Menú
El fucus: las propiedades de esta alga milagrosa
El fucus: las propiedades de esta alga milagrosa
SUPERALIMENTOS

El fucus: las propiedades de esta alga milagrosa

Se trata de un superalimento con múltiples componentes que aportan infinidad de beneficios al cuerpo humano.

Fran Gómez

En los últimos años las algas han ido ganando terreno en la dieta de algunas personas, debido en gran parte a la inmensa cantidad de propiedades y beneficios que su ingesta puede aportar al organismo. Muchísimos especialistas y profesionales recomiendan su consumo como un suplemento alimenticio, y una de las que más está dando de qué hablar es el fucus. Se trata de un alga de color pardo, muy similar a las que, cada verano, pueden encontrarse flotando en las aguas del Mar Mediterráneo, aunque el fucus, en concreto, procede del Mar del Norte y de diferentes zonas de los océanos Pacífico y Atlántico.

El fucus ha sido bautizada como el 'alga milagrosa', ya que ayuda a la saludEl fucus ha sido bautizada como el 'alga milagrosa', ya que ayuda a la salud

Una de las razones por las que el fucus se ha impuesto ante otras algas aptas para el consumo humano es la gran cantidad de propiedades que ofrece, convirtiéndose así en uno de los alimentos más completos que existe. De este modo, no resulta extraño que muchos ya hayan bautizado al fucus con el nombre de 'alga milagrosa', y es que su ingesta puede llegar a convertirse en la solución y prevención de muchos problemas de salud, como el sobrepeso, el estreñimiento e incluso el hipotiroidismo. Lo mejor de todo es que trata de algo natural, por lo que se puede poner fin a un elevado número de dolencias sin tener que recurrir a la toma de medicamentos, muy necesarios en otra clase de trastornos.

Entre sus componentes, destaca la gran cantidad que el fucus presenta de vitamina C, uno de los antioxidantes más eficaces en la sangre; yodo, muy importante durante las etapas de crecimiento; hierro, fundamental para una buena absorción del oxígeno por parte del organismo; y clorofila, ideal para asegurar un correcto funcionamiento del sistema digestivo. Además, el fucus también cuenta con altos niveles de otras sustancias indispensables en el cuerpo humano, como la fibra, el sodio, el calcio, el magnesio o el fósforo. Juntando todos estos elementos, se tiene como resultado un superalimento que no debería faltar en casi ninguna dieta.

El fucus también puede ayudar a reducir la molesta y antiestética celulitisEl fucus también puede ayudar a reducir la molesta y antiestética celulitis

Beneficios de tomar fucus

La mayoría de las personas que recurren al fucus lo hacen buscando una pérdida de peso, y lo cierto es que no andan mal encaminados. Una de las propiedades de esta alga milagrosa es su gran capacidad para acelerar el metabolismo. Esto provoca un aumento del gasto calórico, lo que redunda en una mayor facilidad para adelgazar. En este sentido, el fucus también puede ayudar de manera notable a reducir la molesta y antiestética celulitis, ya que una de las principales causas que estimula su aparición es un metabolismo lento. Por si todo esto fuera poco, este alimento marino también puede coronarse como el mayor enemigo del estreñimiento o de la retención de líquidos gracias a su efecto drenante.

Precisamente por esto, el fucus también ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, y es que la combinación de algunos de sus componentes, como el sodio y el ácido algínico, lo convierten en una sustancia perfecta que fomenta la expulsión de esta grasa nociva del cuerpo humano. Por otra parte, además de todos los beneficios que esta alga aporta a la parte interna del organismo, también puede usarse de forma tópica para mejorar el aspecto y la salud de la piel, por ejemplo. De hecho, el fucus fomenta la retención de colágeno y aumenta la elasticidad de la dermis, otorgándole así un aspecto mucho más joven.

Se puede tomar a modo de infusión, de pastillas o comprimidos de fucusSe puede tomar a modo de infusión, de pastillas o comprimidos de fucus

Ahora que sabes cuáles son sus propiedades, seguro que te estarás preguntando cómo puedes empezar a tomar fucus. A pesar de todos los beneficios que se han descrito anteriormente, lo cierto es que no todo podía ser bueno en lo referente a esta alga, y es que su sabor no es precisamente bueno. Por eso, muchas personas optan por prepararlo a modo de infusión o de tomar pastillas y comprimidos de fucus. En cualquier caso, es importante que te asegures de que el lugar donde lo compras es de confianza y de que el fucus proviene de una zona con garantía.

Menos es más: no te pases con el fucus

Como se ha comentado anteriormente, esta alga debe tomarse solo como complemento alimenticio, sin llegar a ser nunca el componente principal de ningún plato o receta. De hecho, los profesionales recomiendan no sobrepasar los 650 gramos diarios de fucus, ya que un consumo excesivo puede producir nerviosismo, taquicardia e incluso ataques de ansiedad. Por esto mismo, la mejor forma de tomar fucus es hacerlo en forma de infusión o comprimidos, y repartir la ingesta en tres veces al día, justo antes de las comidas principales (desayuno, comida y cena).

Lo ideal es tomar el fucus en tres veces al día en infusión o comprimidosLo ideal es tomar el fucus en tres veces al día en infusión o comprimidos

De la misma forma que un consumo excesivo de fucus puede llegar a ser un peligro para la salud, existen ciertos grupos de personas a las que la toma de esta alga no les hará ningún bien, ni siquiera en pequeñas dosis. En primer lugar, las mujeres embarazadas deben alejarse de este alimento, al menos, durante los nueve meses que dura el periodo de gestación. Del mismo modo, las personas con problemas de coagulación o que se están recuperando de una cirugía importante también deberían eliminar este suplemento de su dieta. Además, el fucus puede ser incompatible con algunos medicamentos para el hipotiroidismo o la diabetes, por lo que siempre se recomienda consultar al médico de cabecera antes de empezar a tomarlo.

Artículos recomendados