Menú
5 recetas deliciosas para comer acelgas
5 recetas deliciosas para comer acelgas

5 recetas deliciosas para comer acelgas

Estas verduras suelen considerarse aburridas, pero nada más lejos de la realidad. Las acelgas se caracterizan por su gran versatilidad y con ellas se pueden preparar deliciosos platos como estos.

Lucía Mejuto del Villar

La acelga es, probablemente, una de las verduras menos utilizada en la cocina. A pesar de ser de lo más común, las personas no suelen incluirla en sus dietas por distintas razones; ya sea porque su sabor ligeramente amargo no les atrae, porque les parece un ingrediente un poco aburrido o por no saber cómo cocinarla. Lo cierto es que la acelga es un producto muy versátil que se puede incluir en muchas recetas de distintas maneras. Además, tiene muchos beneficios y propiedades positivas para el organismo, por lo que es un indispensable en cualquier dieta sana y equilibrada. Inspírate con las siguientes recetas y no dudes en incluirla en tu rutina de comidas.

Las acelgas con jamón son un plato rico y muy sanoLas acelgas con jamón son un plato rico y muy sano

Acelgas con jamón

Esta es una variante de la receta de judías verdes salteadas con jamón. Para prepararla necesitarás:

  1. 500 gr. de acelgas
  2. 100 gr. de jamón serrano en taquitos
  3. 1 diente de ajo
  4. Zumo de limón
  5. Aceite de oliva virgen extra
  6. Sal

Lo más recomendable es que utilices acelgas frescas, aunque no pasa nada si usas congeladas. Comienza lavándolas con abundante agua si optas por la primera opción, ya que así eliminarás los restos de tierra y suciedad que puedan tener las hojas. A continuación, corta la parte final de las raíces y trocea el resto. Llena una cazuela grande con agua y ponla a calentar en el fuego y, en el momento en el que rompa a hervir, echa sal al gusto y las acelgas. Deja que se cuezan durante 5-6 minutos y luego escúrrelas. El siguiente paso será trocear el diente de ajo y dorarlo durante unos minutos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Luego incorpora los 100 gramos de jamón cortado en taquitos y rehoga un par de minutos antes de incorporar las acelgas cocidas. Tras unos minutos más, sirve el revuelto caliente y adereza con unas gotas de zumo de limón.

El salmón con acelgas tiene un alto contenido de Omega 3El salmón con acelgas tiene un alto contenido de Omega 3

Salmón con acelgas

El salmón también es uno de los ingredientes imprescindibles en una dieta equilibrada, un tipo de pescado que no sólo está delicioso, sino que tiene un alto contenido de ácidos grasos omega-3. Los ingredientes que necesitarás para este plato son:

  1. 150 gr. de acelgas
  2. 1 lomo de salmón
  3. 1 diente de ajo
  4. ½ cebolla roja
  5. Aceite de oliva virgen extra
  6. Mostaza
  7. Vinagre
  8. Sal

Comienza pelando y picando el diente de ajo y luego sofríelo en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando se haya dorado, incorpora la ½ cebolla roja cortada en juliana y los 150 gramos de acelgas ya lavadas y troceadas. Deja que todo se cocine a fuego lento durante, aproximadamente, 10 minutos. Mientras tanto prepara el salmón en otra sartén. Echa un poco de aceite y, cuando esté caliente, pon el lomo de pescado. Cuando se haya hecho dale la vuelta para que se haga por todos lados de forma homogénea. En el momento en el que el salmón ya esté cocinado tan solo te quedará montar el plato poniendo como base una cama del sofrito de acelgas y encima el lomo de salmón. Por último, prepara el aliño mezclando un poco de mostaza con vinagre, un poco de aceite y una pizca de sal. Remueve hasta que todos los ingredientes se hayan integrado y vierte un poco por encima del pescado y de las verduras.

