Menú
Las verduras con más fibra
Las verduras con más fibra
SÚMALAS A TU DIETA

Las verduras con más fibra

Los productos de origen vegetal, como las frutas, las legumbres o los cereales, son los únicos que aportan esta sustancia al organismo.

Fran Gómez

Mantener una dieta variada y equilibrada es fundamental para asegurar el correcto funcionamiento del organismo. El cuerpo humano necesita una gran variedad de nutrientes, vitaminas y minerales que deben estar presentes en los productos que se comen cada día, garantizando así el bienestar y la salud de cada uno. No hace falta citar uno a uno los múltiples beneficios que tiene el consumo frecuente de frutas y verduras, que junto a los cereales, constituyen la base de la pirámide de los alimentos. Aún así, todavía hay quien se resiste a incluirlos en su mesa, acarreando unos problemas de salud que pueden ser más o menos graves.

De esta forma, obviar estos alimentos de forma repetida puede provocar la aparición de algunas carencias nutricionales en nuestro organismo, derivando en patologías más agudas si no se trata rápida y adecuadamente. De hecho, existen ciertos componentes totalmente necesarios para el cuerpo que solo se encuentran en este grupo, como la fibra, una sustancia esencial que solo puede hallarse entre los cereales, las frutas, las verduras y las legumbres. La fibra constituye la parte de los productos de origen vegetal que el organismo humano no puede absorber, y precisamente por esto es fundamental en el proceso de la digestión.

Los cereales, las frutas, las verduras y las legumbres contienen mucha fibraLos cereales, las frutas, las verduras y las legumbres contienen mucha fibra

La fibra alimentaria tiene un papel fundamental en la absorción del agua del organismo y en la estimulación de las contracciones y movimientos del tubo digestivo, ayudando así a mejorar el tránsito intestinal y a evitar el molesto estreñimiento. Además, esta sustancia es capaz de retener parte de las grasas que se ingieren, facilitando la pérdida de peso y la regulación de los niveles de colesterol en la sangre. Por todo esto, y por otras muchas razones, la fibra es un compuesto importantísimo que no puede faltar en la dieta de ninguna persona, y más allá de los alimentos procesados a los que se les ha añadido de forma natural, la mejor forma de tomarla es a través de los productos naturales, especialmente las verduras.

La fibra en las verduras

Aún así, aunque los niveles de fibra en casi todas las verduras es bastante elevado, hay algunas concretas en las que su presencia es bastante destacable. A continuación, se enumerarán una serie de productos vegetales cuyo contenido en esta sustancia es más o menos notorio, para que puedas ir anotando cuáles prefieres a la hora de preparar tus recetas y platos. Para empezar, seguramente estés comiendo de forma frecuente un alimento muy rico en fibra sin saberlo. Se trata de la patata, y es que este tubérculo de origen americano puede contener hasta un gramo y medio por ración.

Del mismo modo, la zanahoria y el puerro tampoco se quedan atrás en el ránking, sumándose más de 3 y 1 gramo, respectivamente, por ración. Así, un hervido con estos vegetales puede convertirse en una opción ideal para tomar si se quiere aumentar el consumo de fibra, además está riquísimo.

La patata es uno de los alimentos más ricos en fibraLa patata es uno de los alimentos más ricos en fibra

Los champiñones, los espárragos y el pimiento rojo tampoco andan nada escasos de fibra entre sus componentes, siendo una muy buena idea el tomarlos juntos a modo de revuelto o guarnición. Sin embargo, cabe destacar al tomate seco como la gran fuente de esta sustancia, ya que puede aportar más de seis gramos por ración. A esta verdura le siguen, según el medio especializado Biotrendies, la alcachofa, las coles de Bruselas, la coliflor, la berenjena, el boniato, la remolacha, el brócoli, las espinacas, el maíz dulce o el nabo. Con todas estas verduras ricas en fibra, de seguro que se te ocurren cientos de platos para preparar con ellas y darle a tu cuerpo el subidón de fibra que necesita.

Menos es más: no te pases con la fibra

Aunque en este y en otros artículos de Bekia Fit se han enumerado los múltiples beneficios que el consumo de fibra tiene para tu cuerpo, lo cierto es que hay una dosis diaria recomendada y no conviene pasarse de la raya. Los expertos coinciden en que un cuerpo necesita de 20 a 30 gramos de fibra, dependiendo de algunos factores como la edad o el sexo. Si se sobrepasan estos valores, no se producirán efectos graves o muy perjudiciales para la salud, pero sí algo molestos. Para empezar, los alimentos que se tomen comenzarán a pasar de forma mucho más rápida a través del tracto digestivo, por lo que no se asimilarán todos los nutrientes de forma correcta. Además, los cólicos y los dolores estomacales asomarán su fea cara, acompañados también de gases frecuentes y fuertes ruidos intestinales.

Ten cuidado con el exceso de fibra porque es muy molesto para el estómagoTen cuidado con el exceso de fibra porque es muy molesto para el estómago

Si se prolongara en el tiempo, una ingesta excesiva de fibra podría llegar a provocar un aumento de peso indeseado, calambres musculares e incluso deshidratación. Así, conviene tener en cuenta que la fibra debe tomarse en su justa medida para que sus efectos sean verdaderamente beneficiosos para la salud y el organismo, aunque lo más habitual es, que de forma inconsciente, no suelen superarse los niveles de esta sustancia recomendados en el cuerpo.

Artículos recomendados