Menú
Qué comer para bajar el ácido úrico
Qué comer para bajar el ácido úrico
TOMA NOTA

Qué comer para bajar el ácido úrico

En nuestra dieta común solemos incluir gran cantidad de alimentos que contienen purina y proporcionan ácido úrico a nuestro organismo.

Macarena Moreno Delgado

El ácido úrico es una sustancia que está compuesta por carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno. Este compuesto lo podemos encontrar en nuestro organismo, concretamente en la sangre, y en gran cantidad de alimentos que solemos consumir. Para deshacernos de él, lo que normalmente nuestro cuerpo hace es conducirlo hasta los riñones. Una vez ahí lo convierte en deshecho que luego eliminaremos por la orina.

Tener niveles altos de ácido úrico significa que tu cuerpo no lo elimina correctamente y puede generar en tu organismo hiperuricemia, gota o cálculos renales. Como consecuencia de esto, se produce en tu organismo un bloqueo de las vías urinarias, insuficiencia renal o alguna infección renal. Al principio no es muy común tener algún síntoma de nivel alto de ácido úrico.

A través de un análisis de sangre sabrás si tienes ácido úrico altoA través de un análisis de sangre sabrás si tienes ácido úrico alto

El único método para averiguar si tu organismo tiene un alto contenido en ácido úrico es a través de una analítica. En el análisis de sangre se reflejará si tus niveles son altos o normales. Es importante que cuatro horas antes del chequeo médico no comas nada. Tu médico de cabecera también deberá tener en cuenta los medicamentos que sueles tomar (en el caso de que lo realices) para decidir si debes dejarlos durante un momento o no, ya que algunos perjudican al análisis de sangre.

Factores que pueden producir ácido úrico

  1. Acidosis
  2. Alcoholismo
  3. Efectos secundarios de la quimioterapia
  4. Diabetes
  5. Ejercicio excesivo
  6. Gota
  7. Hipoparatiroidismo
  8. Intoxicación con plomo
  9. Leucemia
  10. Enfermedad renal quística medular
  11. Nefolitiasis
  12. Policitemia vera
  13. Dieta rica en purinas

Los alimentos que debemos comer para no tener ácido úrico alto

Además de añadir una dieta rica en alimentos con contenidos bajos en purinas, el consumo de bebida también es importante. En este caso los líquidos indicados son el agua, leche o zumo natural que nos ayudaran a poder eliminar la purina de nuestro organismo.

Tenemos que añadir en nuestra dieta el agua para eliminar la purina a través de la orinaTenemos que añadir en nuestra dieta el agua para eliminar la purina a través de la orina

Los alimentos que tenemos que consumir para no tener ácido úrico son:

  • Frutas. Se recomienda al menos una pieza al día.
  • Verduras
  • Hortalizas
  • Legumbres
  • Tubérculos
  • Algas y frutos secos
  • Aguacate
  • Nueces
  • Aceite de oliva Virgen Extra
  • Jamón de pavo o de pollo
  • Alcachofas

CONTROLAR EL ÁCIDO ÚRICO

Entre los factores que condicionan tener niveles altos de ácido úrico, también encontramos la edad y el sexo. Los hombres que se encuentran en el umbral de edad menor a los 65 años tienen más riesgo de que sus niveles se eleven hasta tener hiperuricemia. En las mujeres la etapa crítica se encuentra en la menopausia.

Los niveles normales que deben salir para una persona que no tiene hiperuricemia son entre 3,5 y 7,2 en el caso del hombre y en el caso de la mujer están entre 2,5 y 6. Cuando en los resultados sobrepasan estas cifras, será cuando el médico investigue el origen de la hiperuricemia, ya que puede ser a causa de una enfermedad o de los alimentos consumidos. Si esta segunda fue la causa, se requerirá de un tratamiento dietético para reducirlo.

Los hígados contienen un alto nivel en purinaLos hígados contienen un alto nivel en purina

También hay que tener en cuenta los alimentos que no debemos comer tanto para que no se genere mucho ácido úrico en nuestro organismo como para reducir los niveles altos de ácido úrico. Gran mayoría de estos alimentos son los que consumimos de forma habitual en nuestro día a día pero que contienen un alto nivel de purina:

  • Carnes rojas, como por ejemplo son los hígados, riñones o corazón. Todo lo que pertenezca a las vísceras ya sea de pollo, ternera o cerdo, producen ácido úrico en nuestro organismo
  • Pescado azul, tanto sardinas como boquerones, anchoas o salmones entre muchos otros tienen un alto porcentaje de purinas que debemos eliminar de nuestra dieta
  • Cereales integrales
  • Productos elaborados
  • Pan integral
  • Legumbres como las lentejas, judías o garbanzos
  • Verduras. Algunos tipos de verdura como el champiñón, la cebolla, los espárragos, la coliflor o las espinacas tampoco son beneficiosos para combatir el ácido úrico
  • Bebidas como el café y el té
  • Los alimentos azucarados y envasados como pueden ser los zumos y galletas
  • El alcohol
  • Embutidos. Algunas variedades de embutidos como las salchichas, el chorizo, las butifarras o el salchichón tampoco son beneficiosos para nuestra salud si tenemos ácido úrico alto
  • Refrescos

Ácido úrico o gota

La gota es una enfermedad que antiguamente se asociaba a la realeza o al Papa ya que se debía a las grandes ingestas de comida. Hoy en día es una enfermedad muy común que suele producirse a cualquier persona que tenga niveles altos de ácido úrico en sangre. Se puede decir que la gota es uno de los síntomas que te avisan de que no estás llevando una dieta saludable. La causa más común es el hinchazón tanto del pie como del dedo o puente del pie, aunque esto también puede suceder en otras articulaciones como son las muñecas, talones, rodillas, codos o manos. Los síntomas más comunes al producirse el hinchazón suelen ser la rigidez de esa articulación, dolor, calor o fiebre y enrojecimiento de la zona.

La gota produce el hinchazón de algunas extremidades del cuerpo como son los piesLa gota produce el hinchazón de algunas extremidades del cuerpo como son los pies

Cuando los episodios de gota suceden siempre en la misma articulación o se dan de manera repetitiva, llamamos a esta reacción gota aguda o gota crónica. Los síntomas más característicos que suelen tener las personas que padecen esta enfermedad son los de tener sobrepeso o haberlo heredado de algún familiar. Pero también existen otros como un gran consumo de alcohol, tener un órgano trasplantado, comer alimentos que con un alto contenido en purina, una exposición rutinaria al plomo o el consumo de algunos medicamentos como la aspirina.

Artículos recomendados