarse.
  2. Roda adecuada: Es importante que en general, a la hora de hacer deporte se utilice un atuendo apropiado para la ocasión, es decir, cómodo. Aun así, en verano, las altas temperaturas requieren que este atuendo sea no sólo cómodo sino también fresco, para evitar concretar mucho calor en el cuerpo. Por lo tanto, la ropa transpirable será la clave para hacer ejercicio con altas temperaturas.
  3. Elegir la hora perfecta: Hay momentos del día donde el sol está más fuerte que nunca y por lo tanto, el riesgo de sufrir una insolación, mareo, deshidratación o algo por el estilo es mucho mayor. Se recomienda elegir momentos del día donde las temperaturas sean más bajas, como por ejemplo, con la caída del sol o la salida del mismo a primera hora del día. De igual manera, habrá que evitar hacer ejercicio tras haber comido o sin haber desayunado, ya que en el primer caso, será importante reposar la comida y en el segundo, tener algún alimento en el cuerpo para verse con energía y fuerzas para superar el entrenamiento y no marearse.
  4. Puedes aprovechar el verano para practicar nuevos deportes que refresquen algo másPuedes aprovechar el verano para practicar nuevos deportes que refresquen algo más

  5. Cuidados básicos: El sol puede quemar la piel. De hecho, cuando se está realizando alguna actividad como por ejemplo, en este caso, un deporte, se nota menos la sensación de quemazón en la piel que si la persona está tumbada tomando el sol. Es decir, aunque parezca que el sol no esté dando con fuerza, hay que ser precavidos y aplicarse protección ya que este salvará a muchas personas de unas horas después verse quemadas y doloridas por el efecto solar.
  6. Evitar el alcohol: Muchas personas tienden, tras haber hecho ejercicio durante la época de verano, a llegar a casa o a una terraza y tomarse una cerveza o cualquier otra bebida alcohólica. Esto es incurrir en un error ya que el alcohol deshidrata, a diferencia del agua. Por lo tanto, si a la pérdida de líquidos derivada del ejercicio se le suma la del alcohol, la persona puede sufrir cualquiera de los episodios mencionados en un primer momento.
  7. Probar nuevos deportes: ¿Qué mejor época que el verano para animarse a probar otro tipo de deportes? El calor muchas veces no casa con las actividades deportivas a las que muchas personas están acostumbradas, tales como el correr, etc. Por lo tanto, son muchos quienes deciden aprovechar que se encuentran en una zona costera para lanzarse a probar deportes acuáticos que a su vez combaten contra las altas temperaturas y refrescan a cualquiera.
  8. Intenta practicar más deporte en casa o sitios que estén acondicionadosIntenta practicar más deporte en casa o sitios que estén acondicionados

  9. Aire acondicionado: En los días más calurosos, donde las temperaturas son exageradas, se recomienda practicar deporte en lugares frescos o con aire acondicionado. Es decir, evitar estar expuesto al sol e incluso, acudir al gimnasio. Esto evitará el cargar de calor el cuerpo de cualquier persona y que este salga dañado.

En conclusión, son muchos los consejos a tener en cuenta para poder llevar a cabo una responsable práctica de deporte y ejercicio durante los meses de verano, que suelen ser los más calurosos y donde las temperaturas se muestran más elevadas. Hacer deporte forma parte de una vida saludable pero es importante conocer los riesgos y asumir la responsabilidad de no dejarse llevar por ellos.

Artículos recomendados