Menú
¿Cuánto engordan las patatas?
¿Cuánto engordan las patatas?
ALIMENTO ESTRELLA

¿Cuánto engordan las patatas?

Este es uno de los ingredientes que más se utilizan en cocina, pero conoces sus valores nutricionales. Un alimento que aporta muchos beneficios siempre y cuando se prepare de la forma correcta.

Lucía Mejuto del Villar

La patata es uno de los ingredientes más utilizados en todo el mundo. Y es que su consumo no sólo aporta una gran cantidad de beneficios al organismo, sino que es un producto tan versátil que se puede encontrar cocinados de muchas formas. Ya sean cocidas, asadas en el horno, en forma de puré o bien fritas -sin duda las que más gustan-, las patatas forman parte imprescindible de la dieta del ser humano desde que empezaron a cultivarse en los países de Latinoamérica entre los años 8.000 y 5.000 a.C. Finalmente, la existencia de este tubérculo llegó a los oídos de los Europeos, que rápidamente quisieron hacerse con grandes cargamentos de papas -el nombre con el que se las conoce en su tierra natal- , principalmente a través de los conquistadores españoles.

Las patatas son uno de los alimentos más utilizados en la cocina de todo el mundoLas patatas son uno de los alimentos más utilizados en la cocina de todo el mundo

En el caso concreto de España, se empezaron cultivando 29 variedades distintas de patata en las Islas Canarias a partir del siglo XVI. Sin embargo, antes de destinarse al consumo, la patata comenzó cultivándose como una flor exótica. Y es que en un primer momento, el consumo de la papa solía producir dolores y molestias de estómago que podía llegar incluso a envenenamientos y que provocaron que surgiera un malestar general en torno a la patata. El problema era que se comían los frutos de la propia planta y no su raíz. Finalmente, en el siglo XIX surgió la edad de oro de la papa en el continente europeo, alimento que sirvió para sortear los años de hambruna que se cernieron sobre el continente en los años posteriores.

¿Cuánto engorda la patata?

A pesar de ser un alimento contundente, lo cierto es que la patata no contiene tantas calorías como podría pensarse. De hecho, es muy común que se aconseje su consumo en aquellas personas que están siguiendo una dieta para intentar bajar de peso o quienes deciden llevar un tipo de alimentación sano y equilibrado. Concretamente, la patata tiene aproximadamente 80 calorías cada 100 gramos, aunque todo depende de la forma en la que se cocine. Por ejemplo, en el caso de que se consuma frita, la patata puede aumentar su aporte calórico en 450 calorías cada 100 gramos. Muchos expertos indican que la forma más saludable de consumirla y que menos engorda es cocida al vapor y sin quitar la piel.

La patata agria es la típica que se rellenaLa patata agria es la típica que se rellena

En cuanto al resto de valores nutricionales de las patatas, estas destacan por su alto contenido de agua (un 75%), siendo además una gran fuente de fibra en forma de celulosa, de potasio y de flúor. Su contenido en hidratos de carbono también es destacable, siendo éste de entre un 16% y un 20% y entre los que destaca el almidón. Eso sí, su contenido en grasa es prácticamente inexistente, siendo también baja en sodio. Convirtiéndose así en el producto perfecto para aquellas personas que está intentando adelgazar o con problemas cardiovasculares, especialmente en el caso de la hipertensión.

Por lo tanto, la patata no es un ingrediente que engorda, sino todo lo contrario. Aunque, como ocurre con la mayoría de los alimentos, todo depende de la forma en la que se cocine. Cocida como guarnición junto al pescado o en forma de ensalada es una de las formas más saludables que consumirla. Sin embargo, hay muchas variedades de patata y siempre hay que elegir aquella que mejor se adapte a la preparación. Por ejemplo, en el caso de las patatas fritas, la variedad más indicada es la especie monalisa, ya que absorbe menos aceite y tendrá menos calorías.

Tipos de patata más comunes

Alrededor de todo el mundo se puede encontrar decenas de variedades, cada una con sus propias características y beneficios para el organismo. Algunas de ellas son:

La patata roja tiene una textura más harinosa que el restoLa patata roja tiene una textura más harinosa que el resto
  • Patata kennebec: es una de las más conocidas y sirve prácticamente para cualquier tipo de preparación. Su contenido en almidón es bastante alto aunque aporta menos calorías y fenoles.
  • Patata agria: es la más indicada para cocer, para hervir o para freír. Presenta contenido en fécula y agua muy equilibrado y su nivel de azúcares es menor.
  • Patata roja: su textura es bastante harinosa y por eso suele utilizarse para preparar guisos. Su contenido en azúcar y almidón es bastante bajo, mientras que aporta mucha energía por su cantidad de carbohidratos.
  • Patata monalisa: también es una variedad que se presta a casi cualquier tipo de preparación. Contiene menos niveles de potasio y un mayor aporte de vitamina C.
  • Patata violeta: su piel fibrosa y su carne con un intenso sabor convierten a esta variedad en la idónea para ensaladas vistosas o para freír. Entre sus beneficios se encuentran sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, siendo la más indicada para personas con colesterol alto y otras afecciones del sistema cardiovascular.
  • Patata spunta: principalmente utilizada para cocerla, teniendo un aporte bastante elevado de vitaminas B y C y de potasio.

Propiedades y beneficios de la patata

Como has podido comprobar, la patata es un producto que aporta muchos beneficios al cuerpo cuando se consume. Eso sí, como ocurre con todos los alimentos no hay que abusar de ella, ya que un exceso podría tener resultados diferentes a los que se buscan. Algunas de las propiedades de las papas son:

Todos los tipos de patatas tienen las mismas propiedades y beneficiosTodos los tipos de patatas tienen las mismas propiedades y beneficios
  • Antioxidantes: algunos de los elementos que contienen ayuda a prevenir y retrasar la oxidación de las moléculas del cuerpo. Esto ocurre, por ejemplo, con los fenoles que también contienen otros alimentos como el brécol o la espinaca.
  • Fuente de fibra: lo que ayuda a regular y mejorar el tránsito intestinal en aquellas personas que sufren episodios de estreñimiento.
  • Sensación saciante: su alto contenido en carbohidratos hace que sea uno de los alimentos más saciantes que se pueden encontrar. Esto beneficia en el hecho de que mantiene durante más tiempo la sensación de tener lleno el estómago y evita el picar entre horas, algo que es muy desaconsejado cuando se busca bajar de peso.
  • Eficaces contra la gastritis: cuando el estómago está inflamado debido a una úlcera o a una infección, la patata cocida, al vapor o asadas son muy recomendables.
  • Control de los niveles de azúcar en sangre: en el caso de las patatas cocidas que se han dejado enfriar, pues ayudan a disminuir la concentración de colesterol y triglicéridos.
  • Fortalecimiento del sistema inmunitario: debido a su contenido en sustancias como la quercitina, la carotenoides o de ácido clorogénico o ácidos cafeicos.

Artículos recomendados