Menú
Los beneficios que aporta caminar una hora al día
Los beneficios que aporta caminar una hora al día
¡A PASEAR!

Los beneficios que aporta caminar una hora al día

Aunque a priori puede parecer una actividad muy suave y 'light', lo cierto es que es importantísima para la salud física y mental.

Fran Gómez

A estas alturas, todo el mundo debería conocer cuáles son los beneficios de mantener un estilo de vida saludable, basado en una alimentación equilibrada y en practicar ejercicio de forma frecuente. Si bien lo primero puede parecer algo sencillo de llevar a cabo, no ocurre lo mismo con la parte siguiente, y es que a muchas personas les cuesta levantarse del sofá para empezar a mover el esqueleto y dejar atrás, para siempre, el sedentarismo tan nocivo para su salud. Sin embargo, los especialistas en la materia insisten en que hacer deporte es tan importante, o incluso más, como lo puede ser comer sano y variado.

Lo cierto es que no todo el mundo está hecho para poner en práctica determinados tipos de ejercicios. Algunos factores como la edad o el padecimiento de diferentes dolencias; ya sean cardiovasculares, óseas o musculares, pueden llegar a limitar a una persona a la hora de realizar deporte o entrenamientos de alto impacto. De hecho, en estos casos, un esfuerzo físico intenso puede llegar a suponer un riesgo para la salud de los pacientes, por lo que siempre se recomienda consultar al médico de cabecera antes de lanzarse a la piscina de la vida fitness.

Andar una hora al día tiene grandes beneficiosAndar una hora al día tiene grandes beneficios

Por fortuna, no hace falta ser un deportista de élite para mantener la línea y ejercitar un poco el cuerpo. Así, llevar a cabo pequeñas acciones cotidianas puede ayudar a ponerse en forma a las personas que, por cualquier razón, no puedan realizar otro tipo de entrenamiento. "La calle es tu gimnasio" debe convertirse en una máxima para ellos, y seguro que notarán una diferencia radical si, por ejemplo, empiezan a utilizar las escaleras en lugar del ascensor o a caminar en vez de usar el coche o el transporte público. Es más, andar durante una hora cada día tiene muchos más beneficios para tu organismo de los que te imaginas, ¡descúbrelos!

Beneficios de caminar una hora al día

Lejos de lo que muchas personas puedan pensar, andar durante 60 minutos cada jornada conlleva unos efectos positivos en tu salud que empezarás a notar al poco tiempo de mantener esta rutina. A las pocas semanas, siempre que se combine con una dieta baja en calorías, se producirá una bajada de peso más o menos aguda, en función de la intensidad de los paseos. Pero no solo se perderán unos cuantos kilos, sino que además se tonificarán las piernas, los glúteos e incluso los abdominales. Aún así, no esperes resultados milagrosos en este sentido, ya que no debes olvidar que aunque caminar sea uno de los ejercicios más completos que hay, también es de los más 'light' a la hora de 'esculpir' el cuerpo.

Andar ayuda a tonificar el cuerpoAndar ayuda a tonificar el cuerpo

De hecho, los beneficios que realmente aporta andar una hora al día se producen dentro del organismo. Para empezar, ayuda a mantener la salud cardiovascular, ideal para mantener el colesterol a raya. Por otro lado, también permite que las articulaciones se mantengan robustas, sobretodo las rodillas y la cadera, llegando incluso a ser la solución a determinados dolores o molestias. También se debe destacar que pasear de forma frecuente ayuda a reforzar el sistema inmunitario porque "el ejercicio físico estimula la formación de glóbulos rojos (hematíes) y glóbulos blancos (leucocitos), los principales defensores de infecciones en nuestro organismo", comentó el Dr. Ángel Bigas Bonamusa a La Vanguardia.

Caminar para estar bien por fuera y por dentro

Pero andar durante una hora todos los días no solo es bueno para tu cuerpo, sino también para tu mente. Numerosos estudios han demostrado que puede reducir los niveles de estrés de forma notoria, convirtiéndose en una actividad ideal para realizar en esos momentos en los que la vida 'te pesa' demasiado. Además, si caminas a la luz de sol -siempre con protector-, tu cerebro aumentará la producción de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. La vitamina D, un compuesto fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, también se verá incrementada debido a la exposición solar.

Si bien caminar solo puede ayudar a despejar la mente y a encontrarse con uno mismo, lo cierto es que andar en compañía también es una opción a tener en cuenta. Andar junto a otras personas fomentará las relaciones sociales, y es que siempre viene muy bien compartir con otros tus inquietudes o problemas. Incluso puedes aprovechar para pasear junto a tu mascota, ya que diversos estudios han demostrado la infinidad de beneficios que esta rutina puede tener tanto para ti como para tu amigo de cuatro patas.

Ir a caminar al campo o a la montaña una vez a la semana es bueno para la saludIr a caminar al campo o a la montaña una vez a la semana es bueno para la salud

Otra opción, aunque no pueda ponerse en práctica todos los días, es acudir al monte junto a tu familia para disfrutar de un paseo divertido en la naturaleza. Además de hacer algo diferente y de pasar más tiempo junto a tus seres queridos, estarás ayudando a mejorar tu bienestar y el de los que te rodean. Empieza a plantearte acudir cada domingo a la montaña y verás como notarás que muy pronto te sentirás mucho mejor, tanto física como mentalmente hablando.

¿Cuándo y dónde?

Lo mejor de esta actividad tan sana para el organismo es que puedes cambiar de recorrido cada día y descubrir nuevos horizontes. Muy atrás queda el aburrimiento que produce ir todos los días al gimnasio y ver las mismas caras de siempre, y es que caminando puedes llegar a descubrir lugares que hasta entonces desconocías. Además, dependiendo de las características del terreno, podrás cambiar la intensidad del ejercicio para que sea mucho más completo, caminando sobre una pendiente o en un suelo con desniveles, por ejemplo.

Eso sí, existen unos tiempos recomendados para empezar la caminata: o bien durante las primeras horas del día, antes de comenzar la jornada laboral, o bien al final. Una buena rutina podría ser empezar a andar sobre las 8 de la tarde, para llegar a casa y cenar algo ligero antes de descansar e irse a dormir. Ahora que conoces todos los beneficios que pasear durante una hora todos los días puede tener para tu salud, no tienes excusa para no levantarte del sofá y empezar a recorrer el mundo mientras te pones en forma, ¡ánimo!

Artículos recomendados