Menú
Propiedades y beneficios de la natación
Propiedades y beneficios de la natación
PARA CUERPO Y MENTE

Propiedades y beneficios de la natación

Este deporte además de tonificar los músculos y ayudar a perder grasa, activa una parte del cerebro y contribuye a mejorar nuestra capacidad cerebral.

Verónica Serrano Sevilla

La natación es uno de los deportes más recomendables puesto que mejora todas las capacidades físicas del ser humano, como son la velocidad, la resistencia, la fuerza e incluso la flexibilidad. Esta actividad ejercita la totalidad del cuerpo, utilizando la mayoría de sus músculos y colaborando en el mantenimiento de órganos vitales como son el corazón y los pulmones. Tales son las ventajas de este deporte que los expertos coinciden en que nadar varias veces por semana ayuda a potenciar el estado físico.

Propiedades de la natación

Una vez que nos sumergimos en el agua el cuerpo queda suspendido por la presión y la falta de gravedad. En ese momento el esqueleto deja de mantenerse para pasar a flotar y este hecho hace que los músculos se relajen inmediatamente. Lo cierto es que la natación tiene propiedades antiestrés a todos los niveles, tanto musculares como mentales y es que concentrarnos en la respiración durante el ejercicio ayuda a dejar de pensar en otros asuntos que nos puedan rondar. Además se trata de un deporte que permite practicar muchos estilos de nado, siendo algunos más tranquilos que otros que resultan más costosos de realizar.

La natación tiene propiedades antiestrés a todos los nivelesLa natación tiene propiedades antiestrés a todos los niveles

Por este motivo la natación es una actividad excelente que no solo ayuda a adelgazar sino que también tonifica los músculos, haciéndoles más fuertes y alargados debido a la lucha con el agua y al estiramiento constante de los mismos. Asimismo, este deporte amplía las capacidades del corazón y de los pulmones al llevar el ritmo cardíaco a frecuencias más altas y forzar la resistencia del cuerpo. Por lo tanto, no es de extrañar que según los estudios, en 20 minutos de práctica pueden quemarse fácilmente en torno a las 400 kilocalorías.

Beneficios físicos de la natación

  • La natación es una actividad que no produce un alto impacto en los huesos y articulaciones y consecuentemente su práctica no produce un desgaste o tensión en ellos como sucede con otros tipos de deporte. De hecho, proporciona flexibilidad y hace los músculos más elásticos, ocasionando que el cuerpo gane movilidad.
  • Este ejercicio mejora la postura corporal y es que además de corregir el dolor de espalda que puedan producir problemas como las hernias discales o lumbagos, favorece la mejora de la curvatura de la columna vertebral. Cuando nos sumergimos en el agua nuestro cuerpo pierde un 97% de su peso original, así que la espalda no debe soportar la tensión muscular a la que se somete cuando nos encontramos a efectos de la gravedad.
  • Ayuda a mejorar distintas enfermedades, como son las respiratorias como el asma. Esto es debido a que el control de la respiración derivado de los constantes sumergimientos en relación a la resistencia corporal ayudan a ampliar los pulmones. Pero la natación no solo es beneficiosa para las enfermedades respiratorias, sino que también alivia las de tipo cardiovascular, somo son el colesterol o la diabetes. Por lo general, las personas diabéticas tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades relacionadas con el corazón, así que el ejercicio que se realiza durante la natación, además de ayudar a quemar la grasa que se acumula en las paredes de las venas y arterias, contribuye a disminuir los niveles de glucosa en circulación.
  • Este deporte acuático es una de las mejores opciones cardiovasculares destinadas a la pérdida de peso porque se ejercita el cuerpo al completo durante un tiempo prolongado. Es una actividad quemagrasas que viene muy bien para aquellas personas que desean fortalecer los glúteos y el abdomen, así como tonificar los brazos Otra de las ventajas es que permite alternar diferentes ejercicios y distintos ritmos para variar tu rutina y evitar que el cuerpo se acostumbre al mismo entrenamiento. La natación da unos resultados efectivos que además favorecen la tonificación de los músculos, lo que conlleva lucir una mejor figura y tener un aspecto menos flácido.
  • Como cualquier otro deporte, mejora la circulación sanguínea al activar la circulación. Se ha comprobado que esta estimulación favorece que el oxígeno circule por el riego sanguíneo y, consecuentemente, la natación previene las varices y la pesadez de las piernas. Además, la posición horizontal que se adquiere al nadar favorece por defecto la sensación de alivio del cansancio muscular.

Beneficios mentales de la natación

Por si no fuera suficiente con todos los beneficios físicos que genera la natación, también existen otros tantos que ayudan a mejorar el estado de ánimo. Lo cierto es que este deporte puede recordar a las prácticas de meditación en el hecho de que hemos de concentrarnos en los movimientos y especialmente en la respiración. El foco sobre las técnicas para mantener la respiración es el objetivo principal de la meditación para obtener la paz mental y en relación a este aspecto, se puede considerar a este deporte como una forma de liberar nuestra mente.

La técnica de mantener la respiración ayuda a liberar nuestra menteLa técnica de mantener la respiración ayuda a liberar nuestra mente

Asimismo, como ocurre con cualquier otro deporte, nuestro cuerpo libera endorfinas durante su práctica. Estas son las conocidas como las hormonas de la felicidad, cuyo efecto permanece durante horas y ayudan a percibir la vida de manera más positiva tras su liberación. Como consecuencia, se reducen los síntomas del estrés, hecho que consecuentemente repercute en una mejora en estados de ánimos depresivos. Del mismo modo, la natación es capaz de disminuir los niveles de ansiedad, pues ya no solo una dieta equilibrada ayuda a regular la salud mental sino que el papel más importante lo juega una actividad física regular.

Además de estimular el bienestar físico y mental, cabe también comentar que la inmersión hace que la sangre fluya a mayor nivel hacia el cerebro, activándole al recibir más oxígeno. Como consecuencia, nadar ayuda a la regeneración de las neuronas y mejora la capacidad cerebral, así como se ha comprobado que también contribuye a aumentar la concentración. Por estos motivos la natación es un deporte rejuvenecedor en todos los sentidos y no es de extrañar que sea una de las actividades preferidas por los expertos para iniciar terapias de rehabilitación tanto para daños físicos como cerebrales.

Artículos recomendados