Menú
Consejos para salir a correr en invierno
Consejos para salir a correr en invierno
AHUYENTA EL FRÍO

Consejos para salir a correr en invierno

Es recomendable vestirse por capas y emplear ropa tejida con materiales térmicos y transpirables que preserven el propio calor que produce el cuerpo.

Verónica Serrano Sevilla

El deporte es uno de los hábitos que se recomienda practicar en cualquier temporada del año sin ninguna excusa. Si bien es cierto que los seres humanos necesitamos una rutina de actividades, ya sea diaria o semanal, para llevar un ritmo de vida saludable que beneficie a nuestra salud, en realidad existen épocas en las que nos cuesta más motivarnos.

Precisamente el frío del invierno es una de las razones que más nos echa para atrás a la hora de hacer deporte, en especial si se trata de ejercicios que se practican en el exterior, como es salir a correr. Así que para no tener excusas, hoy en Bekia te traemos los consejos a seguir para ahuyentar el frío mientras haces running.

Debes vestir con ropa buena de abrigoDebes vestir con ropa buena de abrigo

Consejos para ahuyentar el frío mientras corres

  • Lo más importante es que vistas con ropa de abrigo al mismo tiempo que sea ligera para que te sea posible correr sin dificultades. Hoy en día existen materiales térmicos muy capaces de mantener la temperatura corporal sin la necesidad de tratarse de prendas gruesas. También se recomienda vestirse por capas para aislar más el frío, así como emplear (gorras, gorros, bragas para el cuello, guantes, orejeras y medias para proteger todas las extremidades del cuerpo, pues muchos expertos coinciden en que es por los extremos por donde más calor perdemos.
  • Aunque pueda parecer no excesivamente importante, en realidad los materiales de la ropa que emplees juegan un papel fundamental. El tejido de la ropa interior ha de ser transpirable, pues es la que tiene contacto directo con la piel y el sudor. Pero también debes usar camisetas y mallas aislantes del frío y con propiedades térmicas para favorecer la regulación de tu temperatura corporal. El material idóneo para ello es el goretex, siendo el nylon poco recomendado para temporadas frías.
  • El color de la ropa debe ser oscuro si deseas preservar más el calor, pues absorben los rayos de luz. No obstante, recuerda emplear elementos que aumenten tu visibilidad con accesorios reflectantes o luces si sales a correr de noche o al atardecer.
  • Si el día se presenta nublado, con humedad o existen precipitaciones, además de la ropa usa un chubasquero que impida que el agua penetre en tu ropa y consecuentemente te haga pasar frío.
  • Calienta antes de salir a la calle para estar preparada para el frío antes de iniciar tu sesión de entrenamiento. De esta forma, saldrás al exterior con mayor temperatura corporal y así estarás más resistente a las bajas temperaturas. Asimismo, cuando finalices tu rutina estira también en espacios cerrados o cubiertos para que al parar de hacer ejercicio tu cuerpo no sea tan sensible al cambio de temperatura y que tengas más probabilidades de resfriarte.
  • Los expertos recomiendan emplear el siguiente método de respiración para calentar el aire antes de que llegue a los pulmones: coge el aire por la nariz y expúlsalo por la boca. No obstante, no se recomienda seguirlo para momentos de alta intensidad.
  • En caso de que exista viento fuerte, comienza la sesión de running corriendo en su contra para hacer más fuerza al inicio y entrar antes en calor. Con este efectivo consejo, a la vuelta del camino regresarás más veloz gracias a la ayuda del viento y se hará menos difícil.
  • Otro de los aspectos a tener en cuenta es cuidar el calzado que empleas para correr. Es muy importante que uses zapatillas especiales para running y que además se adapten al terreno por el que vas a transitar para evitar posibles resbalones o caídas. También has de tener en cuenta que las zapatillas deben estar hechas de materiales impermeables gracias a los cuales el frío y el agua no puedan penetrar.
  • La alimentación es importante dado que es una forma propia del organismo para producir calor. Además de seguir una dieta equilibrada, es recomendable que tomes frutos secos, cereales o barras energéticas si deseas preservar la temperatura mientras corres. Puedes llevarte un puñado en el bolsillo para tomarlo a mitad de la carrera, pues no solo te aportarán calor sino energía para continuar. Por otro lado, no olvides mantener una buena hidratación, pues el aire frío reseca la garganta y demanda agua.
  • Cuida las zonas de tu cuerpo que queden más descubiertas, como pueden ser la cara y las orejas. Ten en cuenta que el frío puede cortar tu piel, así que debes protegerla con vaselina o cremas hidratantes hidraten la piel o la protejan de agentes externos.
No debes dejar que la pereza te ganeNo debes dejar que la pereza te gane

Entrena tu mente para salir a correr con el frío

La mayoría de ocasiones dejamos a un lado la oportunidad de salir a correr en temporadas frías porque durante estas épocas del año solemos excusarnos en que entramos en estado de hibernación. No obstante, poder es querer, así que no dudes en dejar la pereza a un lado y en pensar en todos los beneficios que te traerá practicar deporte. Además, realizar ejercicio en invierno es una de las mejores maneras y de las más rápidas de entrar el calor, al mismo tiempo que mejoras tu salud.

Por otro lado, debes saber que los músculos y las articulaciones se agarrotan más en invierno debido a las bajas temperaturas, así que conviene ejercitarlos para mantener su flexibilidad. Con esto no nos referimos únicamente al momento de actividad porque si calientas y estiras correctamente, tienes más probabilidades de evitar calambres o contracturas al haber puesto tu cuerpo en movimiento. Además, está demostrado que correr con el frío mejora el rendimiento puesto que se aumenta la velocidad y consecuentemente se aumentan tanto la velocidad como la capacidad de resistencia.

Todo ello tendrá unos efectos positivos no solo en tu cuerpo, sino también en tu mente. Como quizá sepas, el cerebro libera endorfinas mientras practicas deporte, unas moléculas conocidas como las 'hormonas de la felicidad' que alivian el estrés y la ansiedad y cuyo efecto dura incluso horas después de haberlo finalizado. Así que aunque te cueste al principio, que el frío no te eche para atrás. Abrígate y ponte las zapatillas porque como has comprobado, con estos sencillos pasos a seguir podrás combatirlo sin dificultad.

Artículos recomendados