Menú
Ciática: ¿qué deportes puedo hacer si tengo lumbago?
Ciática: ¿qué deportes puedo hacer si tengo lumbago?
CON CUIDADO

Ciática: ¿qué deportes puedo hacer si tengo lumbago?

Una vez se padece ciática no hay que permanecer inmóvil o sentado durante mucho tiempo, debido a que la dolencia puede ir a más y los dolores pueden llegar a ser peores.

Sheila González Oliva

La ciática se refiere a un dolor que va a lo largo del trayecto del nervio ciático y que se ramifica desde la parte inferior de la espalda por medio de las caderas y de los glúteos, hacia la parte inferior de cada pierna. Generalmente, la ciática solo suele afecta a un lado del cuerpo, no a los dos. Esta dolencia se produce con más frecencia cuando una hernia de disco, un espolón óseo en la columna vertebral o un estrechamiento de la columna vertebral comprimen parte del nervio.

Todo esto produce una inflamación y un dolor, sin olvidar el entumecimiento de la pierna afectada. Es un dolor bastante agudo y para aquellas personas que tengan el umbral del dolor bajo, es aconsejable que acudan a un médico para que pueda ponerles algún tipo de tratamiento. En los casos más graves, la ciática puede producir una debilidad en la pierna o cambios en el intestino o en la vejiga. No obstante, para remediar estos casos la solución más eficaz es una cirugía.

La ciática afecta a un lado del cuerpoLa ciática afecta a un lado del cuerpo

Síntomas de la ciática

Para saber si realmente se padece de ciática hay que tener en cuenta los siguientes síntomas, ya que cuanto antes seamos conscientes de esta dolencia, antes se podrá poner un remedio para el dolor.

  • Uno de los síntomas es el dolor que se extiende desde la parte baja de la columna vertebral, exactamente la zona del lumbar, que va hacia los glúteos y hacia abajo de la parte posterior de la pierna.
  • Se sentirá un malestar general.
  • El dolor puede variar desde un dolor leve a una sensación mucho más incómoda y aguda, que desemboca en ardor y en un dolor poco soportable.
  • En alguna ocasión se puede sentir como una especie de sacudida o pinchazo y puede dolor más cuando se estornuda o al toser.
  • Para no agravar más los síntomas no hay que quedarse sentado durante un período largo de tiempo.
  • Se puede dar sensación de hormigueo o debilidad muscular en la pierna o pies afectados.
El yoga o la natación son buenos para la ciáticaEl yoga o la natación son buenos para la ciática

Deportes para practicar teniendo ciática

Aunque no se recomienda la inmovilidad, en casos en el que el dolor es muy fuerte sí se debe mantener reposo. Asimismo, se aconseja reducir la actividad durante los primeros días para que después de manera progresiva se vaya haciendo vida normal y volviendo a la rutina. También es conveniente evitar levantar cosas con mucho peso o torcer la espalda dura al menos el primer mes y medio a los ataques de ciática.

Dos o tres semanas después de aparecer el dolor de la ciática se comenzará de una manera suave a hacer ejercicios para fortalecer el abdomen y mejorar la flexibilidad de la columna vertebral. De manera genérica, se suele necesitar un fisioterapeuta para poder realizar el tratamiento de estos ejercicios para evitar hacerlos mal y empeorar la situación. Descubre qué deportes sí se pueden practicar con esta dolencia.

  1. Natación

    Uno de los deportes que sí se pueden practicar, siempre y cuando un médico lo verifique y de el visto bueno es la natación. Este deporte tiene estudios que demuestran la eficacia de ciertos programas terapéuticos en el medio acuático para evitar cualquier tipo de cirugía relacionada con la ciática. Ya no solo con esta dolencia, cada vez más profesionales de la salud animan a practicar este deporte ya que es uno de los más completos y divertidos y suele curar cualquier dolencia muscular.

    Además, la natación es un potente remedio para eliminar la ansiedad y el estrés diario que se sufre. Es capaz de hacer olvidar los problemas por un rato. Ya son muchos gimnasios los que disponen de estas instalaciones debido a la demanda que está surgiendo los últimos años. Se puede decir, que la natación es un remedio natural a muchas de las dolecias leves que se pueden sufrir.

  2. Yoga

    Este deporte, al igual que el anterior debe estar recomendado por profesionales o el médico que ha tratado el caso de la ciática, ya que de lo contrario si se va por libre se puede emperiorar los síntomas y acabar en cirugía. Hay que tener en cuenta que algunas posturas de yoga están diseñadas para recolocar los discos intervertebrales y devolverlos al estado de equilibrio. De ahí la gran importancia de acudir a un sitio homologado y en el que los monitores/as sea verdaderos profesionales.

    A pesar de los tutoriales que se pueden encontrar en internet, es mejor acudir a un sitio especializado, ya que optando por la vía más rápida y económica también se pueden empeorar los síntomas. Algunas de las posturas que se practicarán en yoga serán las siguientes:

    • Postura del Arco
    • Actitud del Árbol
    • La cobra
    • Locust Pose
    • Triángulo Pose
    • Postura del Niño
    • Rueda de pose

  3. Pilates

    Por último, el pilates es otro de los deportes que se puede practicar. Al igual que en el caso anterior se debe acudir a un sitio donde trabajen verdaderos profesionales, nada de hacerlo desde casa. Un ejercicio mal realizado, supone un empeoramiento de la dolencia.

Artículos recomendados