Menú
5 recetas fit deliciosas con base de alcachofas
5 recetas fit deliciosas con base de alcachofas
SANAS Y ORIGINALES

5 recetas fit deliciosas con base de alcachofas

La alcachofa es una verdura baja en calorías con excelentes propiedades nutricionales, no te pierdas estas recetas que te permitirán incluirla en tus mejores platos.

Victoria G. San Martín

La alcachofa es la verdura perfecta para luchar contra los kilos de más, tanto por su baja cantidad de calorías como por sus propiedades depurativas. A día de hoy es posible consumir esta verdura durante todo el año, por lo que además de su sabor exquisito te puedes beneficiar de todas sus ventajas nutricionales añadiéndola a diario a tus platos. Entre sus beneficios destaca su acción digestiva y depurativa, ya que favorece la eliminación de sustancias del organismo como la grasa y el colesterol. Además, la alcachofa se considera excelente para el hígado, así como una fuente perfecta de calcio, fósforo, hierro, potasio, magnesio y zinc.

Es un alimento que tiene un baja cantidad de caloríasEs un alimento que tiene un baja cantidad de calorías

Estos beneficios nutricionales se complementan también con la cantidad de vitaminas que contienen, destacando la vitamina B1 y otras como la C, B3, B5 y B6. Todo ello cobra mayor importancia al tratarse de una verdura perfecta para tomar de diferentes formas, tanto cocida, como asada, frita o incluso bebida, las siguientes recetas a base de alcachofas son un ejemplo de la variedad de platos que podrán ayudarte a mantener tu línea y organismo a punto.

Alcachofas al horno

Empecemos por la forma más básica y saludable de cocinar las alcachofas, se trata de una receta tradicional que puede verse desde su forma más simple hasta otras más innovadoras. Lo fundamental de este plato es que mantiene intactas las propiedades de esta verdura tan rica al no tener demasiados ingredientes, perfecta para una dieta vegetariana o vegana, además al hacerlas al horno evitas manchar de más la cocina.

Esta receta mantiene intactas las propiedades de las alcachofasEsta receta mantiene intactas las propiedades de las alcachofas

Ingredientes

  • 12 alcachofas
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 2 ramas de perejil
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Lo primero será limpiar las alcachofas, empezando por retirar el tallo y después las hojas exteriores, las puntas y la fibra central. Después se tienen que lavar y cortar por la mitad a lo largo para cocerlas en agua con un poco de sal y un chorrito de limón durante unos 15 minutos. Una vez estén tiernas y escurridas, se colocarán en la fuente del horno hacia arriba. Ponemos a pre-calentar el horno a 180ºC.

El primer paso será limpiar y cortar las alcachofasEl primer paso será limpiar y cortar las alcachofas

Mientras tanto, se pela y pica el ajo junto con el perejil, para después mezclarlos con el pan rallado y el pimentón. Con esta mezcla se espolvorean las alcachofas y también se riegan con un chorrito de aceite de oliva. Cuando el horno haya alcanzado cierta temperatura, se introduce la fuente con las alcachofas y se deben asar durante 45 minutos en posición arriba y abajo. Después ya estarán listas para servir. Se trata de una elaboración sencilla que resultará perfecta si el producto es de calidad, también se pueden acompañar con un poco de mayonesa.

Alcachofas rellenas con gambas

A diferencia de la receta anterior, este plato puede considerarse más elaborado o estético y perfecto para emplear de entrante o aperitivo en una reunión familiar o con amigos. Las alcachofas rellenas de gambas es una receta original rica en fibra y proteínas, ideal para mantener la línea y a la vez variar en tu dieta.

Es una idea original para el aperitivo o entranteEs una idea original para el aperitivo o entrante

Ingredientes

  • 6 alcachofas
  • 1 puerro
  • 500 g guisantes desgranados
  • 1 l caldo de verduras
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva virgen
  • 100 g jamón serrano a taquitos (opcional)
  • Sal

Preparación

Primero se deben limpiar las alcachofas, después lavar con agua templada y finalmente cortar en cuartos. En cuanto al puerro, también se lavará, se quitará la punta y se eliminará la primera capa y la parte verde por completo, para después trocearlo. Estos trozos de puerro se sofríen en una sartén honda con aceite a la que a continuación se añadirán la alcachofa y los guisantes, removiendo todo para después ir añadiendo poco a poco el caldo de verduras previamente calentado. Dejar cocer todo durante 20 minutos.