La crema de acelgas puede ser uno de los platos estrella par eventosLa crema de acelgas puede ser uno de los platos estrella par eventos

Crema de acelgas

Con las acelgas, al igual que ocurre con los puerros, los guisantes o las espinacas, también se pueden hacer deliciosas y suaves cremas. Para prepararla en casa necesitarás:

  1. 150 gr. de acelgas
  2. 1 patata
  3. 1 rama de apio
  4. ½ cebolla
  5. 1/2 calabacín
  6. Aceite de oliva
  7. Sal

Comienza lavando los 150 gramos de acelgas y cortándolas, haciendo lo mismo con el calabacín. Pela también la patata y la ½ cebolla y trocéalos. Por último, pon todo en una cazuela amplia y llénala con suficiente agua como para cubrir todos los ingredientes. Incorpora también un poco de sal al gusto y pon todo a calentar a fuego alto. En el momento en el que el agua rompa a hervir, baja el fuego y deja reposar durante unos 40 minutos. Cuando haya pasado el tiempo indicado, retira la cazuela del fuego y quita un poco más de la mitad del agua, pero no la tires porque puedes necesitarla más adelante si la crema queda demasiado espesa. Bate el resto del agua con las verduras e incorpora también un chorrito de aceite de oliva virgen extra hasta tener una crema homogénea y sin grumos. En este punto es cuando puedes incorporar un poco del agua de cocción para darle la textura que a ti te guste. También puedes añadir un poco de nata líquida o de queso para darle un punto de cremosidad.

El flan de acelgas es uno de los paltos que menos tiempo lleva y está deliciosoEl flan de acelgas es uno de los paltos que menos tiempo lleva y está delicioso

Flan de acelgas y queso

Las acelgas no deben considerarse un ingrediente aburrido en la cocina, sino que con ellas se pueden preparar divertidos platos como este flan. Para la receta vas a necesitar:

  1. 750 gr. de acelgas
  2. 100 gr. de queso gruyere
  3. 100 ml. de nata líquida o leche evaporada
  4. 3 huevos
  5. Aceite de oliva

Lava las acelgas, trocéalas y ponlas a cocer en abundante agua con sal. Luego escúrrelas y pásalas a una cazuela. Agrega también los 3 huevos y los 100 mililitros de nata líquida o de leche evaporada. Bate todo con una batidora de mano hasta tener una crema homogénea sin grumos. En este momento añade los 100 gramos de queso gruyere rallado y vuelve a batir. Por último, vierte la mezcla en la flanera -o flaneras individuales- previamente untada con un poco de aceite de oliva. Pon a calentar el horno a 180ºC y mete también una fuente llena de agua para hacer el flan al baño María. Cuando el agua empiece a hervir mete la flanera en ella y cierra el horno. Deja que el flan se haga durante 25-35 minutos. Comprueba que está totalmente cuajado antes de sacarlo y, cuando se haya templado un poco, desmolda y sírvelo.

El quiché de acelgas se puede rellenar de cualquier ingredienteEl quiché de acelgas se puede rellenar de cualquier ingrediente

Quiche de acelgas y jamón

Uno de los puntos a favor de la quiche es que se puede rellenar de prácticamente cualquier ingrediente, entre ellos las acelgas. Los ingredientes son:

  1. 500 gr. de acelgas
  2. 200 gr. de jamón en taquitos
  3. 200 ml. de nata para cocinar o leche evaporada
  4. 100 ml. de leche
  5. 2 láminas de hojaldre
  6. 2 cebollas
  7. 2 huevos
  8. Piñones
  9. Aceite de oliva virgen extra
  10. Orégano
  11. Pimienta negra molida
  12. Nuez moscada
  13. Sal

Para comenzar a preparar esta deliciosa quiche de acelgas tendrás que empezar por lavar, trocear y cocer las acelgas. Luego escúrrelas y resérvalas para el relleno. A continuación, pon a calentar un poco de aceite de oliva en una sartén. Pela las 2 cebollas, córtalas en pequeños trozos y échala a la sartén para que se poche durante unos minutos. Cuando tome un tono transparente agrega 4 cucharadas de piñones y los 200 gramos de jamón picado. Remueve y deja que se sofría la mezcla un par de minutos. Luego añade las acelgas cocidas y comprueba el punto de sal.

En un recipiente a parte bate los 2 huevos y júntalos con los 200 mililitros de nata líquida para cocinar o leche evaporada, los 100 mililitros de leche y sazona al gusto con un poco de sal, orégano, pimienta negra molida y nuez moscada. Vierte la mezcla en la sartén donde está el sofrito de acelgas y remueve. Por último, monta la quiche extendiendo una de las hojas del hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta con un poco de papel vegetal. Reparte la mezcla del relleno de forma homogénea y luego tapa con la otra hoja de hojaldre. Mete en el horno previamente calentado a 220ºC durante 40 minutos hasta que el hojaldre adquiera un bonito tono dorado. Sirve la quiche templada o fría.

Artículos recomendados