Menú
Alimentos prohibidos para una ensalada fit
Alimentos prohibidos para una ensalada fit
SANISIMO

Alimentos prohibidos para una ensalada fit

El hecho de que llamemos ensalada a cualquier cosa no implica que todo lo que nos comemos sea saludable o recomendable para considerar que es fit.

Victoria González San Martín

El hecho de que un plato se llame ensalada parece significar que se trata de una opción saludable y baja en calorías, nada más lejos de la realidad. En muchas ocasiones las ensaladas incluyen ingredientes que no ayudan a cuidar la línea por su alto contenido en calorías o grasas saturadas. En líneas generales una ensalada es un plato frío con hortalizas cortadas y mezcladas, aderezadas por una vinagreta y tomada como primer plato o como complemento. Más allá de esta definición, las opciones son casi infinitas y cada vez existen más variedades de este plato fácil de comer y al gusto de cualquiera.

Una ensalada será fit sana dependiendo de los alimentos que le echesUna ensalada será fit sana dependiendo de los alimentos que le eches

En España la ensalada más habitual es la de lechuga, tomate y cebolla, a la que se puede añadir atún, maíz, zanahoria, huevo duro, espárragos... Esto es la idea tradicional de ensalada, pero hoy en día se suele añadir cualquier tipo de ingrediente, desde frutos secos hasta legumbres o frutas, la versatilidad de esta tipología de cocina es muy amplia. No obstante, si bien la receta básica y tradicional de tomate y lechuga suele rondar las 260 calorías, el añadir ciertos ingredientes puede hacer que lleguen a tener de 700 hasta 1.000 calorías, como la famosa ensalada césar.

Alimentos que no deberían estar en una ensalada fit

Es difícil parar de añadir ingredientes si se hace una ensalada como plato único, normalmente se tiende a empezar por los ingredientes básicos como la lechuga y la cebolla y derivar en complementos a veces innecesarios como encurtidos, embutidos, fritos o hidratos. Esto, sumado a la salsa que sustituya a la clásica vinagreta, termina convirtiendo una ensalada light y saludable en una bomba calórica. Lee a continuación los alimentos prohibidos en una ensalada fit para no caer en esto:

Se desaconseja totalmente el uso de salsas en las ensaladasSe desaconseja totalmente el uso de salsas en las ensaladas
  • Salsas: Las salsas hacen cualquier ensalada más apetecible para aquellos que no disfrutan de la verdura cruda, pero realmente pueden arruinar un plato bajo en calorías. Después de colocar las verduras y hortalizas, evita caer en la tentación de bañarlas en una salsa que en muchas ocasiones suele ser comprada, por lo que contienen aditivos y azúcares que las hacen poco saludables. La mejor opción es aderezar las hojas con vinagre, aceite y sal, la mayonesa u otras como la césar tienen grasas saturadas que sumarán muchas calorías a tu plato. Pero además del aliño típico, otras opciones saludables y bajas en calorías son: exprimir medio limón para un toque cítrico o un chorro de vinagre de módena, que además de sabor aportará textura cremosa tipo salsa.
  • Queso: Al igual que las salsas, el queso también enmascara el sabor de las hortalizas y puede hacer más atractiva una simple ensalada. No obstante, hay que aprender a diferenciar entre aquellos que tienen menos calorías de los que tienen más. En caso de querer añadir queso como ingrediente, lo mejor es optar por las modalidades light o descremado, del tipo ricotta. El queso feta es una buena opción, ya que tiene una media de 39,6 calorías por cada 15 gramos. Por tanto, la opción no tiene por qué ser eliminar el queso de la ensalada, ya que los lácteos son fundamentales para nuestro organismo, sino optar por aquellos con mejores propiedades nutricionales.
  • Pan: Se trata de un alimento saludable y muy natural, no obstante es mejor evitarlo en las ensaladas por la forma en la que se suele presentar. Normalmente, la forma de añadir pan a la ensalada es en forma de cuadrados fritos, esto no aporta nutrientes de calidad sino todo lo contrario, se convierte en una fuente innecesaria de hidratos y grasas del aceite. Si el pan no se ha pasado por la freidora o la sartén, hará un efecto esponja a la hora de aliñar la ensalada y seguirá siendo un aporte calórico innecesario al no añadir demasiado sabor al plato. En cualquier caso, es mejor optar por una rebanada de pan aparte para empujar la ensalada, si es integral mejor.
  • El queso que se le debe echar a las ensaladas es el fresco El queso que se le debe echar a las ensaladas es el fresco

  • Pollo frito: Desde que se popularizó la ensalada césar, el pollo frito ha pasado a ser un ingrediente clave en muchas ensaladas. Resulta una opción atractiva para completar y preparar un plato único, no obstante una vez más la forma de presentarlo también determinará el aporte calórico. El pollo rebozado y frito en una ensalada no aporta nada saludable, no es otra cosa que una bomba calórica. Sin embargo, si nuestro propósito es incluir proteínas podemos sustituirlo por pollo a la plancha o pavo cortado, que al final no dejan de ser carnes magras necesarias para nuestro organismo.

Consejos para preparar ensaladas fit

Estos ingredientes deberán evitarse a la hora de preparar una ensalada, no obstante todo depende de la composición del producto y de la forma de presentarlo. El atún, por ejemplo, resulta saludable y beneficioso para la salud, pero el aceite en escabeche del enlatado deberá evitarse para no añadir calorías y grasas saturadas, lo mismo sucede con las aceitunas o con el maíz. Si deseas crear ensaladas variadas pero saludables, haz caso a los siguientes consejos:

Existen mil y una posibilidades cuando haces una ensaladaExisten mil y una posibilidades cuando haces una ensalada
  • Utiliza una base abundante de vegetales ricos en nutrientes como fibra, minerales o vitaminas, que aportarán numerosos beneficios al organismo. La opción más recurrente es la lechuga pero otras hojas como las espinacas, la rúcula o los canónigos darán mayor sabor y originalidad.
  • Si tu ensalada va a ser plato único, compleméntala con proteínas, como carnes magras o atún. A ser posible en su modalidad más básica, es decir, cocinados al vapor, cocidos o en crudo, como el salmón marinado.
  • Si te decides a incluir quesos, procura que sean light, los quesos frescos suelen ser los que menos calorías tienen.
  • Agregar cereales y legumbres en cantidades moderadas, completará tu ensalada sin perder el control sobre las calorías aportadas. Las ensaladas pueden ser la ocasión perfecta para ingerir las legumbres diarias recomendadas sin caer en platos pesados y calóricos, una ensalada fría de lentejas o garbanzos resulta saludable y divertida.
  • Incorpora frutos secos y semillas que, en pequeñas cantidades, ayudan a adelgazar y añaden un toque especial a tus ensaladas. Una opción ideal es la chia, una semilla que no altera el sabor del resto de ingredientes pero cuenta con múltiples beneficios: antioxidante, fuente de omega 3, regulador de grasas, etc.

La lechuga debe ser la base principal de tus ensaladasLa lechuga debe ser la base principal de tus ensaladas

Resumiendo lo anterior, es importante diferenciar entre una ensalada fit y una bomba calórica. En caso de preparar el plato en casa, es importante a mirar los componentes de cada ingrediente, evitando los precocinados y los que contienen un alto contenido en azúcar. Mientras que si la ensalada se toma en un restaurante, lo mejor será elegir las opciones sencillas que no contengan los alimentos prohibidos.

Artículos recomendados