Menú
¿Es malo no desayunar?
¿Es malo no desayunar?
CONSEJOS NUTRICIONALES

¿Es malo no desayunar?

No desayunar, puede ir causando daños al corazón ya que acumula grasa en sus arterias creando un factor de riesgo perjudicial para la salud.

Sheila González Oliva

La pregunta del millón, ¿es malo no desayunar?. La respuesta es simple, sí. No desayunar es considerado por los expertos que es igual de perjudicial que el tabaco o el colesterol. Saltarse la comida más importante del día trae consigo numerosos efectos negativos para el organismo. Después de varias horas en ayuno el cuerpo pide algún tipo de nutriente aunque sea un simple batido o zumo. Si se evitan este tipo de situaciones llegará un momento que no tengamos la energía suficiente, y por consiguiente no se rendirá de igual manera en las actividades diarias.

EFECTOS NEGATIVOS DE NO DESAYUNAR

Desayunar menos de 100 Kcal, según el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), facilita la acumulación de grasa en las paredes arteriales y puede ser tan grave como el sedentarismo. Estudios afirman que estudiantes que se saltan el desayuno no rinden igual que los que si hacen ese parón para alimentar a su organismo. Hay que concienciarse de que el metabolismo necesita de esa energía para poder aguantar el ritmo que se pone en el día a día.

El no desayunar provoca que el rendimiento sea menorEl no desayunar provoca que el rendimiento sea menor

Uno de los inconvenientes, y por consiguiente un efecto negativo de no desayunar es que al no nutrir el organismo la falta de concentración aumenta considerablemente. El riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad cardiovascular es otro de los efectos negativos sobre esta práctica poco saludable. Se pueden sufrir enfermedades como la diabetes, colesterol alto o presión arterial alta entre otros.

Algunos mitos afirman que no desayunar adelgaza, pero nada más lejos de la realidad. Al no ingerir ningún tipo de alimento por la mañana, a medida que van pasando las horas el cuerpo va teniendo más hambre por lo que se come más y probablemente no es que se coma más sino alimentos como bollería industrial o alimentos que tengan calorías vacías. Al mantener las 5 comidas se van dosificando las tomas, y por consiguiente es cuando si se adelgaza, siempre y cuando se lleve una dieta sana y equilibrada.

LOS BENEFICIOS DE UN BUEN DESAYUNO

Al desayunar el cuerpo se activa de inmediato, el nivel de concentración aumenta al igual que la energía. Aunque a media mañana el cuerpo pida otra dosis de alimentación no será igual que si no se desayuna, ya que al repartir las comidas nuestro cuerpo mantendrá un equilibrio metabólico que ayuda a sobrellevar la jornada de una manera saludable.

Un buen desayuno reduce el ansia de picar entre horas y mejora nuestro rendimiento físicoUn buen desayuno reduce el ansia de picar entre horas y mejora nuestro rendimiento físico

El peso, es otro de los factores relacionados con mantener esta comida en nuestro día a día porque reduce la ansia de picar entre horas. Una vez que llega la hora del almuerzo, se comerá menos cantidad y reducirá esa ansiedad que provoca no desayunar. Son simples hábitos que pueden cambiar el día a día, y hacer que nuestras defensas se mantengan estables sobre todo en invierno o con el cambio de temperaturas.

Desayunando se consigue un mayor rendimiento físico -al igual que ocurre con el mental-. El cuerpo tiene los alimentos necesarios y de esta manera descartará escoger las reservas que el cuerpo almacena. Esta rutina previene alteraciones en el organismo como hipoglucemias e hipotensión.

Para que un desayuno sea equilibrado es necesario que contenga grasas, hidratos y proteínasPara que un desayuno sea equilibrado es necesario que contenga grasas, hidratos y proteínas

Mientras que el desayuno, sea una composición completa mezclando grasas, hidratos y proteínas ayudará al funcionamiento del sistema inmunitario. Del mismo modo, puede mejorar el estado de ánimo y la manera con la que se afrontará cada día. Es un hábito sencillo y saludable que se debe incluir cada día, y si por prisas por ir al trabajo u otros compromisos, es necesario hacer un parón de 10 minutos para cargar las pilas y seguir con nuestra jornada.

¿QUÉ DESAYUNAR PARA TENER ENERGÍA?

No es necesario, ni mucho menos desayunar todos los días lo mismo ya que puede llegar un punto en el que nos aburra y nos llegue a dejar de gustas ciertos alimentos. Se puede innovar cada día, de esta manera se contribuye a que cada día es diferente y el cuerpo seguro que lo agradecerá.

Del desayuno americano no se puede abusarDel desayuno americano no se puede abusar

Uno de los días se puede optar por un típico desayuno americano, pero no olvidar que no se debe abusar de el porque suele contener muchas grasas y tampoco es bueno desayunarlo en exceso, pero una vez a la semana puede se positivo para el organismo. El desayuno americano consta de; tiras de bacon -cuanto más crujientes más sabroso-, huevos revueltos o fritos -depende del gusto de cada persona-, salchichas, y tortitas. Estos alimentos pueden ser combinados con un batido de frutas o de chocolate, un café o un jugo de naranja natural.

Otro de los desayunos posibles, puede ser unas tostadas con tomate y aceite , y un zumo de naranja. Algo más saludable que el desayuno anterior. Café y bollería industrial -pero no se debe abusar de ello-. Se pueden hacer distintas combinaciones en función de los gustos y del tipo de dieta que se esté llevando. Lo mejor es no abusar de un mismo tipo y combinar tanto los que tienen más calorías como los más healthy como los famosos cuencos de frutas con cereales.

Lo ideal es no abusar de un tipo de desayunoLo ideal es no abusar de un tipo de desayuno

Sea el desayuno que sea debe repetirse de lunes a domingo para que así nuestro cuerpo tenga los nutrientes necesarios y se puedan desempeñar las actividades que se lleven a cabo en el día a día sin necesidad de recaer en algunos tipos de enfermedades como por ejemplo la gripe y los catarros. Al desayunar mantenemos fuerte el sistema inmunológico por lo que la energía se apoderará del organismo y de la mentalidad para afrontar cada día.

Por consiguiente, si se quiere llevar una vida saludable es fundamental cambiar este tipo de hábitos. Hay profesionales dedicados a este campo, o nutricionistas que pueden realizar un estudio a medida para que la alimentación de la dieta sea variada y equilibrada. Tampoco hay que olvidar que aunque el desayuno fuerte sea recién levantados, a media mañana se debe introducir una pieza de fruta o algún tipo de alimento para que el cuerpo no pase mucho tiempo en ayunas. A media mañana, comer unos pocos de frutos secos pueden saciar el apetito a la vez que nos aportarán nutrientes y vitaminas.

Artículos recomendados