Menú
7 pautas básicas para una alimentación saludable
7 pautas básicas para una alimentación saludable
¡NO HAY EXCUSAS!

7 pautas básicas para una alimentación saludable

Comer bien no es tan difícil si se cuenta con la actitud necesaria y se aprende a disfrutar de los alimentos más beneficiosos.

Lara Fernández Díaz

Cada vez son más las personas que son conscientes de la importancia de llevar una alimentación saludable cada día. De hecho, la preocupación por el proceso de elección y cocina de los alimentos es algo que en mayor medida a la gente. Al igual que las dietas, que son seguidas por muchas personas día tras día.

Y es que, una buena alimentación no solo es sinónimo de un buen estado físico sino también de salud. Dicho de otro modo, no es solo importante comer bien y tener hábitos saludables para reducir el peso o mantenerse sino también para que nuestro organismo se encuentre en perfecto estado y se eviten así muchas enfermedades que pueden contraerse a causa de una vida sedentaria y una alimentación muy poco saludable.

Por lo tanto, ya sea por mejorar este proceso de alimentación o para dejar a un lado los malos hábitos, nunca es tarde si las ganas, la constancia y el esfuerzo están presentes. Tan solo será necesario informarse mejor acerca de cómo hacerlo y contar con la ayuda de especialistas en el tema si fuera necesario. Estos últimos ayudarán a la persona en su objetivo y le guiarán y darán las pautas adecuadas para conseguirlo.

No todas las dietas que escuchas son beneficiosas para la saludNo todas las dietas que escuchas son beneficiosas para la salud

En este sentido es importante ser precavido y tener claro que la persona a la que se está pidiendo ayuda es experto en el tema, ya que hoy en día son muchas las personas que inician dietas sin control porque se las han recomendado o lo han leído en cualquier lugar. Sin embargo, no todas las dietas que se ven por ahí son buenas y en el caso de serlo, no recomendables para todo el mundo ya que cada persona es diferente y necesita unas cosas u otras. Por lo tanto, habrá que poner la seguridad por delante de cualquier decisión y a su vez, tener claro que cualquier dieta deberá de incluir todos los grupos nutricionales en mayor o menor medida puesto que estos, a la larga, son necesarios para el organismo.

Además, no hay que dejar de lado el deporte o ejercicio. Es evidente que comer bien es imprescindible pero sin embargo, esta acción se vuelve mucho más efectiva cuando está acompañada de ejercicio. Y es que, aunque no todo el mundo disponga del mismo tiempo en su día a día para hacer deporte, un rato siempre se puede encontrar para moverse y tener una actividad diaria mínima que evite problemas derivados del sedentarismo. Por ejemplo, sobrepeso, retención de líquidos, hinchazón, problemas de musculatura...

¿Cómo llevar una alimentación sana?

Para conseguirlo, tan solo habrá que tener en cuenta algunas de las siguientes indicaciones y consultar a un especialista que de manera personal, determine qué es lo mejor para la persona en cuestión.

Es necesario comer todo tipo de alimentos para tener una alimentación saludableEs necesario comer todo tipo de alimentos para tener una alimentación saludable

  1. Comer todo tipo de alimentos: Todos los grupos nutricionales son fundamentales para cualquier persona. Por lo tanto, si se quiere llevar una alimentación saludable habrá que incluirlos aunque como es lógico, ni en la misma medida ni con la misma frecuencia. Estos dos parámetros variarán en función de la persona y algunos rasgos tales como la edad, el sexo, el físico, los problemas de salud...
  2. Comer frutas y verduras: De manera diaria es imprescindible el consumo de estos dos alimentos. Ayudarán a contar con una mejor salud ya que la persona aprovechará todas las propiedades que ofrecen. Además, existen muchas maneras de cocinarlos y opciones para incluirlos en distintos platos por lo que nunca resultarán monótonos.
  3. No hacer ayunos prolongados: El ayuno no es algo que haya que evitar ya que tiene sus beneficios. Sin embargo, hay que controlar la realización de los mismos y que estos no solo no sean muy frecuentes sino tampoco muy prolongados.
  4. Ingerir cereales: Al igual que ocurre con las frutas y verduras, sus propiedades son fundamentales para el organismo de cualquier persona. Pan, pasta, legumbres...
  5. Controlar el consumo de carne y otros alimentos: Aunque la carne es buena por su aporte proteico, un exceso de la misma puede tener consecuencias negativas para la salud. En mayor medida ocurrirá esto con alimentos grasos o ultraprocesados, salsas, embutidos...
  6. Azúcar y sal: Ambos son importantes para la preparación de comidas pero el exceso de los mismos es muy dañino para la salud. Por este motivo es importante controlar las cantidades.
  7. Beber agua: Es esencial hacerlo diariamente para eliminar toxinas y estar hidratado. Además, en el caso de hacer ejercicio la cantidad de agua ingerida en el día deberá de ser mayor pues con el sudor se pierde mucho líquido.

Otros consejos a tener en cuenta

Además de las pautas que se han explicado anteriormente, es necesario tener en cuenta otros aspectos que sin duda contribuirán a formar el estilo de vida saludable deseado.

Hay que tener paciencia durante el procesoHay que tener paciencia durante el proceso

No obstante, hay que tener en cuenta que todo esto forma parte de un proceso que deberá de irse consiguiendo poco a poco, con constancia y sacrificio. Es evidente que de la noche a la mañana no se notarán los resultados y probablemente, sea difícil cambiar radicalmente todos los aspectos comentados. Sin embargo, inculcando de manera progresiva los buenos hábitos se podrá llegar hasta donde se desee.

  • Hacer deporte: Tal y como se ha dicho anteriormente, esto es algo clave en el proceso de construir una vida sana. De hecho, los resultados serán más eficaces si la buena alimentación se combina con la actividad física.
  • Crear hábitos: Es importante acostumbrarse a comer bien y para ello, será recomendable crear rutinas o hábitos que hagan que la persona tenga un cierto control sobre los horarios, las comidas y las cantidades. Esto ayudará más a seguir el plan establecido y no dejarlo de lado a la primera de cambio.
  • No excederse: No hay que comer mucho de algo sino menos de todo. En definitiva, los excesos no son positivos en ninguno de los casos. Habrá que controlar la dieta y ver que no solo está equilibrada sino que aporta todo lo necesario para el buen funcionamiento del organismo.
  • Comida casera: Es evidente que los alimentos caseros son una buena apuesta. Esto no quiere decir que comer fuera de casa implique comer mal, ya que hoy en día se puede comer sano en muchos lugares. Sin embargo, el poder controlar el proceso de preparación de los alimentos va a ser garantía de que están cocinados de la forma más sana posible.
  • Realizar cinco comidas diarias: Según los expertos, esto es lo más recomendable para evitar picar entre horas o tener un cierto descontrol en los tiempos de comidas.

Artículos recomendados