Menú
Cómo hacer humus vegano
Cómo hacer humus vegano
RECETA DELICIOSA

Cómo hacer humus vegano

Esta receta tradicional de Oriente Medio no solo está deliciosa, sino que los ingredientes con los que se preparan destacan por la cantidad de beneficios que aportan al organismo.

Lucía Mejuto del Villar

La palabra 'humus' en árabe se traduce como 'garbanzo', ya que este plato es una pasta de garbanzo que forma parte de la cocina tradicional de Oriente Medio. En cuanto a su origen, se cree que la receta se comenzó a preparar en el Antiguo Egipto, pero de una manera bastante diferente a como se hace en la actualidad en la que también se incluye otros ingredientes ingredientes como ajo, limón, pimentón o comino que le dan ese toque de sabor único. El humus se suele servir frío y acompañado de algún ingrediente para mojar en él como pan de pita o verduras crudas. Sin duda, es un plato ideal para servir en una reunión con amigos y familia, siendo además una receta totalmente vegana y apta para quien sigue este tipo de alimentación. Pero, además, el humus también destaca por todas las propiedades y beneficios de sus ingredientes y el aporte positivo que tienen para el organismo. A continuación, te contamos cuáles son y como preparar tu propia receta casera de humus vegano.

Beneficios del hummus

Este plato se prepara a partir de una gran variedad de ingredientes, todos ellos con propiedades muy beneficiosas para el organismo. Los garbanzos, el pimentón o el ajo indicen muy positivamente en aspectos relacionados con la digestión o el colesterol, mientras que el pimentón es clave para la relajación. Entre los beneficios de incluir el humus vegano en la dieta se incluyen:

Se puede hacer humus con cantidad variedad de ingredientesSe puede hacer humus con cantidad variedad de ingredientes
  • Ayudar al organismo a eliminar toxinas gracias al ácido cítrico del limón, sustancia que también puede prevenir o disolver los depósitos de calcio que forman piedras en el riñón o los cálculos en la vesícula.
  • Los garbanzos son una fuente importante de hidratos de carbono y de fibra, pero también de proteínas de origen vegetal. Es por ello por lo que el garbanzo es un alimento básico en las dietas veganas o vegetarianas.
  • Mejora de la digestión, ya que el ajo estimula la secreción de ácidos gástricos, mientras que el limón contribuye positivamente en los movimientos peristálticos y el pimentón dulce estimula el apetito. Por su parte, los garbanzos ayudan en episodios de estreñimiento por su contenido en fibra, sustancia que también disminuye las posibilidades de desarrollar afecciones intestinales y produce una sensación de estómago lleno durante más tiempo para ayudar a bajar de peso a aquellas personas que así lo deseen.
  • El sistema inmunitario también se ve beneficiado por las vitaminas y minerales que aportan los garbanzos, así como por el contenido de vitamina C y de flavonoides del limón y que son clave a la hora de reforzar las defensas del organismo.
  • El comino y el pimentón son dos especias que ayudan a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Además, el comino también está indicado para aquellas personas que sufren de anemia al estimular la creación de glóbulos rojos por su contenido en hierro.
  • Protección del sistema cardiovascular, ya que tanto los garbanzos como el ajo, el comino y el pimentón ayudan a reducir los niveles de colesterol malo. Por su parte, el pimentón y el ajo también afectan positivamente en la circulación de la sangre, sobre todo este último por su alto contenido en vitamina B que ayuda a reducir la homocisteína, un tipo de aminoácido que puede provocar que los vasos sanguíneos se endurezcan y se desarrollen enfermedades de las arterias coronarias o trombosis.
  • El pimentón dulce también ayuda a la relajación al ser una fuente importante de vitamina B6, también conocida como piridoxina. Se trata de un tipo de vitamina hidrosoluble que se elimina a través de la orina y que hay que administrar al organismo de forma regular a través de los alimentos. Entre las funciones de la vitamina B6 se incluyen el mantenimiento de la glucosa en sangre en valores óptimos, la producción de hemoglobina o la creación de anticuerpos.
La mayoría de tipos de humus llevan garbanzosLa mayoría de tipos de humus llevan garbanzos

Ingredientes para la receta de humus vegano

  • 160 gr. de garbanzos
  • 1 diente de ajo
  • ½ limón
  • Salsa tahini
  • Sal
  • Comino en polvo
  • Pimentón dulce
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Pasos para la preparación

El garbanzo es el ingrediente principal de cualquier tipo de humus, pues este plato es, básicamente, una pasta de este alimento. Para ello puedes optar por utilizar garbanzos crudos que deberás cocer o simplemente usar un bote de garbanzos ya cocidos de aproximadamente 400 gramos. En caso de que prefieras utilizarlos en crudo acuérdate de que deberás poner los 160 gramos de garbanzos en agua la noche anterior a preparar el humus vegano para que estos se vayan hidratando. Al día siguiente escurre los garbanzos con un colador de red de malla y lávalos bajo el agua del grifo para eliminar los restos de pieles y pellejos.

El humus es recomendable tomarlo con crudités o pan de pitaEl humus es recomendable tomarlo con crudités o pan de pita

A continuación, llena una cazuela amplia con abundante agua y ponla a calentar a fuego medio-alto. Cuando el agua rompa a hervir agrega los 160 gramos de garbanzos y, tras 5 minutos, baja el fuego casi al mínimo. Pon la tapa a la cazuela y deja que los garbanzos se cocinen, un proceso que puede llevar entre 1 hora y media y 2 horas. Además, de vez en cuando tendrás que acordarte de remover. Cuando a los garbanzos les quede poco tiempo para estar tiernos agrega la sal y si ves que te falta agua durante la cocción puedes añadir más, pero esta debe estar caliente.

Cuando haya pasado el tiempo indicado comprueba que los garbanzos ya están tiernos y escúrrelos antes de dejarlos enfriar por completo, pero no tires el agua de la cocción. El siguiente paso en la receta será ponerlos en un robot de cocina o en una trituradora y añadirles el diente de ajo pelado, el zumo de la mitad del limón, 1 cucharada de salsa tahini -que también se puede sustituir por crema de sésamo-, un poco de agua de cocción de los garbanzos y una pizca de sal. Bate hasta tener una pasta totalmente homogénea y sin grumos, pudiendo añadir un poco más de agua hasta que la textura sea de tu agrado. Finalmente, pon el humus vegano en la fuente en la que lo vayas a servir en la mesa y añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y pimentón dulce al gusto... ¡y a disfrutarlo!

Artículos recomendados