Menú
Abdominales y suelo pélvico: pros y contras
Abdominales y suelo pélvico: pros y contras
MUCHO CUIDADO

Abdominales y suelo pélvico: pros y contras

Hay algunas actividades cotidianas como por ejemplo, estar de pie, que ejercitan los músculos abdominales profundos al igual que la zona del suelo pélvico.

Sheila González Oliva

Gracias a diversos estudios de la zona abdominal se sabe que tiene mucha relación con el suelo pélvico, ya que se encuentra una zona muy cercana a la otra. Hay que tener en cuenta que el suelo pélvico está constituido por numerosos y pequeños músculos que funcionan como una única unidad, cerrando y elevando los órganos que se encuentran en el interior de la pélvis como es la vejiga, vagina y ano. A su vez, también se ha demostrado que ejerce una importante función de cierre de las articulaciones de la pelvis.

Los músculos del suelo pélvico actúan conjuntamente junto con la musculatura profunda del abdomen, las dos capas internas denominadas transverso del abdomen y oblicuo interno. Es decir, tienen una relación directa. Para su correcto desarrollo necesitan la correcta estabilidad de la columna y de la pelvis. Si alguna de estas condiciones no se producen aumentan los riesgos de problemas en el suelo pélvico, como por ejemplo, el dolor de espalda o la continencia urinaria. Es por eso que es importante fortalecer la musculatura de esta zona.

Pros de los ejercicios abdominales y de suelo pélvico

Hay que tener en cuenta que la musculatura abdominal es un componente muy importante en lo que se refiere al equilibrio corporal, es un detalle que se pasa por alto, pero al que hay que prestar especial atención para la salud y protección de la columna. La tonificación en la zona muscular del suelo pélvico ayudará a:

Ejemplo de cómo ejercitar el suelo pélvicoEjemplo de cómo ejercitar el suelo pélvico

Evitar posibles prolapsos de diferentes órganos de la zona a la vez que también facilita el proceso para llegar al orgasmo. Los ejercicios de Kegel, por su parte, son esenciales para tonificar los músculos pubococcigeos e intensificar las relaciones sexuales. A su vez previene contra la incontinencia urinaria. En caso de embarazo, podrá facilitar el parto al producirse menos desgarros y posiblemente evitar una episotomía, que es una incisión quirúrgica realizada en el periné para agrandar la apertura de la zona vaginal justo en el momento en el que nace el bebé. Es por eso que la zona abdominal es bueno ejercitarla ya que tiene relación con el suelo pélvico y ayuda a los tips mencionados anteriormente.

Contras abdominales para el suelo pélvico

Cuando se va a realizar un ejercicio de este tipo si se sufre algún tipo de dolencia siempre es mejor acudir a un especialista para que de unas pautas de cómo realizar correctamente los ejercicios para así evitar cualquier tipo de lesión. Hay que saber identificar qué ejercicios abdominales son perjudiciales para el suelo pélvico, ya que lo puede dañar de manera considerable en un abrir y cerrar de ojos.

Tanto si han diagnosticado prolapso, como si se ha pasado por una histerctomía o simplemente la salud general, hay que tener en cuenta estos aspectos para minimizar el riesgo o directamente evitar el riesgo de lesión. Los ejercicios que ejercen una hiperpresión en el abdomen son perjudiciales para la zona del suelo pélvico además de para la espalda. También hay que tener en cuenta que algunos ejercicios de pilates no son buenos para esta zona.

Zona en la que puede aparecer dolor abdominalZona en la que puede aparecer dolor abdominal

Unos ejercicios abdominales o actividades incorrectas pueden provocar una disfunción del suelo pélvico. Otro de los aspectos a tener en cuenta son los abdominales tradicionales que no son nada beneficiosos para la fisonomía de la mujer. Este movimiento implica una fuerte contracción de los músculos abdominales y una flexión del tronco. Este mecanismo provoca un gran aumento de la presión dentro del abdomen y esa presión se dirige hacia el suelo pélvico. En el caso de que el suelo pélvico no se encuentre fortalecido, esa presión lo debilitará aún más, aumentando así los riesgos de incontienencia urinario y/o prolapsos (descenso de uno o más órganos de la cavidad pélvica hacia el exterior). Además, al realizar estos ejercicios se provoca un desequilibrio entre la columna y el suelo pélvico.

¿Por qué se debilita el suelo pévico?

Existen varias causas a tener en cuenta como lo es el parto, al tener que pasar el bebé a través de la vagina. El posparto, algunos deportes como los que tienen saltos y son de impacto, la menopausia, hereditario, hábitos cotidianos como por ejemplo retener la orina o prendas demasiado ajustadas, obesidad, estreñimiento, tos crónica, estrés entre otras, son algunas de las causas del debilitamiento del suelo pélvico. Es por eso que es de vital importancia practicar ejercicios correctamente, sobre todo, los que tengan que ver con el suelo pélvico ya que son los que realmente fortalecerán los músculos de esa zona evitando así cualquier tipo de dolencia.

Ilustración del músculo del suelo pélvico y lo que sujeta en una mujerIlustración del músculo del suelo pélvico y lo que sujeta en una mujer

En definitiva, los músculos del abdomen sí tienen relación con el suelo pélvico y es por eso que es importante trabajar paralelamente abdomen-periné ya que cualquier contración abdominal mal realizada provoca una fuerza compresiva y vienen los contras de practicar este ejercicio (abdominales) que a priori parece sencillo y saludable pero en cambio tiene mucha historia detrás, y por eso antes de comenzar cualquier deporte o actividadad es mejor informarse con antelación.

Artículos recomendados