Menú
Vitaminas recomendadas para embarazadas
Vitaminas recomendadas para embarazadas
TOMA NOTA

Vitaminas recomendadas para embarazadas

Existen algunos compuestos y nutrientes cuyo consumo debe aumentarse si estás esperando un futuro bebé.

Fran Gómez

Mantener un estilo de vida saludable y una alimentación basada en una dieta variada y equilibrada son factores que resultan fundamentales para sentirse bien, tanto por fuera como por dentro. Aunque es importante cuidarse siempre, es cierto que hay momentos en los que tu cuerpo necesita una dosis extra de vitaminas para funcionar a pleno rendimiento, como la época de exámenes o los periodos en los que el trabajo te sobrepasa. En el caso de las mujeres, el embarazo también es una de esas fases en las que necesitan mimarse un poco más para asegurar tanto su propio bienestar como el de hijo o hija que están esperando.

Durante el embarazo tu cuerpo necesita una dosis más alta de vitaminasDurante el embarazo tu cuerpo necesita una dosis más alta de vitaminas

De hecho, una mujer que está esperando un bebé debe empezar a hacer cambios estrictos en su dieta y en su estilo de vida, como dejar de fumar, de tomar alcohol o aparcar durante un periodo de tiempo los embutidos de su comida. Pero, a parte de estas 'prohibiciones' tan obvias, muchos médicos y especialistas también recomiendan aumentar el consumo de ciertos nutrientes para asegurar que al feto no le falta de nada y que su desarrollo se produce de forma óptima. Así, cada vez son más mujeres embarazadas las que deciden darle un empujoncito de fuerza a su organismo, ya sea de forma natural o a través de suplementos nutricionales.

En este sentido, existen ciertos minerales y vitaminas cuyo consumo se recomienda aumentar durante el embarazo, adecuándose siempre a cada diferente etapa del proceso. Se debe mencionar que, aunque hay unos cuantos que son comunes a todas las mujeres y en todas las fases, siempre se recomienda que primero hables con tu médico o ginecólogo para que te explique cuáles necesitas realmente, asegurando así que tu dieta es completa y que te aporta todo lo que tu cuerpo y el de tu bebé necesitan.

La importancia del folato

Una de las vitaminas más importantes y que seguramente no te sorprenda encontrar en esta lista es el folato, más conocido como ácido fólico. Todo el mundo sabe que es fundamental mantener unos niveles elevados de este compuesto durante el embarazo, ya que cumple un papel fundamental en la correcta formación del cerebro y de la espina dorsal del bebé. Así, una escasez significativa de ácido fólico puede acarrear problemas importantes en el desarrollo del feto e incluso en la salud de la futura madre, llegando a provocar anemia o depresión.

Muy importante para el desarrollo del fetoMuy importante para el desarrollo del feto

Aunque el folato se encuentra de forma natural en varios alimentos, como el pan, los cereales, las acelgas, las espinacas o la lechuga, lo cierto es que en el caso de las embarazadas no suele ser suficiente y necesitan tomar complementos nutricionales que contengan esta vitamina. Una dosis recomendada oscila entre los 0,3 y 0,5 mg diarios, sin llegar nunca a superar el mg completo, ya que una ingesta elevada haría trabajar de más al hígado, el órgano que convierte el ácido fólico en folato, la sustancia que realmente necesita el organismo, provocando el efecto contrario que se desea conseguir.

El calcio y la vitamina D, fundamentales para el esqueleto

Otra vitamina que no debería faltar en la dieta de una mujer embarazada es el calcio. De hecho, este nutriente es esencial para asegurar el correcto funcionamiento del organismo de cualquier persona adulta, hombre o mujer, por lo que nunca habría que descuidar su ingesta. En el caso de los bebés, natos o no, el calcio interviene de forma directa en el desarrollo del sistema óseo y la dentadura, fortaleciendo así los huesos y los dientes del feto.

Se recomienda tomar leche enriquecida con esta vitaminaSe recomienda tomar leche enriquecida con esta vitamina

Contrariamente a lo que ocurría con el folato, el calcio sí puede encontrarse en grandes cantidades en alimentos naturales, como los lácteos, por lo que no haría falta tomar un suplemento alimenticio siempre y cuando se mantenga una dieta variada y equilibrada. Sin embargo, el calcio ha de trabajar codo con codo con la vitamina D para sacar su máximo rendimiento, por lo que sí se recomienda tomar leches enriquecidas con esta sustancia o comprimidos específicos si se es intolerante a la lactosa.

Vitamina C: la pareja ideal del hierro

De entre todas las vitaminas que deben tomarse durante el embarazo, puede que la C sea de las que más hay que tener en cuenta por su importante labor en la absorción del hierro. Este mineral fundamental para el transporte de oxígeno a todos los órganos puede llegar a escasear en las mujeres embarazadas, ya que cuentan con más cantidad de sangre en su cuerpo. Así, además de doblar la ingesta de hierro, ya sea a través de suplementos o tomando alimentos ricos en este mineral; como la carne, las legumbres o algunos pescados, también deben plantearse aumentar sus niveles de vitamina C.

Hay que doblar la ingesta de hierroHay que doblar la ingesta de hierro

Este compuesto está presente en frutas de consumo común, como la naranja, el kiwi, las fresas o las uvas, aunque también en diferentes verduras como el brócoli o el pimiento rojo. Una vez más, no estaría mal tomar algún que otro complejo vitamínico para asegurar que todas las vitaminas que se necesitan están presentes en la dieta de una mujer embarazada, siempre siguiendo los consejos y recomendaciones del médico o el especialista que está siguiendo el proceso.

Artículos recomendados