Menú
Pizza casera saludable
Pizza casera saludable
OPCIÓN FITNESS

Pizza casera saludable

La pizza es la comida preferida de muchas personas y suele estar ligada a momentos de relax y diversión, aunque esto no quiere decir que deba ser un plato lleno de grasas o calorías.

Lucía Mejuto del Villar

La pizza es una de las comidas que no puede faltar en la rutina de comidas semanal de muchas personas. Y es que se trata del plato perfecto para disfrutar de con los amigos, para ver una película o para relajarse después de un duro día de trabajo. Sin embargo, hay quienes consideran que la pizza es una comida que debería eliminarse de la lista cuando se quiere llevar un dieta sana y equilibrada, al igual que ocurre con las hamburguesas, los perritos calientes, las patatas fritas o los dulces. Esto es así hasta cierto punto, ya que las pizzas a domicilio o las precocinadas -tanto las no refrigeradas como las congeladas- utilizan ingredientes que no son nada saludables y que deberían evitarse siempre que fuera posible.

La masa es uno de los elementos críticos de este tipo de comida, donde se concentran la mayoría de las calorías y grasas. Pero esto no quiere decir que haya que despedirse de la pizza para siempre, sino que actualmente se pueden encontrar muchas recetas saludables con las que hacer una masa de calidad, con buenos ingredientes y que nada tiene que envidiar a las precocinadas. La avena es uno de los elementos que más suelen utilizarse (como es el caso de esta receta), así como harinas integrales o, incluso, pizzas con base de pollo o coliflor. Ahora ya no tendrás que decir adiós a esta deliciosa comida ni tampoco tu cuerpo se resentirá.

Una pizza de lo más saludable

Tanto los ingredientes con los que se hace la masa como los toppings que se ponen por encima tienen grandes beneficios para el organismo. Pero lo más importante es que su consumo no aportará calorías, grasas, conservantes u otras sustancias que puedan dañar el estómago, suponer un salto en la dieta o variar la báscula si lo que se está buscando es bajar de peso. Evidentemente, este cambio de ingredientes afectará a la textura, color o sabor de la masa, pero el resultado no tendrá nada que envidiar a las pizzas precocinadas. Crujiente, con un suave color y un ligero tono anaranjado por la batata, esta masa de pizza no sólo está deliciosa sino que aporta grandes beneficios al organismo.

Es una receta ideal para aquellas personas que quieran bajar de pesoEs una receta ideal para aquellas personas que quieran bajar de peso

  • La avena es un cereal que está especialmente recomendado para aquellas personas que buscan bajar de peso al contener carbohidratos de absorción lenta que producen la sensación de saciedad durante grandes periodos de tiempo. De esta forma, con la sensación de tener el estómago lleno se evitará picar entre horas. Además, la avena también tiene otras propiedades entre las que se encuentran su capacidad para regenerar los tejidos dañados debido a su aporte de proteínas, así como a controlar el nivel de azúcar en sangre o a mantener el colesterol en niveles óptimos. Por último, este cereal mejora la digestión, ayuda al sistema nervioso y su consumo previene enfermedades gracias a sus propiedades mucolíticas y expectorantes.
  • La harina de trigo integral se diferencia de la harina blanca en que la primera conserva más nutrientes que la segunda debido a que no es sometida a un proceso de refinamiento. Al mantener la cáscara de los granos, la harina integral mantiene sus niveles de fibra, minerales y vitaminas del grupo B. Esta harina, al igual que ocurre con la avena, también produce una sensación de estómago lleno durante más tiempo y ayuda a controlar el índice glucémico y el nivel de colesterol en sangre. Además, es perfecta para aquellas personas que sufren de episodios de estreñimiento gracias a su gran aporte de fibra.
  • Otro de los ingredientes que se utilizan en la masa de esta pizza casera saludable es la batata, producto que es especialmente relevante por sus capacidades antioxidantes. También ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares gracias a su alto contenido en vitamina E, a mantener en niveles óptimos la presión arterial por el potasio y a mejorar las úlceras y otras inflamaciones intestinales.
  • La clara de huevo es otro ingrediente que debería estar presente en cualquier dieta sana y equilibrada, ya que tienen una gran cantidad de beneficios. Principalmente destacan por no tener grasas ni colesterol, a lo que se une el hecho de aporta grandes cantidades de nutrientes, ayuda ganar masa muscular y también genera una gran sensación de saciedad.

Cómo preparar una pizza fitness

A la hora de preparar una pizza casera saludable lo más recomendable es preparar la masa también en casa, de forma que puedas utilizar ingredientes de calidad. Para cocinarla necesitarás los siguientes productos:

La masa que realices no será del todo homogéneaLa masa que realices no será del todo homogénea

Ingredientes

Preparación paso a paso

Para empezar con la masa de esta pizza saludable debes comenzar por cocer la batata en un poco de agua hirviendo con sal. Cuando ya esté perfectamente hecha, ponla en un recipiente amplio y machácala con la ayuda de un tenedor hasta tener un puré al que debes añadir los 50 gramos de copos de avena, los 30 gramos de harina de trigo integral y las 3 claras de huevo. Agrega una pizca de sal y luego remueve hasta integrar todos los ingredientes entre sí. El resultado final no será una masa completamente homogénea, sino que tendrás que distribuirla sobre la bandeja del horno previamente cubierta con un trozo de papel vegetal utilizando una cuchara. Por último, hornéala a 180-200ºC durante 10 minutos hasta que la masa comience a adquirir un tono dorado.

Es imprescindible que hagas una buena masaEs imprescindible que hagas una buena masa

Una vez saques la masa del horno ya será el momento de empezar a ponerle los ingredientes a esta deliciosa pizza. Puedes elegir aquellos que más te gusten, aunque deben ser ingredientes de calidad para que la pizza sea lo más saludable posible. Para la base puedes comenzar poniendo un poco de tomate natural triturado y colocar encima el pimiento rojo y el pimiento verde cortado en tiras. Agrega también los 100 gramos de pollo al natural, la ½ cebolla cortada en juliana, así como los champiñones laminados y el tomate cortado en rodajas.

Por último, pon algunos trozos de queso fresco, aunque también puedes utilizar queso en lonchas bajo en grasa o algún queso rallado. Cuando ya tengas todos los ingredientes distribuidos de forma homogénea sobre la pizza será el momento de meterla en el horno, en esta ocasión también durante 10 minutos. Pasado ese tiempo ya podrás disfrutar de esta receta saludable con ingredientes de calidad.

Artículos recomendados