Menú
¿Qué es el kickboxing y para qué sirve?
¿Qué es el kickboxing y para qué sirve?
PAUTAS BÁSICAS

¿Qué es el kickboxing y para qué sirve?

El kickboxing es un deporte muy completo con el que no solo entrenas tu cuerpo, puesto que tu mente también saldrá beneficiada si lo practicas.

Verónica Serrano Sevilla

Practicar algún tipo de deporte es fundamental para llevar una vida sana y mantenernos en las mejores condiciones. Ir al gimnasio es una de las mejores opciones para los más perezosos que, si no pagaran, probablemente no realizarían ningún ejercicio. Y aunque no todo el mundo puede seguir ciertas actividades o rutinas de entrenamiento, existen numerosos deportes que, además de permitirte estar en forma, tienen muchas ventajas para aquel que lo practica. El kickboxing es uno de los mejores ejemplos y, a continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este deporte.

En qué consiste el kickboxing

El kickboxing es un deporte de combate que combina técnicas de patadas de las artes marciales como el kárate junto con los golpes de puño del boxeo. Sus orígenes se remontan a finales de los años 60 del pasado siglo en Japón y se trata de una actividad de contacto que ejercita las capacidades de fuerza y resistencia en la persona que lo practica, conformando, principalmente, un tipo de ejercicio aeróbico.

Desde los inicios del kickboxing, este ha ido evolucionando y transformándose hasta lo que es en la actualidad: un programa de acondicionamiento físico muy recomendado para todas aquellas personas que deseen tonificar su cuerpo a la vez que bajar algunos kilos. Es por eso que este deporte está teniendo muy buena acogida entre muchas mujeres. De hecho, no son pocas las famosas que se han animado a practicar el kickboxing, y es que Lindsay Lohan, Naomi Campbell o Katie Holmes son solo algunas de las celebridades que ya han caído en las redes de esta actividad.

Mujer practicando kickboxingMujer practicando kickboxing

Para practicar kickboxing, se suele comenzar trotando para calentar junto con la realización de varios ejercicios aeróbicos que hagan subir las pulsaciones. Después comenzaría la sesión propiamente dicha, la cual se compone sobre todo de golpes de puño y de piernas junto con técnicas de bloqueo. Y aunque todo depende del instructor, para acabar se puede usar el saco de boxeo para hacer trabajar los músculos, o también se puede hacer mediante abdominales y flexiones de brazos y piernas.

Un punto muy a favor de este deporte por si estás pensando en iniciarte es que no conlleva un largo periodo de aprendizaje. De hecho, los expertos consideran que practicando el kickboxing en sesiones de una hora durante dos días por semana notarás muy pronto unos buenos resultados. Además, es conveniente destacar el hecho de que las mujeres embarazadas también pueden entrenarse a través de este deporte gracias a rutinas preparadas específicamente para estos casos, pues les ayuda muy positivamente a mantener en buen estado su sistema inmunológico.

Beneficios de practicar el kickboxing

Realizar cualquier actividad deportiva es siempre un punto muy positivo para la salud. Con el kickboxing, no solo notarás cambios en tu bienestar físico, sino que mentalmente también te sentirás mejor. A continuación, recogemos solo algunos de los abundantes beneficios de los que podrás disfrutar si decides practicar el kickboxing:

Es un gran antiestresanteEs un gran antiestresante
  • A la vez que defines y tonificas todos tus músculos, quemas altas cantidades de calorías. Esto ocurre porque el trabajo aeróbico es elevado, pero también es una disciplina muy exigente y que precisa de un alto rendimiento si se quiere realizar correctamente.
  • Potenciarás tus niveles de fuerza y resistencia considerablemente, ya que el kickboxing es un deporte muy completo que mejorará tu rendimiento cardiovascular y respiratorio.
  • Aprenderás nuevos ejercicios y movimientos que te permitirán perfeccionar tus capacidades de coordinación y de respuesta ante el movimiento de un rival. De hecho, la autodefensa es una de las grandes virtudes que adquirirás con este deporte.
  • El kickboxing es un gran aliado contra el estrés. Los deportes en los que se derrocha mayor adrenalina son aquellos en los que queda una mayor sensación de calma tras finalizar. Por ello, el kickboxing te ayudará a afrontar mejor los problemas rutinarios y elevará tu autoestima, puesto que el aprendizaje de los movimientos te aportará seguridad y confianza.
  • Este deporte mejora la concentración y los reflejos de quien lo practica, puesto que es necesario estar siempre pendiente del adversario y de sus movimientos para responder a tiempo. La atención que depositamos contribuye enormemente a la evasión y a la desconexión mental. Así, los beneficios no son solo a nivel físico, sino también psíquico.

Rutina de kickboxing

Si después de todos estos datos, crees que el kickboxing y tú podéis empezar a tener una primera toma de contacto, en las siguientes líneas te proponemos una rutina sencilla en cuatro pasos distintos para que trabajes todo como en una sesión monitorizada. En primer lugar, puedes comenzar con los golpes de patada hacia el frente y hacia los lados, alternando una y otra pierna. Para evitar lesiones o posibles dolores, no lances las patadas a gran altura, sino que debes mantener la pierna no muy alejada del suelo.

Favorece una buena concentraciónFavorece una buena concentración

Después, prueba con los golpes de puño. También de pie, cierra y empuña tus manos para lanzar golpes al frente, alternando las dos manos. Si te ves capaz, puedes introducir giros, pequeños saltos, avances y retrocesos, para ir aumentando el grado de dificultad y, a la vez, ir perfeccionando los distintos movimientos e ir entrenando tus habilidades de coordinación y concentración.

Seguidamente, puedes continuar con los movimientos de evasión. Para ello, sitúate frente a un espejo e imagina que delante tienes a tu adversario a punto de atacar. Manteniendo las manos en puño, haz movimientos esquivos y giros, agáchate, salta, y lanza patadas y puñetazos como si te estuvieras defendiendo y protegiendo. Y para seguir potenciando tu destreza con el kickboxing y la resistencia, es muy recomendable que saltes con una cuerda. Al igual que ocurre con otros deportes como el boxeo, puedes ejercitarte por intervalos de tiempo, alternando un minuto de saltos ligeros con la cuerda, con otros tres de descanso.

Como ves, el kickboxing es un deporte muy completo que no solo te va a ayudar a alcanzar tus objetivos de peso, sino que también te aportará múltiples beneficios en cuanto al rendimiento e, incluso, a tu autoestima y otros aspectos psicológicos. Si estás pensando en empezar a practicar una nueva actividad dinámica, potente y enérgica, entonces el kickboxing puede ser tu mejor opción.

Artículos recomendados