Menú
Cómo recuperar el músculo perdido
Cómo recuperar el músculo perdido
MUCHOS FACTORES

Cómo recuperar el músculo perdido

La masa muscular se puede perder, o puede disminuir, por muchísimos motivos y debes aprender a identificarlo.

J. Martín

Cada cuerpo es un mundo y cada persona también es un mundo. Cada organismo funciona de una forma y de ahí que haya que conocerse mucho a uno mismo para saber exactamente qué le pasa a nuestro cuerpo o por qué se producen ciertos cambios en el mismo. Uno de esos cambios que se puede producir es el hecho de perder masa muscular.

Además de que, evidentemente, se puede perder músculo por culpa de ciertos problemas de salud o enfermedades que requieren una larguísima recuperación y que obligan a largos procesos de rehabilitación por unas u otras causas, existen ciertas cosas que pueden provocar que comencemos a perder masa muscular. Y, de hecho, analizar esos factores que pueden provocar que perdamos músculo nos puede llevar también a dar con la solución para recuperar los mismos.

Conocer el funcionamiento de la masa muscular te permitirá lograr conseguir la figura que deseesConocer el funcionamiento de la masa muscular te permitirá lograr conseguir la figura que desees

Por lo tanto, centrándonos únicamente en el tipo de vida y en el ejercicio -sin tener en cuenta factores médicos o de salud-, vamos a analizar cómo se puede recuperar el músculo aprendiendo a identificar las razones que nos han llevado a comenzar a pederlo.

La falta de descanso pasa factura a los músculos

Empezaremos por lo más básico: el descanso. Desde pequeñas siempre nos dicen que hay que dormir las ocho horas reglamentarias para que, tanto a nivel físico, como a nivel psicológico, funcionemos de forma correcta. Pues eso es una verdad como un templo. No dormir y descansar impide a nuestro organismo trabajar, y eso repercute en todo absolutamente.

No solamente sentiremos que estamos más o menos cansadas, nuestro organismo también pasará factura. Durante las horas de sueño los tejidos se regeneran y las células que forman nuestros músculos trabajan y se reproducen para que ese músculo se mantenga, en incluso crezca. Es importantísimo que se duerma las horas reglamentarias y que, lógicamente, ese sueño sea lo más reparador posible.

Aunque aparentemente no nos encontremos cansados, dormir lo suficiente es necesario para evitar que nos pasa factura de cualquier formaAunque aparentemente no nos encontremos cansados, dormir lo suficiente es necesario para evitar que nos pasa factura de cualquier forma

Una mala alimentación

Y si el sueño es fundamental, la alimentación no lo es menos. En concreto en este caso habrá que estar muy atentas a las proteínas. En función de si eres una mujer más o menos deportista, así tendrás que consumir proteínas a lo largo del día. Pero si no quieres perder músculo y si quieres que tu músculo siempre se mantenga rígido y fuerte es necesario que consumas una buena dosis de proteínas.

En caso de no consumir las proteínas necesarias para cada día, tu músculo empezará a hacer algo así como 'comerse a sí mismo'. Por mucho ejercicio que hagas, si no le das a tu músculo 'la comida' que necesita, el músculo se consumirá a sí mismo para poder llevar a cabo ese ejercicio. Asimismo, si notas que empiezas a peder músculo, también deberás vigilar mucho más que hagas de forma correcta las cinco comidas reglamentarias al día puesto que eso también es fundamental para que el organismo trabaje de forma correcta y no consuma reservas sin necesidad.

Cuidado con pasarse con el cardio

Además de que la alimentación tiene que ser la adecuada y el descanso también es fundamental, la tabla de ejercicios es fundamental que sea la correcta. Muchas veces creemos que en función de si lo que queremos es perder peso únicamente o coger músculo únicamente, creemos que nuestro ejercicio tiene que enfocarse únicamente en los ejercicios que favorecen ese resultado.

No hay que pasarse con el ejercicioNo hay que pasarse con el ejercicio

Pues ese es un pensamiento absolutamente equivocado y que, además, es equivocado porque muchas veces no nos informamos correctamente de las cosas o no buscamos la ayuda profesional que se requiere, nos puede llevar a cometer errores fatales. Error como el hecho de que hacer demasiado cardio nos puede llevar a perder masa muscular cuando esa precisamente no sea la intención que se pretende.

De tal manera que es fundamental que tengas muy presente que en un entrenamiento tiene que haber absolutamente de todo, tiene que haber una parte de cardio y tiene que haber otra parte de fortalecimiento, de desarrollo musculas y de tonificación. Ahora bien, centrarte únicamente en lo uno o en lo otro te puede llevar por un camino muy poco deseado.

En el caso de la pérdida de masa muscular, ten mucho cuidado con los ejercicios de cardio que hagas. Cuando se hacen este tipo de ejercicios se busca quemar principalmente grasas e hidratos, pero mucho cuidado porque si tus músculos no están 'bien alimentados' o alargas el ejercio más de lo necesario, pueden empezar a 'comerte' las proteínas que forman tus músculos. Si quieres no perder masa muscular o si tu objetivo es ganar esa masa muscular, lo más recomendable es que tu rutina deportiva comience por la tabla de ejercicios para tonificar y fortalecer y, luego, llegue el momento de hacer cardio.

La intensidad de la tabla para fortalecer

No olvides que el cuerpo es muy sabio y si no necesita esforzarse para hacer algo no lo va a hacer, de ahí que, si considera que con menos masa muscular puede realizar las actividades diarias que hace a diario, no se 'esforzará' por tratar de mantener o aumentar la masa muscular. De tal manera que, aunque se note muy poco a poco, el músculo poco a poco irá disminuyendo. Eso se puede ver claramente cuando se deja de ir al gimnasio durante algún tiempo, el músculo se acomoda y ya no hace ni tan siquiera por mantenerse, perdiéndolo poco a poco.

Lo más importante a la hora de hacer ejercicio nos la constancia y el entrenamiento lo más diario posibleLo más importante a la hora de hacer ejercicio nos la constancia y el entrenamiento lo más diario posible

De ahí que otra de las razones por las que puede que pierdas masa muscular sea porque tus ejercicios de fuerza hayan disminuido de intensidad o hayan desaparecido por completo. No puedes acostumbrar a algo al cuerpo y luego quitárselo, en ese caso el cuerpo también dejará de mantener el músculo. Tienes que aprender a equilibrar tu tabla de ejercicios con el propósito final que tengas, evitando que el músculo se reduzca si no es tu deseo.

El sobreentrenamiento también es perjudicial

Ahora bien, mucho cuidado, todo en exceso es muy peligroso y perjudicial. Hay que buscar una buena sintonía, hay que escuchar al cuerpo para buscar el equilibrio. Evidentemente tú sabes cuándo te estás alimentando de forma correcta o cuando has dormido y descansado adecuadamente, pero quizá no sepas el momento en el que tu cuerpo te empieza a dejar 'basta'.

Entre los síntomas que indican un sobreentrenamiento encontramos, lógicamente, los dolores óseos y musculares, fatiga cuando no debería ser así o incluso una desmotivación cuando no tienes otras razones para que eso sea así. Si estás perdiendo masa muscular, para, reflexiona, analiza cómo es tu vida y luego empieza otra vez a cuidarte todo tu organismo y, por supuesto, tus músculos.

Artículos recomendados