Menú
Ejemplo de dieta de 1500 calorías
Ejemplo de dieta de 1500 calorías
VARIADA Y ASEQUIBLE

Ejemplo de dieta de 1500 calorías

Esta dieta de 1.500 calorías es una opción saludable que te permitirá bajar de peso sin renunciar a la variedad, la clave está en el equilibrio.

Victoria González San Martín

Ahora que se acerca el verano es el momento perfecto para empezar una dieta que te permita llegar a tu peso ideal o cambiar a un estilo de vida más saludable. Para ello, son muchas las personas que recurren a métodos express o 'dietas milagro' que en ocasiones pueden afectar a nuestro organismo y a la larga producir el efecto contrario que deseamos. Como los cambios drásticos en la alimentación no son una opción recomendable, lo más acertado es comenzar una dieta equilibrada en la que la ingesta calórica sea inferior al gasto energético. Con la dieta de 1.500 calorías no se come menos, sino mejor, la clave es llevar un estilo de vida activo y comer con cabeza.

Una dieta hipocalórica combina un menú equilibrado con ejercicio saludableUna dieta hipocalórica combina un menú equilibrado con ejercicio saludable

Un menú de 1.500 calorías diarias unido al ejercicio componen lo que sería una dieta hipocalórica, es decir, gastar más energía de la que se consume a través de los alimentos. Según la OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, lo más importante antes de intentar adelgazar es importante calcular el IMC (Índice de Masa Corporal), para saber si el peso ideal es realmente el que te has puesto como meta. Si compruebas que te sobran unos kilos, es el momento de buscar soluciones en un cambio de hábitos e ingerir los alimentos adecuados.

Claves antes de comenzar la dieta

Es importante saber que no se trata de comer menos, sino de comer mejor. Los alimentos se pueden dividir en diferentes grupos, y el objetivo debe ser conseguir ingerir todos los grupos a lo largo del día en sus cantidades adecuadas.

Se trata de comer mejor y repartido, para ello se deben hacer cinco comidasSe trata de comer mejor y repartido, para ello se deben hacer cinco comidas

Por supuesto hacer solo tres comidas al día no es una opción, ya que el ayuno prolongado es tan malo como picar entre horas, lo mejor es hacer tres comidas principales y dos tentempiés. Los diferentes grupos de alimentos son:

  1. Verduras: incluyen las hojas como acelga, borraja, escarola, espinacas y lechuga; las raíces como nabo, rábanos, remolacha y zanahoria; los frutos como la berenjena o el pimiento; y las coles como repollo, brécol, coles de Bruselas y coliflor.
  2. Farináceos: son los alimentos ricos en hidratos de carbono, como el arroz, la pasta, el pan, los guisantes, las patatas, los garbanzos o las lentejas.
  3. Proteínas: las proteínas son necesarias en el día a día, se pueden tomar a través de la carne magra, el pescado azul o blanco, y los huevos.
  4. Frutas: la fruta aporta glucosa así como multitud de nutrientes y vitaminas, las más recomendables son la manzana, la pera, el melón, la fresa, el albaricoque, la naranja y la piña natural.

Cómo llegar a las 1.500 calorías

La fórmula para llegar a la ingesta y seguir un menú equilibrado se basa en: 80 gramos de proteínas, 50 gramos de grasas y 200 gramos de carbohidratos. A partir de ahí las posibilidades son casi infinitas y se pueden adaptar a tus gustos, por ejemplo cada 10 gramos de pan se pueden sustituir por una galleta o 100 mililitros de leche desnatada por un yogur natural desnatado. Como se ha mencionado anteriormente, la ingesta debe repartirse en cinco comidas diferentes que pueden desarrollarse de la siguiente manera:

  1. Desayuno: 200 ml de leche desnatada y 30 gramos de pan integral.
  2. Media mañana: 50 gramos de pan integral y 20 gramos de alimento proteico, por ejemplo pavo o queso.
  3. Comida: un alimento del grupo de las verduras, uno del de los farináceos, un alimento proteico, una fruta y 20 gramos de pan integral.
  4. Merienda: 200 mililitros de leche desnatada y una fruta.
  5. Cena: igual que la comida, deben estar presentes los cuatro grupos de alimentos, también los hidratos de carbono, los mejores para esta hora serían los más fibrosos.
Los diferentes grupos de alimentos deben estar presentes varias veces a diarioLos diferentes grupos de alimentos deben estar presentes varias veces a diario

Aparte de todo ello, el agua es fundamental, desde el III Congreso Nacional de Hidratación se ha determinado que un adulto debe beber cerca de 2 litros diarios, dependiendo del ejercicio realizado y la época del año. Por otro lado hay alimentos que deben evitarse de cualquiera de las formas.

Alimentos de los que es mejor prescindir

Como cualquier dieta, la fuerza de voluntad es algo fundamental a la hora de llevarla a cabo. Piensa antes de comerte ese bollo, porque puede echar por tierra todo tu esfuerzo. A continuación, unas claves para saber qué alimentos deben ser evitados:

  • Alimentos ricos en grasas: como la carne de cerdo, embutidos, mantequilla y quesos muy grasos.
  • La bollería industrial es uno de los alimentos prohibidos en esta dietaLa bollería industrial es uno de los alimentos prohibidos en esta dieta

  • Bollería industrial: hay veces el cuerpo pide dulce y es importante satisfacerle, pero la bollería industrial no es una opción. Es mejor sustituir estos pecados por una onza de chocolate negro o una mermelada sin azúcares añadidos.
  • Refrescos: los refrescos solo aportan calorías vacías, es importante moderar su consumo ya que además su alto contenido en azúcar es perjudicial para los dientes. Si buscas alternativas, adéntrate en el mundo de los zumos naturales y de las infusiones.
  • Salsas: aunque la salsa muchas veces mejore el plato, se debe rehuir de ellas ya que la mayoría se cocinan con grasas como la nata o la mantequilla o con mucha azúcar como el ketchup. Mucho más saludable y bajo en calorías es emplear una vinagreta ligera o especias.

Con esta dieta de 1.500 calorías podrás conseguir tus objetivos sin caer en la rutina alimenticia, lo importante es el equilibrio y la variedad. No obstante, no se trata de una dieta milagro, para cualquier cambio drástico de hábitos es fundamental acudir a un nutricionista, ya que es un experto y podrá evaluar cada cuerpo y sus necesidades.

Artículos recomendados