Menú
Tipos de pan
Tipos de pan
GRAN VARIEDAD

Tipos de pan

El pan es un alimento básico en la dieta y se puede elegir entre un amplio abanico que incluyen avena, centeno o salvado. Conocer sus características es clave para hacer una buena elección.

Lucía Mejuto del Villar

El pan es uno de los alimentos básicos que se debe incluir en una dieta sana y equilibrada. Actualmente, en los comercios se pueden encontrar una gran variedad de panes, un mundo más amplio de lo que se puede pensar en un primer momento y que puede llegar a causar confusión. De harina, de centeno, no leudado, sin sal... el abanico de opciones es muy amplio y para elegir correctamente hay que saber cuáles son las propiedades y beneficios de todos ellos. Para hacerte más fácil la elección, a continuación te mostramos cuáles son los tipos de pan más comunes y sus principales características.

Pan de trigo

Este es el tipo de pan más común, ya que se produce a partir de harina de trigo. Se conoce como pan blanco para diferenciarse del pan integral, que también utiliza harina de trigo. Ya sea en forma de baguette, artesanal, rústico o cualquier otra variedad, este tipo de pan se caracteriza por su alto contenido en minerales como el fósforo o el potasio.

El pan de trigo es el más común de los panesEl pan de trigo es el más común de los panes

Es altamente nutritivo y gracias a que utiliza harina de trigo es apto para el consumo general de la población. Aunque, para personas con problemas de hipertensión se deben buscar alguna alternativa baja en sal, al igual que ocurre con quien padece alergia al gluten. Eso sí, a la hora de comprar este tipo de pan lo mejor es que sea artesano en vez de precocido.

Pan integral

Este pan utiliza la misma harina de trigo que el pan clásico, la única diferencia es que ésta es harina de trigo integral. Los expertos recomiendan escoger este tipo de pan por encima del blanco, ya que sus propiedades y aportes beneficiosos para la salud son mayores. La harina integral se utiliza sin refinar y mantiene así la mayor parte de su valor nutricional como son sus minerales -fósforo, calcio, magnesio o potasio- o sus vitaminas del grupo B y que ayudan al sistema nervioso.

Además, este pan integral también es una fuente muy importante de fibra, que tiene un gran efecto positivo sobre el sistema intestinal a la hora de tener unas digestiones más regulares y ayudar en casos de estreñimiento.

El pan integral se usa mucho en dietasEl pan integral se usa mucho en dietas

En general, el consumo de pan integral tiene una gran cantidad de beneficios para la salud entre los que se encuentran reducir el nivel de azúcar en sangre, controlar los niveles de colesterol, mantener la sensación de estómago lleno durante más tiempo para controlar el peso o prevenir el desarrollo de cáncer de colon.

Pan de centeno

Esta variedad de pan se diferencia, principalmente, en que tiene un color más oscuro con una miga más compacta y un sabor con un toque amargo que le confiere el centeno. Se caracteriza por contener menos gluten y una gran cantidad de fibra, por lo que es más fácil de digerir que otros tipos de pan. Y es, precisamente, su alto contenido en fibra el que hace que su consumo disminuya la probabilidad de desarrollar cálculos biliares al reducir la cantidad de ácido biliar que producido por el organismo.

El consumo de pan de centeno está especialmente indicado para personas que sufren de diabetes, ya que este cereal tiene un menor efecto del nivel de azúcar en sangre. También ayuda a la digestión y a perder peso al tener un gran efecto saciante, así como a reducir la presión arterial gracias a sus minerales y vitaminas y a prevenir algunas enfermedades crónicas por los fenólicos antioxidantes presentes en el centeno.

El pan de centeno tiene un alto contenido en fibraEl pan de centeno tiene un alto contenido en fibra

Pan de espelta

Este pan se caracteriza por tener un aspecto más oscuro que el pan blanco y con una miga con más agujeros, pero en el sabor no se nota diferencia. La espelta es un tipo de trigo que destaca por ser más digestiva al no haber sido manipulada ni cruzada con otras variedades de trigo, así como por contener más fibra y menos gluten. Este pan también contiene más nutrientes que el pan de trigo blanco como fósforo o calcio, además de vitaminas del grupo B y E.

Otra de las características del pan de espelta es que es una gran fuente de triptófano, un aminoácido que se asocia con el buen humor y que ayuda en casos de depresión al mejorar el bienestar mental. Su contenido en fibra hace que también sea indicada para casos de estreñimiento, mientas que su vitamina B tiene un gran efecto positivo sobre el metabolismo y el sistema nervioso. Además, algunos expertos indican que el consumo de pan de espelta puede ayudar en casos de personas que sufren cefaleas reduciendo la aparición de migrañas.

Pan de maíz

La principal característica de este tipo de pan es que es perfectamente apto para personas celíacas, ya que la harina de maíz no contiene gluten. También está indicado para personas con ácido úrico alto debido a que la presencia de purinas en su valor nutricional es muy bajo. Entre las propiedades del pan de maíz hay que destacar, además de la fibra, la presencia de vitaminas del grupo A, B, C, E, y K, así como minerales como el calcio, el zinc, el potasio, el fósforo o el magnesio.

El pan de maíz es el más tomado por personas celiacasEl pan de maíz es el más tomado por personas celiacas

La prevención de afecciones relacionadas con el sistema digestivo o la reducción del nivel de colesterol en sangre son algunos de los beneficios que el consumo de pan de maíz aporta al organismo, así como prevenir la aparición de hemorroides o mejorar la función pulmonar gracias a su contenido de carotenoide Beta-criptoxantina.

Pan de avena

La avena es uno de los alimentos más nutritivos y completos que se pueden incluir, por ejemplo, a la hora de la merienda o del desayuno. Y una manera ideal de hacerlo es en forma de tostada de pan de avena. Este cereal tiene un gran contenido en hierro, calcio y proteínas, al mismo tiempo que destaca por su aporte de vitamina B. Su consumo se relaciona con la mejora del estado de ánimo y del sistema nervioso, además de que ayuda a reducir el nivel de colesterol en sangre y previene los episodios de estreñimiento.

Pan no leudado o pan ácimo

Este pan se caracteriza por ser mucho más compacto al no añadir levadura en su composición. De este tipo son, por ejemplo, el pan de pita, el chapati o las tortitas de maíz. Su digestión es mucho más pesada, por lo que no se recomienda su consumo a personas que sufren de trastornos digestivos. Por lo demás, este pan destaca por su bajo porcentaje en grasa, al mismo tiempo que presenta un gran contenido en minerales y vitaminas del grupo B que aportan una gran cantidad de energía y mejoran el sistema nervioso y circulatorio.

Artículos recomendados