Menú
Beneficios de comer castañas
Beneficios de comer castañas
UNA FUENTE DE VITAMINAS

Beneficios de comer castañas

Estos frutos secos aportan grandes beneficios a nuestra salud, como energía para afrontar la rutina diaria. Además, reduce la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares.

J. Martín

Los frutos secos son una de esas cosas que no se pueden comer uno solo. El efecto de las pipas, que cuando comes una te comes un buen puñado, también se da en el resto de frutos secos. ¿Quién puede comerse un kiko, un cacahuete, una nuez, una avellana o un pistacho únicamente? Nadie. De ahí que se consideren alimentos ciertamente adictivos pero que, al mismo tiempo, no pueden salir de nuestra dieta por todos los beneficios y nutrientes que aportan al organismo, convirtiéndose en una fuente de energía al tiempo que en un aporte de minerales indispensables para estar fuerte y sano.

Quizá al pensar en frutos secos no se tienen tan en cuenta las castañas. Las castañas son uno de esos frutos secos que no se asocian tanto con el aperitivo, pero sí con una época concreta del año: la Navidad. Míticos son los puestos de castañas asadas que se ven prácticamente por las ciudades de todo el mundo cuando la temperatura empieza a descender y cuando se acerca la época navideña. Un puñadito de castañas ayuda a que tus manos entren en calor pero también a coger fuerza y que el resto de tu organismo interno también aumente unos grados la temperatura.

Los puestos de castañas son frecuentes en NavidadLos puestos de castañas son frecuentes en Navidad

Las castañas tienen mucha fibra

Ahora bien, no deberías dejar las castañas únicamente para los días más fríos del año, aunque sea el fruto seco del otoño y del invierno por excelencia. Las castañas son un fruto seco cargado de nutrientes, minerales o fibra, por los que tienen múltiples propiedades que favorecen el buen funcionamiento de tu organismo al tiempo que te dan energía para esos días que estás más apático porque el tiempo ya no empieza a acompañar, se hace pronto de noche y las temperaturas cada vez son más bajas.

Sin embargo, antes de hablar de las múltiples propiedades y beneficios que te puede aportar comer un puñado de castañas cada día, es preciso que no olvides una consideración. Es muy importante saber que si se come un gran cantidad de castañas puede que luego el estómago se ponga pesado y fuerte, por lo que hay que tener mucho cuidado tanto con la cantidad como con la forma de consumirlas: hay que masticarlas bien e irlas tragando poco a poco, por lo que lo más adecuado es comerlas a medida que se van pelando, y no hacer una 'montañita' de castañas y luego comerlas de golpe. Por ello también es un dato a tener en cuenta por parte de aquellas personas que sufren ciertos males estomacales; en este caso lo más adecuado es olvidarse de las castañas crudas y consumirlas siempre asadas o cocidas, y sin excederse.

Consúmelas a medida que las vas pelando, y evita comerlas crudasConsúmelas a medida que las vas pelando, y evita comerlas crudas

Y teniendo en cuenta este asunto, que es algo muy importante porque una digestión pesada te puede durar varias horas y generar un malestar innecesario, es necesario saber que las castañas tienen una gran cantidad de fibra, por lo que son recomendables para aquellas personas que sufren de estreñimiento. Las castañas se pueden comer a cualquier hora del día, pero como todos los alimentos con altos niveles de fibra, son mucho más efectivos en ayunas.

Cuidado con las digestiones pesadas

Otro de los nutrientes que aportan estos frutos secos son los hidratos de carbono. Es imprescindible comer alimentos con hidratos de carbono puesto que es lo que le aporta al cuerpo la energía que necesita para la actividad diaria. No obstante, siempre hay que tratar de contenerse con los alimentos que contienen grandes cantidades de hidratos de carbono porque una ingesta excesiva también provoca un aumento nada recomendable de los niveles de azúcar en sangre.

Los hidratos de carbono te aportarán fuerza para desarrollar tu actividad diariaLos hidratos de carbono te aportarán fuerza para desarrollar tu actividad diaria

Hablando de los niveles de azúcar en sangre y de la necesidad de una dieta equilibrada para mantenerse sano nos encontramos con otro beneficios de las castañas. Este fruto seco tiene la doble ventaja de que produce un efecto saciante, por lo que es ideal para esos picoteos entre comidas que a veces no se pueden evitar. Además contienen muy pocas calorías (190 Kcalorías por cada 100 gramos aproximadamente), algo que también hay que valorar mucho, y más teniendo en cuenta que las castañas pueden formar parte de alguno de nuestros platos o nuestras ensaladas, pero lo más habitual es comerlas de aperitivo.

Las castañas tienen un gran poder saciante

También tienen muchas proteínas, lo que ayudan a mantener fuertes y sanos los músculos y los órganos. Y contienen muchas vitaminas del grupo B, que se encargan de diversos y variados procesos fisiológicos, ayudan a dar la energía que necesita el cuerpo para el día a día y también influye a nivel cardiovascular, llegando a decirse que las castañas pueden evitar algunas enfermedades de este tipo y que también ayudan a nivel antiinflamatorio.

Las castañas tienen poder antiinflamatorioLas castañas tienen poder antiinflamatorio

Por si todo esto no fuera suficiente para que cojas un puñado de castañas y que este fruto seco empiece a formar parte de tu dieta, tampoco hay que olvidar que contienen muchos minerales como el magnesio, imprescindible para unos huesos y unos dientes fuertes; el potasio, imprescindible para el buen funcionamiento del organismo en general; hierro, vital para el metabolismo; o fósforo, imprescindible para el bienestar de las células, además de ayudar a evitar la pérdida de masa ósea.

Artículos recomendados