Menú
5 recetas rápidas con kale
5 recetas rápidas con kale
RECETAS SENCILLAS

5 recetas rápidas con kale

El kale es el alimento del momento por sus alta cantidad de nutrientes y antioxidantes, te enseñamos cinco sencillas recetas rápidas de llevar a cabo.

Cahora Prolongo

El kale se está poniendo de moda y las redes se inundan del llamado alimento de aspecto verdoso. La hortaliza es realmente la col verde de toda la vida , un tipo de col rizada, pero nombrado ahora a nivel mundial en inglés. Se trata de una de las verduras más nutritivas, beneficiosas para la salud, y desconocidas. Una taza de Kale contiene 45 calorías por cada 100 gramos solamente, contiene un alto contenido de minerales, antioxidantes y fibra que la posicionan como el complemento preferido de las personas que buscan bajar de peso, o simplemente probar la nueva moda. La gran ventaja es el buen sabor que tiene, aunque se trate de una hortaliza y en muchas ocasiones es muy odiada, esta opción tiene un sabor bastante sugerente.

La col verde se puede conservar en la nevera y se conserva en perfecto estado mínimo durante 5 días. Además es una gran opción por su fácil utilización en la cocina, dado que se puede utilizar tanto fresca como cruda, siempre lavándola con anterioridad. La recomendación es consumir la col sin haberla cocinado previamente de manera natural, y de ser cocido, no sumergirlo abundantemente en una cantidad de agua para que no pierda sus vitaminas y minerales. Pero ese aspecto no es un impedimento, el kale se puede elaborar de mil maneras para llevar a cabo una comida completa. Se pueden realizar salteados con verduras o carne, salsas, añadirlo a guisos, mezclados con puré de patatas, ensaladas e incluso zumos, entre otras muchas opciones. A continuación te enseñamos a hacer cinco sencillas recetas para que innoves en la cocina con esta nueva moda de lo más fit.

Kale al ajilloKale al ajillo

Kale al ajillo

La receta más fácil de realizar sin lugar a dudas es esta. Los ingredientes son:

100 gramos de kale

2 ajos

Sal

Aceite de oliva

Es una gran opción por la que apostar cuando tienes prisa. Simplemente hay que lavar y secar bien la kale, echar dos cucharadas de aceite en la sartén y ponerla a calentar. Acto seguido, se pelan los ajos y se cocinan en la sartén hasta que los ajos estén dorados, y se retira en un plato. De inmediato se añade la kale al aceite en el que se hizo anteriormente el dorado de los ajos. Se saltea hasta que se caliente y merme el volumen. Por último se añaden los ajos, y ya está listo el primer plato.

Kale con calabazaKale con calabaza

Calabaza asada con kale

1 kg de calabaza pelada

2 dientes de ajo picados

Manojo de perejil picado

Aceite de oliva virgen extra

60 g de almendras

60 g de nueces pacanas

Precalentamos el horno a 200º y se engrasa ligeramente con aceite una bandeja de horno. Mientras el horno se calienta, se trocea la calabaza, no demasiado pequeña, y se pone en la bandeja que se salpimenta con aceite, sal, ajo y perejil. Seguidamente se remueve todo y se tapa la bandeja para hornearla aproximadamente durante 30-35 minutos, hasta que la calabaza este tierna. Mientras el tiempo transcurre, se trituran las almendras, las nueces, sal y aceite hasta que quede una salsa espesa. Cuando la calabaza esté preparada se reduce la temperatura a 180º, se añade la col y la mezcla de frutos secos y se remueve todo. Como toque final, se hornean todos los ingredientes juntos 6 u 8 minutos más, sin tapar, y ya está listo.

Kale con espinacas para hacer batido o sopaKale con espinacas para hacer batido o sopa

Sopa de Kale y Espinacas

1,5 taza de col rizada

1 taza de espinaca lavada

¼ taza de anacardo molido

1 cucharada de vinagre y otra de sésamo

2 tazas de agua

1 cucharada de semillas de sésamo

1 diente de ajo

Meter todos los ingredientes en una licuadora hasta que la consistencia sea suave. Si no ha quedado de la manera que quiere, añadir poco a poco un vaso de agua más. Posteriormente agregar la sopa a un cazo y ponerla a hervir. Esperar 10-15 minutos y cuando esté totalmente caliente, ya está lista para ser degustada.

Kale con frutos secosKale con frutos secos

Kale con salsa de soja y frutos secos

2 ajos

4 hojas de kale

15 gramos de almendras laminadas

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta negra

2 granos de granada

Salsa de soja

Antes que nada hay que lavar bien las hojas de la col, como en todas las recetas que realicemos con la hortaliza. Acto seguido, hay que cocerlas al vapor durante diez minutos y dejarlas en un colador para que se escurran totalmente. Mientras esto ocurre, aprovechamos para pelar los ajos y picarlos, para ir dorándolos en la sartén con un poco de aceite de oliva. Antes de que comiencen a coger color, se añade la col rizada (ya escurrida) y las almendras. Espera unos siete minutos con el fuego medio y añade la cantidad de salsa de soja al gusto, junto a la granada para que aporte un toque dulce al plato.

Kale con pimientosKale con pimientos

Cazuela de pollo con pimientos y kale

4 muslos de pollos

15 gramos de aceite de oliva

2 dientes de ajo

1 pimiento verde

2 hojas de kale

2 ramas de cilantro en grano

Sal

Pimienta negra

En primer lugar hay que salpimentar el pollo, y poner a calentar la cazuela con el aceite de oliva. Posteriormente, agrega el pollo con los ajos (previamente dorados) y mientras se cocina, limpia el pimiento y córtalo en trozos de un dedo de longitud. Trocea las hojas de col verde, previamente lavadas, y añádelas junto a los pimientos a la cazuela con el pollo. Incorpora el cilantro, la sal y la pimienta, mezcla bien los ingredientes y espera 15-20 minutos a fuego medio, para que tu plato este listo para ser servido.

Con estas recetas puedes iniciarte en el mundo del Kale de la manera más sencilla y rápida, y reinventar en tu cocina. Los beneficios que aporta este alimento son múltiples, pero la principal causa de su elección es que se encuentra entre los alimentos más nutritivos del planeta. Contiene algunos de los antioxidantes más poderosos como la quercetina que tiene beneficios para la salud, puede ayudar a reducir la vitamina C y ayuda a reducir el colesterol. Además contiene muchas propiedades que combaten el cáncer como el sulforafano y ayuda a bajar de peso gracias a su baja cantidad de calorías. Es sin lugar a dudas un alimento que deberíamos tener en cuenta a partir de ahora en nuestra rutina diaria, con recetas como las que os proponemos.

Artículos recomendados