Menú
Potasio: qué es y para qué sirve
Potasio: qué es y para qué sirve
CONSEJOS DE NUTRICIÓN

Potasio: qué es y para qué sirve

El potasio lo conocemos principalmente por formar parte de los plátanos, pero hay que saber que es un mineral muy necesario para nuestro organismo.

Bekia

Seguramente, a lo largo de tu vida hayas escuchado muchas veces la palabra "potasio" y que el plátano es una fuente fundamental de ello pero, ¿sabes realmente qué es el potasio y cuáles son sus beneficios? El potasio es un macromineral y, además, es también un electrolito, es decir, un mineral que se encuentra en la sangre dentro del cuerpo humano y que, nuestro organismo también obtiene a partir de algunas frutas y verduras, entre otros alimentos.

Este mineral es el que se encuentra en mayor cantidad en el líquido intracelular, concretamente el 98% del potasio total del organismo. De hecho, junto con el sodio, este mineral regula el equilibrio osmótico, que es la concentración de sustancias dentro y fuera de las células. Además, entre otras cosas, el potasio permite que los nutrientes circulen hacia dentro de las células y que las sustancias de desecho salgan de ellas.

El pitasio ayuda a mantener una buena presión arterialEl pitasio ayuda a mantener una buena presión arterial

Además, el potasio tiene un papel relevante en el mantenimiento de un buen riego sanguíneo puesto que es el encargado de mantener una buena presión arterial. Del mismo modo, este beneficioso mineral participa en la transmisión del impulso nervioso, en la contracción muscular y ayuda a nuestro organismo a mantener el ritmo cardiaco dentro de la normalidad.

Funciones del potasio (K)

El potasio es un mineral elemental en nuestro organismo. Y esto se debe principalmente a que es un mineral que se encarga de realizar algunas funciones básicas como la regulación del agua dentro y fuera de las células, algo que realiza en conjunto con el Sodio y que es vital para los humanos.

Esta no es la única función del potasio en nuestro organismo, pero sí la más importante, por lo que, a continuación podrás descubrir algunas de las funciones que también tiene el Potasio en nuestro organismo:

El plátano no es el único alimento que contiene grandes cantidades de potasioEl plátano no es el único alimento que contiene grandes cantidades de potasio
  • El potasio es un mineral esencial para el correcto crecimiento del organismo, puesto que forma parte de los huesos. Y es que, este macromineral contribuye a la salud de los huesos al aportar con su ingesta un medio ácido al organismo, lo que permite mantener los niveles de calcio en el mismo y así, conservar la salud ósea en su punto más óptimo.
  • Participa en el equilibrio osmótico de las células. Esto quiere decir que, el potasio ayuda a que haya un equilibrio entre la concentración de sustancias dentro y fuera de las células. El potasio es uno de los encargados de una buena osmoregulación.
  • Este mineral también interviene en la producción de proteínas a partir de sus componentes principales: los aminoácidos, que a su vez se encargan de ayudar a descomponer los alimentos, a contribuir con el crecimiento y a reparar los tejidos corporales dañados.
  • Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, haciendo que el metabolismo y la digestión sean óptimas. Puesto que si existiesen alteraciones del metabolismo del potasio, podrían causar problemas gastrointestinales.
  • Colabora en la permeabilidad de las membranas. Esto significa que el potasio se encarga de permitir el paso de solo ciertas partículas a la célula. De esta manera se regula la entrada y salida de sustancias a través de la membrana y se logra el correcto funcionamiento de la célula.
  • Es fundamental para la síntesis de los músculos ya que participa en la contracción muscular. La función del potasio es la de garantizar la relajación muscular una vez que ha cesado el impulso nervioso que provocó la contracción muscular.
  • Interviene en la transmisión nerviosa. El consumo del potasio contribuye a disminuir los problemas de aumento en la presión arterial, lo que a su vez ayuda a mantener sanos los vasos sanguíneos y con ello la circulación en el sistema nervioso, evitando accidentes cerebrales y mejorando las capacidades cognitivas de las personas. Estas capacidades son aquellas que se refieren a lo relacionado con el procesamiento de la información, como la atención, la percepción o la memoria.

Beneficios del potasio (K)

Después de haber leído las funciones del potasio en nuestro organismo, sabrás que este mineral aporta gran cantidad de beneficios para que el cuerpo funcione de manera correcta. Algunos de estos beneficios son los siguientes:

El potasio ayuda al buen funcionamiento de tu organismoEl potasio ayuda al buen funcionamiento de tu organismo
  • El potasio estimula los movimientos intestinales. Es un mineral perfecto para regular nuestro intestino y tener un correcto metabolismo.
  • Este mineral ayuda a favorecer la eliminación de líquidos. Gracias al potasio, eliminamos los desechos a través de la orina, las heces y el sudor. Lo que hace que expulsemos las toxinas. Por eso, es un mineral perfecto para aquellas personas que quieren reducir peso, puesto que tiene un efecto diurético bastante importante.
  • Otro de los muchos beneficios del potasio sobre nuestro cuerpo es la capacidad de reducir la fatiga. Cuando a nuestro organismo le falta este mineral, la fatiga suele ser uno de los síntomas principales. Por eso, el consumo de potasio es muy importante.
  • En equilibrio con el calcio y el magnesio, regula todas las funciones celulares y a la excitabilidad del corazón, del sistema nervioso y de los músculos. Por tanto, es un mineral clave para el movimiento del miocardio ya que, además, también se encarga de regular la presión arterial.

Alimentos ricos en potasio (K)

Ahora que ya sabes las funciones y los muchos beneficios que este mineral tiene en nuestro organismo, aquí tienes una lista con los alimentos que más potasio tienen, para que incluyas en tu dieta:

Aguacate, kiwi o brócoli, fuente de potasioAguacate, kiwi o brócoli, fuente de potasio
  • Frutas. Como el plátano, kiwi, melón, pasas, aguacate y albaricoques. Aunque estos últimos tienen más potasio si están secos.
  • Cítricos como el limón, la naranja, el pomelo y el tomate.
  • Todas las carnes.
  • Pescados grasos como el salmón, el bacalao o las sardinas.
  • Cereales integrales y leguminosas como las alubias, los frijoles o las lentejas.
  • Algunas hortalizas como el brócoli, la patata y las habas.
  • Leche y sus derivados lácteos.
  • Frutos secos, sobre todo las nueces

Artículos recomendados