Menú
¿Cuándo hacer yoga después del parto?
¿Cuándo hacer yoga después del parto?
CUERPO Y MENTE

¿Cuándo hacer yoga después del parto?

Las mujeres que han dado a luz recientemente deben tomarse un tiempo de descanso antes de empezar con las posturas más complicadas.

Fran Gómez

Estar esperando un bebé puede ser uno de los momentos más bonitos de la vida de una mujer. La ilusión que se siente por convertirse en madre no se puede explicar con palabras y se van contando los días hasta que llegue el gran momento. Sin embargo, durante el embarazo, el cuerpo experimenta una serie de cambios físicos y hormonales que pueden llegar a eclipsar esta maravillosa etapa y hacer que a la mujer se le haga un poco cuesta arriba. Aumento de peso, cambios de humor, pérdidas de orina, ... Todos estas molestias pueden asomar su fea cara en cualquier momento si no se pone remedio, convirtiendo el hecho de estar en cinta en algo difícil de llegar.

Por fortuna, existen varios remedios que pueden hacer mucho más fácil el proceso del embarazo y mitigar algunas de estas molestias. Mantener una dieta sana y equilibrada y hacer un poco de ejercicio son factores fundamentales para que el cuerpo no pierda su buena forma durante el proceso de gestación. Sin bien esto ayudará a llegar al día de dar a luz mucho más preparada y en mejores condiciones, también es importante no perder la costumbre de practicar deporte y comer bien después del parto.

Durante la etapa del postparto es necesario que la mujer mantenga un estilo de vida proactivo y cuide su alimentación para que su cuerpo se recupere de los traumas que puede sufrir durante el embarazo. Sin embargo, no hay que olvidar que todavía estará un poco delicada y que por esta misma razón no es posible realizar ejercicios de alta intensidad o que supongan un sobreesfuerzo para ella. En este sentido, el yoga es una de las actividades más recomendadas para las embarazadas por los profesionales para llevar a cabo tanto antes como después del parto, por la gran cantidad de beneficios que aporta al organismo.

No hay que perder la costumbre de hacer ejercicio durante el embarazoNo hay que perder la costumbre de hacer ejercicio durante el embarazo

Yoga después del parto

En los nueve meses que dura el embarazo, se puede practicar yoga prácticamente sin ninguna limitación, exceptuando algunas posturas que no son recomendables, por lo que se debería consultar a un profesional o a un instructor antes de ponerse manos a la obra. En lo que respecta a después del parto, es cierto que se debe guardar un tiempo de reposo antes de volver a plantarse sobre la esterilla para realizar tus asanas favoritas, pero pasados unos pocos días ya puedes comenzar con otros ejercicios más sencillos.

Así, durante el primer mes del postparto la nueva mamá deberá centrarse en los elementos del yoga más básicos: la relajación y la respiración, dejando para más tarde todos los que tengan que ver con las posturas. De hecho, será la meditación lo que más necesite la mujer en las primeras semanas después de haber dado a luz, ya que, sea primeriza o no, se enfrentará a nuevas sensaciones y experiencias que pueden llegar a superarla. En este sentido, se puede hacer yoga con la misma frecuencia a la que estaba acostumbrada antes del alumbramiento, incluso aumentarla si se nota que el estrés va creciendo.

Será a a partir del tercer mes cuando se podrá empezar a practicar yoga de forma completa, esto es, haciendo los ejercicios de respiración y relajación pero también las posturas. Se recomienda empezar por las más sencillas e ir aumentando la complejidad según la madre vaya recuperando la figura, y al cabo de unos pocos meses ya se alcanzará el mismo nivel que se tenía antes de quedar embarazada. Muchas mujeres optan por empezar a hacer yoga junto a sus recién nacidos, llevando a cabo algunas asanas con ellos para fortalecer su vínculo, pero se debería consultar con un pediatra o profesional antes de lanzarse a esta bonita aventura.

Hacer yoga es uno de los deportes rocomendados durante el embarazo siempre sin realizar sobreesfuerzoHacer yoga es uno de los deportes rocomendados durante el embarazo siempre sin realizar sobreesfuerzo

Beneficios del yoga en el postparto

Además de ayudarte a recuperar la figura y a perder los posibles kilos de más que pueden ganarse durante el embarazo, practicar yoga en la etapa del postparto fortalecerá una de las partes de tu cuerpo que más se resienten tras ser mamá: la espalda. Gracias a sus posturas y a sus técnicas de relajación, poco a poco notarás una clara mejoría en todo tu sistema cervical que te hará sentir mejor para afrontar el nuevo reto que te plantea la maternidad.

Pero, más allá de las mejoras físicas, el yoga también te aportará grandes beneficios en lo que a tu salud mental se refiere. Según un estudio que la empresa Suavinex llevó a cabo en 2017, más de un tercio de las madres españolas ha sufrido la temida depresión postparto, un trastorno que puede acarrear graves consecuencias si no se trata como es debido. En este sentido, se ha demostrado que el yoga puede prevenir la aparición de esta dolencia porque invita a la calma y a la reflexión, generando sentimientos positivos en la madre. Sabiendo todo esto, no te lo pienses dos veces antes de empezar con este sano deporte que tan bien te vendrá, tanto física como mentalmente.

Artículos recomendados