Menú
Alimentos prohibidos durante la lactancia
Alimentos prohibidos durante la lactancia
POR SALUD

Alimentos prohibidos durante la lactancia

Tras el embarazo la madre no puede descuidar su alimentación puesto que hay numerosos alimentos que deben evitarse durante la lactancia.

Victoria G. San Martín

Dar el pecho al recién nacido está demostrado que tiene múltiples beneficios, ya que la leche materna contiene nutrientes que son fundamentales para el correcto desarrollo del bebé. No obstante, para poder dar el pecho es importante que la madre cuide su salud, especialmente a través de los alimentos y las bebidas que ingiera ya que estos se transmitirán directamente a la leche. Si bien una dieta variada y equilibrada es suficiente en cuanto a cuidados, los especialistas recomiendan evitar ciertos alimentos, así como bebidas alcohólicas.

Para que el sabor de la leche no varíe se deben evitar ciertos alimentosPara que el sabor de la leche no varíe se deben evitar ciertos alimentos

La mujer que lacta no debe privarse de nada, es decir, debe comer de todo ya que el bebé nace con los órganos poco desarrollados y los anticuerpos de la leche le protegerán contra infecciones o alergias. La nutrición en esta etapa es fundamental porque en sus primeros días terminarán de formarse los pulmones, el cerebro, el páncreas, etc. Aunque en la etapa del embarazo la alimentación está más restringida y hay ciertos alimentos que no se pueden comer, como la leche no pasterizada, la carne cruda o el pescado sin congelar, en la etapa de lactancia la dieta puede ser más flexible pero siempre seguida por el esquema de equilibrada y variada.

Alimentos prohibidos

Mientras una madre esté dando el pecho, normalmente durante los seis primeros meses del bebé, debe cuidar su alimentación evitando algunos alimentos que pueden cambiar el sabor de la leche o aportar sustancias nocivas. Según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición estos son los alimentos que se deben evitar:

  1. Pescados ricos en mercurio: el pescado es un alimento esencial en la dieta de las embarazadas y las madres en la lactancia, contiene multitud de nutrientes y vitaminas beneficiosos para la salud. No obstante, algunas especies contienen altos niveles de mercurio, un compuesto orgánico sumamente tóxico que puede ser perjudicial para la salud de los bebés, ya que estos no son capaces de eliminarlo y se transmiten a ellos a través de la leche materna. Las especies que más mercurio contienen son el pez espada, el atún rojo y el lucio, por lo que la madre deberá evitarlos.
  2. Durante la lactancia habrá que prescindir de algunos pescadosDurante la lactancia habrá que prescindir de algunos pescados

  3. Bebidas con cafeína: la Asociación Española de Pediatría recomienda limitar al mínimo el consumo de las bebidas con cafeína como los refrescos de cola o el café, ya que pueden derivar en efectos secundarios en el bebé: irritabilidad, insomnio o temblores. Lo ideal sería no consumir cafeína de ninguna forma, pero no llega a ser perjudicial si se consumen menos de tres tazas diarias y justo después de la toma de pecho.
  4. Bebidas alcohólicas: al igual que en el embarazo, los expertos recomiendan a las madres no consumir nada de alcohol si están amamantando a sus hijos. Aunque un consumo ocasional no tiene por qué derivar en consecuencias negativas porque la cantidad que se pasa a la leche es baja, lo ideal es que si vas a consumir alcohol un día esporádico no amamantes al bebé y recurras a otro método. Es importante recordar que el nivel más elevado de alcohol en sangre se alcanza entre 30 y 60 minutos después de la ingesta, por lo que se recomienda dar el pecho en el momento más alejado posible a este tiempo.

El picante puede provocar ardor y un cambio de sabor en la lecheEl picante puede provocar ardor y un cambio de sabor en la leche

Esto es todo lo que la madre debe evitar durante la lactancia, pero también es importante vigilar la dieta y observar la reacción del bebé ante determinados alimentos. Aunque haya algunos que no estén prohibidos, pueden alterar el sabor y derivar en que el bebé no acepte la leche materna.

Alimentos que alteran el sabor de la leche

Existen determinados alimentos con sabor intenso que pueden ser percibidos por el bebé en la leche. Esto no significa que debas eliminarlos de tu dieta, sobre todo si los tomas en pequeñas cantidades, pero es importante estar atenta a las reacciones del bebé. Estos alimentos son el ajo, los espárragos, los cítricos, los picantes o la cebolla. Según el Comité de Lactancia, para que el bebé lo note "posiblemente se tenga que consumir mucha cantidad del producto de lo que se hace en circunstancias normales". Por lo que tampoco tiene que ser algo que te preocupe, el hecho de que la leche adquiera ciertas notas de sabor puede ser hasta beneficioso para el niño. A diferencia de la leche en polvo, si la leche materna tiene matices esto ayudará a educarle para la alimentación del futuro y a comenzar a desarrollar el sentido del gusto.

Mitos acerca de la alimentación durante la lactancia

Como se ha podido comprobar a lo largo de este artículo, no hay demasiadas exigencias en cuanto a la alimentación de la madre durante la etapa de lactancia, lo fundamental es comer de todo para aportar nutrientes y vitaminas a la leche, evitando el exceso de pescados azules o de bebidas refrescantes y alcohólicas. Por lo que es importante destacar que existe un gran mito en torno a este tema, y es el de los alimentos flatulentos. Hay gente que cree que ciertas verduras o legumbres provocan gases en el bebé, nada más lejos de la realidad.

Los gases no afectan a la leche que la madre da al bebéLos gases no afectan a la leche que la madre da al bebé

El brócoli, las coles de Bruselas, los garbanzos, las lentejas o las alubias pueden provocar gases en el aparato digestivo de la madre, pero no transmitirse a través de la leche. Estos alimentos al fermentar en el intestino emiten gases que no llegan de la misma forma a la sangre o a la leche. Por ello no debes evitar ningún tipo de verdura o legumbre por considerar que afecta a la salud del bebé, cuanto más rica sea la dieta, mejor.

Artículos recomendados