Cuece las alcachofas en una ollaCuece las alcachofas en una olla

Una vez las alcachofas estén blandas, se rectifica de sal, se pasa todo por la batidora y después por el chino para eliminar las hebras y conseguir la textura perfecta de crema. Lo siguiente será preparar los huevos poché, dependiendo del número de comensales se harán más o menos forrando una taza por huevo con papel film transparente, engrasado con un poco de aceite. Se casca el huevo en la taza y se ata el papel film, cerrándolo si fuera necesario con hilo de cocina. Después se introducen los saquitos de huevo en agua hirviendo durante 4 minutos para después retirarlos y sumergirlos en agua fría, finalmente retirar el film con cuidado. Ya está todo listo para llenar los platos con la crema caliente y un huevo sobre cada uno de ellos, si se quiere también se puede añadir los taquitos de jamón serrano, previamente salteado durante unos instantes.

Ensalada de alcachofas con bacalao ahumado

Esta ensalada es perfecta para decir adiós al verano y saludar al otoño, ya que combina el tomate con la calabaza y las alcachofas, verduras de esta temporada que estarán más sabrosas que el resto del año. Se trata de una receta saciante que puede emplearse de plato único ya que combina varios grupos de alimentos, pero sobre todo es rica en múltiples vitaminas y baja en calorías.

Es un plato con las verduras de esta temporadaEs un plato con las verduras de esta temporada

Ingredientes

  • 1/2 calabaza (unos 400 g pelada)
  • 2 huevos
  • 2 tomates tipo pera
  • 8 corazones de alcachofa
  • 80 g de bacalao ahumado
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de mostaza
  • 1/2 cucharada de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de salsa Worcestershire
  • Tomillo
  • Orégano
  • Pimienta negra
  • Sal

Preparación

Lo primero que haremos será pelar la calabaza, retirar las semillas, los filamentos internos y cortarla en trozos pequeños en forma de cubo. A continuación, cocer durante 8 minutos al microondas. Mientras tanto, se ponen a cocer los dos huevos en agua durante 10 minutos desde que empiece a hervir. Añadir la calabaza cocida a una sartén con aceite salteando durante unos minutos junto con una pizca de sal, pimienta recién molida, la salsa Worcestershire, el tomillo y orégano al gusto. Cuando esté tierna por dentro y ligeramente tostada por fuera se retira y reserva.

Entre los primeros pasos estará cortar en trozos la calabazaEntre los primeros pasos estará cortar en trozos la calabaza

Lo siguiente será pelar y trocear los tomates, quitar la cáscara de los huevos cocidos y cortarlos también. Las alcachofas pueden ser en conserva o naturales, en caso de ser naturales se deben limpiar y cocer antes de cortarlas para añadirlas a la ensalada. Después, cortar el bacalao en tiras o desmigarlo con las manos. Introducir todos los ingredientes en una fuente y empapar con la mezcla resultante del aceite, la mostaza y el zumo de limón. Para terminar, añadir un poco de orégano y remover con suavidad, dejando enfriar la ensalada en la nevera antes de servir.

Alcachofas con apio y manzana

Otra ensalada original que se puede hacer a base de alcachofas es esta, que incluye apio, manzana y jugo de setas. También es muy propia del otoño, ya que se pueden añadir setas de temporada y una receta apta para vegetarianos y veganos, además de contar con un número bajo de calorías para ser un plato principal, en torno a 200 calorías.

Esta receta es apta para veganosEsta receta es apta para veganos

Ingredientes

  • 100 g mezclum de lechugas
  • 2 pencas de apio
  • 2 alcachofas
  • 1 manzana
  • 1 bulbo de hinojo
  • 1 limón
  • 100 g setas congeladas
  • 10 g setas secas
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Sal

Preparación

Para empezar se deben descongelar las setas, lavar y secar, para después saltearlas en una sartén con dos cucharadas de aceite hasta que hayan perdido el exceso de agua. Seguidamente, poner en el vaso de la batidora, añadir 50 ml de aceite y triturar hasta que se convierta en una salsa homogénea. Por otro lado, toca limpiar el apio, lavarlo y trocearlo en rodajas. Mientras que las alcachofas se deben limpiar retirando el tallo, las hojas duras y las puntas, una vez cortadas por la mitad se elimina la fibra central y se lavan con agua tibia. Una vez hecho esto, se cortan en juliana y se rocían con limón.

Descongela las setas y saltéalas en una sarténDescongela las setas y saltéalas en una sartén

Pasaremos a pelar la manzana, retirarle el corazón y cortarla en láminas. El hinojo se tratará retirando la capa exterior, lavándolo y cortándolo en juliana. La lechuga se debe lavar también y picar, mientras que las setas se deberán picar también pero en trozos más pequeños. Todos los ingredientes se añaden a una fuente apropiada, empapándola con el aceite de oliva, el vinagre y la sal. Para que el resultado sea más exquisito aún, se pueden saltear las láminas de manzana para que queden con una textura diferente.

Artículos recomendados