Menú
Flavonoides: los compuestos de origen vegetal que cuidarán tu organismo
Flavonoides: los compuestos de origen vegetal que cuidarán tu organismo
COSAS QUE HAY QUE SABER

Flavonoides: los compuestos de origen vegetal que cuidarán tu organismo

Estos compuestos de origen vegetal ayudan a retrasar el envejecimiento natural de las células o a disminuir la probabilidad de desarrollar afecciones coronarias o neuronales.

Lucía Mejuto del Villar

Los flavonoides son un tipo de polifenoles vegetales que se encuentran, principalmente en alimentos como la fruta o las verduras, así como en semillas, especias o bebidas de origen vegetal como el vino tinto o la cerveza. Son, por ejemplo, responsables de las brillantes tonalidades que presentan la mayoría de los vegetales, destacando por sus pigmentaciones rojas, azules, verdes y, sobre todo, amarillas.

Y es que su nombre se deriva del término latín 'flavus', que significa amarillo. Actualmente se ha podido comprobar la existencia de más de 5.000 tipos de flavonoides diferentes, cada uno de ellos dividido en distintos grupos según las propiedades y beneficios que su consumo aporta al organismo.

El problema es que, al tratarse de una sustancia de origen vegetal, el cuerpo humano no la produce de forma natural y tan solo se puede asegurar su presencia llevando una dieta rica en frutas y verduras o bien a través de suplementos. El consumo de flavonoides recomendado por los expertos es de entre 50 mg. y 800 mg. al día, dividido entre los diferentes grupos de alimentos en los que se pueden encontrar.

Los flavonoides se encuentran en las frutas y verdurasLos flavonoides se encuentran en las frutas y verduras

En cuanto al metabolismo de estas sustancias en el cuerpo humano, éste es producido en dos zonas: primero en el hígado y luego en el colon. Este metabolismo es un proceso intenso que provoca que gran parte de los flavonoides no absorbidos se degraden por los microorganismos en el colon y sean expulsados a través de la orina.

Tipos de flavonoides

El mundo de estas sustancias vegetales es amplio y en él no solo cabe un tipo de flavonoide, sino que se pueden encontrar diferentes grupos y cada uno de ellos destaca por unas propiedades determinadas. Los principales grupos son los flavonoides -el más amplio e importante, de ahí que de nombre a la propia sustancia-, los neoflavonoides, los isoflavonoides y los antiocianos:

  • Los isoflavonoides, por ejemplo, también son conocidos como flavonoides de la soja al encontrarse en alimentos que la contiene como es el tofu, la leche o el mismo y, dentro de este grupo, se pueden destacar compuestos como la genisteína, la daidzeína o la cliciteína.
  • En lo que se refiere a los antocianos, estos son los responsables de los pigmentos de color rojo y azul de frutos como las cerezas o la uva roja y tienen excelentes beneficios para la piel como es la protección contra los rayos ultravioleta.

¿Cuáles son los beneficios de los flavonoides?

Numerosos estudios han comprobado que el consumo de flavonoides tiene un elevado impacto beneficioso en el organismo, aunque siempre teniendo en cuenta que éstos no se producen de forma natural en el cuerpo sino que deben consumirse de forma externa. Además, de estas investigaciones, la medicina china también tiene una larga trayectoria en el estudio de los beneficios de los flavonoides, destacando así propiedades como las siguientes.

