Menú
Bebidas alcohólicas que se pueden beber mientras haces dieta
Bebidas alcohólicas que se pueden beber mientras haces dieta
SIN EXCEDERSE

Bebidas alcohólicas que se pueden beber mientras haces dieta

El truco está en no tomarse más de dos copas y en mezclar el alcohol con agua, jugos de frutas naturales o bebidas gaseosas no azucaradas.

Verónica Serrano Sevilla

Las bebidas alcohólicas no son compatibles con las dietas, así lo confirman los especialistas. Sin embargo, hay algunas ocasiones especiales que no podemos eludir o simplemente se trata de que nos apetece tomar una copa si salimos de fiesta o si tenemos celebraciones de cualquier tipo. En ese caso debes saber que hay algunas bebidas alcohólicas que tienen menos calorías que otras y que serán las más recomendadas si quieres beber alcohol.

El vino blanco engorda menos que el vino tintoEl vino blanco engorda menos que el vino tinto

Las bebidas alcohólicas tienen muchas calorías porque tienen gran cantidad de glucosa y materia grasa, por este motivo no se recomienda beber si deseas llevar una vida saludable. Un pequeño truco para no engordar el día que tomes alcohol es hacer un control especial sobre las calorías que vas a ingerir en total durante la jornada, asegurándote de que no superes la cantidad de kilocalorías que tu cuerpo necesita diariamente. No obstante, a continuación vamos a hacer un repaso por los líquidos más ligeros para el organismo.

Licores

Son los que menos cantidad de grasa contienen, siempre que no estén combinados con bebidas azucaradas. En realidad tienen un cero por ciento de carbohidratos en su composición, con lo cual, serán la opción más apropiada si quieres celebrar. Entre los licores menos calóricos están el vodka, la ginebra, el tequila y el Martini, siendo el whisky y el ron los más calóricos.

Vinos

Aunque hay algunos vinos blancos más ligeros que otros, por lo general son una bebida alcohólica que podría ser incluso indicada en caso de dieta. El menos calórico es el champán seguido de la sidra, que contiene unos 3 gramos de carbohidratos por cada 200 de bebida, es decir, unas 40 kilocalorías por 100 gramos de líquido. También es una opción el Riesling. Mientras tanto, el vino tinto es mucho más sustancioso, con alrededor de 6 gramos de carbohidratos dependiendo de la marca y la graduación. El Borgoña es el menos recomendado, así como el Chianti, Syrah, Merlot, Cabernet Sauvignon y el Pinot Noir.

La cerveza 0,0 puede tomarse con sabores, como por ejemplo el limónLa cerveza 0,0 puede tomarse con sabores, como por ejemplo el limón

Cerveza

Este tipo de bebida elaborada a base de cebada y lúpulo no llega a ser del todo negativa si no se consume en exceso, pues una lata de cerveza contiene en torno a 200 calorías. Sin embargo, lo más recomendable es tomar las opciones sin alcohol y sin grasas, las cuales reducen considerablemente el número de calorías ingeridas. Estamos hablando de únicamente 17 kilocalorías por cada 100 mililitros y si eres de las que no le gusta el sabor de la cerveza sin alcohol, debes saber que existen tipos de cerveza 0,0 de sabores, como por ejemplo, con limón. No obstante, presta atención y escoge la cerveza realizada con jugos naturales que no tengan excesos de azúcar.

Cócteles

Hay marcas de cócteles que pueden llegar a ser muy poco calóricas y, por tanto, ideales si tienes que brindar con una copa de alcohol. Por ejemplo, los preparados a base de Martini, Tom Collins, Highball, Gimlet y Gibson tienen menos de 1 gramo de carbohidratos por unidad. Sin embargo, hay que prestar atención de aquellos que contengan jarabes serán los menos apropiados para consumir si estás siguiendo una dieta. Por lo general, los cócteles suelen estar preparados con bebidas azucaras, como por ejemplo, los cubatas, así que la mejor opción será sustituirlos por otro tipo de bebidas con alcohol.

El Mojito

El mojito se prepara a base de ron, azúcar moreno, jugo de limón y hierba buena, con lo cual, los niveles de azúcar y por tanto de calorías, se disparan. Sin embargo, el mojito suele ser una opción ideal para quedar con amigos o salir de fiesta por su sabor, así que una fácil solución para hacerlo más ligero es mezclar el ron con agua y sustituir el jugo de limón por bebidas gaseosas con cero materia grasa y cero azúcares, con añadir el azúcar moreno.

El mojito se puede hacer con agua o bebidas no azucaradasEl mojito se puede hacer con agua o bebidas no azucaradas

Repasadas las bebidas alcohólicas más 'fit', ya no hay excusas para no salir de fiesta si estás a dieta o privarte de brindar en ocasiones especiales. El truco está en combinar el alcohol con agua, evitando las bebidas gaseosas azucaradas y usando agua o jugos naturales que no hayan sufrido un proceso de endulzamiento. Cabe recordar que el alcohol en exceso nunca es bueno, pero es cierto que muchos nutricionistas coinciden en que una pequeña copa de alcohol al día aporta muchos beneficios al organismo.

Por mucho que se disfrute de las bebidas alcohólicas que sirven de escape en muchas ocasiones, se recomienda no tomar más de dos copas aquellos momentos en los que haya que celebrar. Tampoco se recomienda irse a dormir después de ingerir el alcohol, así como lo mejor es beber mucha agua para hidratar el cuerpo y que el alcohol no oxide las células de nuestro organismo. De esta forma, además de ser saludable, no estropearemos los objetivos conseguidos con una rutina fit de alimentación.

Artículos recomendados