Menú
Propiedades y beneficios de los pistachos
Propiedades y beneficios de los pistachos
PRODUCTO REVELACIÓN

Propiedades y beneficios de los pistachos

El control de la obesidad o la prevención de ciertas enfermedades son algunos de los beneficios de este fruto seco que han hecho que su consumo aumente a gran velocidad durante los últimos años.

Lucía Mejuto del Villar

El pistacho -también conocido como alfóncigo en algunas regiones- es un fruto seco cuyo consumo hace ya algunos años que se ha vuelto a poner de moda. Comenzó a cultivarse por primera vez en Asia Occidental para luego llegar al mediterráneo. Actualmente, los mayores volúmenes de venta de este codiciado fruto llegan desde Austria, México y California, aunque Irán ha sido durante mucho tempo en mayor productor de pistacho. Ciertas comunidades de España como Madrid, Extremadura, Cataluña, Aragón, Andalucía o, sobre todo, Castilla-La Mancha también se ha sumado recientemente a la plantación de este tipo de cultivo, por lo que pronto podremos ver remesas 'made in Spain'.

Sin embargo, al mismo tiempo que su fama ha ido en ascenso también lo ha hecho su precio. Y es que el pistacho es uno de los frutos secos más caros, aunque la razón es muy sencilla: su planta tarda, como mínimo, 7 años en dar frutos.

Los pistachos tiene múltiples propiedades y beneficiosLos pistachos tiene múltiples propiedades y beneficios

Pero, ¿por qué se ha puesto tan de moda? Se trata de un producto que no sólo está delicioso, sino que tiene múltiples propiedades y beneficios para el organismo, por lo que suele ser un imprescindible en cualquier dieta sana y equilibrada.

Propiedades del pistacho

Al igual que la mayoría de los frutos secos, el consumo de pistacho no sólo es un placer para el paladar, sino que sus repercusiones son muy positivas sobre el organismo. Aunque hay que tener en cuenta que su consumo excesivo, como el de cualquier otro alimento, pude tener efectos contraproducentes.

El aporte calórico de los pistachos es de, aproximadamente, 594 calorías por cada 100 gramos. Esta es la razón de que, aunque deben incluirse en la dieta, también hay que controlar de forma estricta su consumo al igual que ocurre con las avellanas, las nueces o los cacahuetes. Sin embargo, hay que destacar que los pistachos son los frutos secos que menos calorías contienen. Algunos de los beneficios que aportan al organismo son:

Por cada 100 gr obtenemos 594 caloríasPor cada 100 gr obtenemos 594 calorías

Beneficios de los pistachos

  • Control de la obesidad: Su alto contenido en fibra -aproximadamente 6,5 gramos por cada 100- y su capacidad saciante que mantiene la ilusión del estómago lleno durante más tiempo, lo convierten en uno de los ingredientes más indicados si se está buscando perder peso. Además, el hecho de que haya que pelarlo antes de poder comer el fruto hace que el propio acto de comer se ralentice. Y es que uno de los principales consejos para adelgazar es comer despacio y sin ansiedad.
  • Ayuda a la concentración: Hoy día ya se pueden encontrar numerosos estudios que indican que estos frutos secos pueden ayudar muy positivamente al rendimiento, tanto laboral como escolar. La Universidad Loma Linda de California explica que los pistachos indicen directamente en las ondas gamma que tan importantes son para la mejora del proceso cognitivo. Es decir, ayudan a la hora del aprendizaje, de la retención de información y datos y en la percepción.
  • Mejora de la diabetes: El pistacho favorece el control del nivel de azúcar en sangre y es especialmente recomendado para la diabetes gestacional o la diabetes tipo II.
  • Control del colesterol: Este fruto seco no tiene colesterol y sus niveles de grasa saturada son bastante bajos, lo que lo hace perfecto para aquellas personas que tengan niveles altos de colesterol. Del 44,5% de grasa que contiene, hasta un 54% de la misma es ácido oleico, el mismo que se puede encontrar en el aceite de oliva o en los aguacates. Además, también tienen un porcentaje muy alto de fitoesteroles, esteroles de origen vegetal que regulan el nivel de colesterol en sangre. Pero el pistacho no es únicamente positivo en lo que se refiere al colesterol, sino que también es indicado para otro tipo de afecciones cardiacas -como los infartos o la arterioesclerosis- al ayudar a mantener una presión arterial normal.
  • Es un alimento de lo más nutritivo: Como ya se indicaba antes, 100 gramos de pistachos aportan 16,5 gramos de proteínas. Esto se traduce en que una ración de, aproximadamente 30 gramos, aportan el 10% de la cantidad de fibra que un adulto debería comer en un día y en que es el remedio perfecto para las personas que sufren de episodios de estreñimiento. Por otra parte, podrían compararse también con las legumbres en el sentido en el que aportan un 20% de proteínas vegetales.
  • Fuente excelente de vitaminas y minerales: Los pistachos, además de fibra o proteína, también contienen otros elementos como magnesio, selenio o ácido fólico. Su alto contenido tanto en hierro como en cobre también lo convierten en un aliado perfecto para personas que sufren de anemia. Además, es uno de los alimentos que produce un mayor aporte de vitaminas B1, B6, E y K.
  • Elementos antioxidantes y antiinflamatorios: Otro punto a favor de estos frutos secos es que contienen agentes que ayudan a prevenir y a retrasar el envejecimiento de las células. Sus propiedades antiinflamatorias, por su parte, también son excelentes en la prevención de enfermedades crónicas y degenerativas.
  • Ayudan a mantener una buena visión: Los niveles de luteína -que también ayudan a la oxidación y acumulación del colesterol en las arterias- así como de carotenos, son esenciales para mantener una visión aguda con el paso de los años. Muchos son los estudios que indican que hay una clara relación entre el consumo de pistachos y la reducción de cataratas, la degeneración muscular y la pérdida de la capacidad ocular.
El pistacho tiene numerosas funciones como la de antioxidante y antiinflamatorioEl pistacho tiene numerosas funciones como la de antioxidante y antiinflamatorio

Introduce el pistacho en tu dieta

Comer pistachos no tiene por que ser aburrido, ya que hay muchas formas de hacerlo. Principalmente se utilizan en repostería: desde bizcochos y magdalenas a mermeladas y compotas, helados o yogures. Sin embargo, cada vez se puede ver más incluido en salsas para pasta, arroz o cuscús. También se puede consumir en forma de snack como ingrediente que acompaña a las barritas de cereales o bien beber en té. Actualmente son muchas las opciones que se encuentran para comer pistachos, por lo que ya no hay excusa una vez conoces algunas de sus propiedades y beneficios. Y, por su puesto, siempre se pueden comprar a granel -mejor si son sin tostar y sin sal- y disfrutar de ellos en su versión más natural.

Artículos recomendados