Los flavonoides ayudan a la piel, a las célucas anticancerígenas y al cerebroLos flavonoides ayudan a la piel, a las célucas anticancerígenas y al cerebro
  • Antioxidantes: que retrasan el proceso de envejecimiento natural de las células y ayuda al organismo a eliminar radicales libres.
  • Antiinflamatorias y anestésicas: lo que los convierte en sustancias muy beneficiosas para personas que sufren de enfermedades como la artritis o para tratar dolencias como las hemorroides.
  • Protección de la piel, sobre todo en lo que se refiere a la incidencia de los perjudiciales rayos ultravioleta y de la polución que se puede encontrar en la mayoría de las ciudades.
  • Anticancerígenas: algunos estudios han demostrado que los flavonoides inhiben el desarrollo de las células cancerosas. También se relacionan con la reducción de la probabilidad de desarrollar afecciones neurodegenerativas.
  • Protección frente a productos químicos que se pueden encontrar en ciertos alimentos manipulados.
  • Incidencia positiva sobre el sistema inmunitario.
  • Mejoran la función cerebral.
  • Antitromóboticas: ayudando a reducir la posibilidad de formación de trombos en los vasos sanguíneos, mejorando la circulación y la prevención de afecciones cardiovasculares.
  • Control del colesterol y del nivel de azúcar presente en la sangre.
  • Protección frente a las enfermedades víricas, bacterianas y fúngicas, siendo especialmente importantes en este aspecto los isoflavonoides.
  • Mejora los síntomas de la menopausia, ayuda a aumentar la densidad ósea y a regular los estrógenos.
  • Protección del estómago gracias a flavonoides como la quercetina, cuyas propiedades ayudan a mantener en buen estado la mucosa gástrica y a reducir el riesgo de sufrir úlceras estomacales o duodenales.
También mejoran los síntomas de la menopausia y protegen el estómagoTambién mejoran los síntomas de la menopausia y protegen el estómago

Una serie de investigaciones también ha permitido descubrir que los efectos positivos de los flavonoides en el organismo aumentan en casos de personas que sufren de adicción al alcohol o al tabaco. Este sector de la población tiene un mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas debido a que los vasos sanguíneos se dañan y producen enfermedades coronarias o cáncer.

Gracias a las funciones antiinflamatorias de los flavonoides, los vasos sanguíneos pueden mejorar físicamente para continuar con su normal funcionamiento. Eso sí, no son sustancias milagrosas y no eliminan la posibilidad de que personas fumadoras o bebedoras desarrollen este tipo de afecciones, tan solo reduce la posibilidad y siempre y cuando se eliminen esos malos hábitos.

¿En qué alimentos se pueden encontrar los flavonoides?

Tal y como se indicaba, los flavonoides son sustancias naturales que se encuentran, principalmente, en frutas y vegetales. Algunos de los alimentos que desatacan son:

El vino, el brócoli, las naranjas o la uva son algunos de los flavonoidesEl vino, el brócoli, las naranjas o la uva son algunos de los flavonoides
  • El brócoli, rico en flavonoles -un tipo sustancia dentro del sub-grupo de los flavonoides- que ayuda a reducir la inflamación, es un poderoso antioxidante natural y aporta propiedades antihistamínicas. También ricos en flavonoles son las coles de Bruselas, el puerro o la cebolla.
  • Las manzanas, al igual que las uvas, el cacao, el té verde o el vino tino contienen flavanoles que ayudan a sistema cardiovascular y al neurológico, disminuyendo el riesgo de sufrir afecciones relacionadas con los mismos.
  • Cítricos como las naranjas, las mandarinas, el pomelo o los limones contienen flavanonas que se relacionan con la mejora del sistema cardiovascular y por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Además, son alimentos que se recomiendan consumir a aquellas personas que sufren de episodios de estrés y de ansiedad, ya que favorecen la relajación.
  • Frutos rojos como los arándanos, así como las ciruelas y las uvas rojas o moradas tienen un gran impacto sobre la salud cardiaca y ayuda a controlar enfermedades como la obesidad o la diabetes gracias a su contenido en antocianidinas.

Como has podido comprobar, los flavonoides son un tipo de sustancias fundamentales en el organismo, siendo indispensable para ello llevar una dieta sana y equilibrada con gran presencia de vegetales y frutas. De esta forma te asegurarás de mantener tu sistema cardiovascular o neuronal en buen estado y de prevenir afecciones como la diabetes o enfermedades coronarias. Además, también ayudarás a retrasar la oxidación natural de las células y a reducir la posibilidad de sufrir enfermedades como la artritis gracias a sus propiedades antinflamatorias.

Artículos recomendados